Windows 7 morirá en 99 días, pero esta versión de Windows 10 lo hará en un mes

Ninguna versión de Windows tiene soporte indefinido. Desde el lanzamiento de cualquier versión del sistema operativo se sabe que esta tendrá un soporte estándar, durante el cual se corregirán todo tipo de fallos y se añadirán mejoras al sistema operativo, y un soporte extendido donde solo se dará soporte para parches de seguridad. Cuando instalamos una versión de Windows seguro que el final de soporte de la misma está muy lejos. Sin embargo, cuando queremos darnos cuenta nos encontramos con que en unos pocos días nuestro Windows dejará de actualizarse. Y eso es muy peligroso si estamos conectados a Internet.

Hace unos años ya pasó con Windows XP. El sistema operativo favorito de muchos usuarios que estuvo en funcionamiento durante 12 años dejó de tener soporte el pasado 8 de abril de 2014. Llegada dicha fecha, millones de usuarios seguían utilizando este sistema operativo en su día a día. Usuarios que quedaban expuestos ante la mínima vulnerabilidad que pudiera aparecer en el sistema.

Aunque a día de hoy todavía hay usuarios que siguen utilizando Windows XP, aunque la verdad es que el número de ellos es muy pequeño. Lo que sí es preocupante es el número de usuarios que aún utiliza Windows 7 y Windows 10 April 2018 Update, dos populares versiones del sistema operativo que dejarán de tener soporte muy pronto.

Los usuarios de Windows 7 dejarán de recibir todo tipo de soporte y actualizaciones en 99 días

Windows 7 ha sido uno de los mejores sistemas operativos de Microsoft, y después de ver el fracaso de Windows 8 y los problemas de Windows 10, muchos usuarios decidieron quedarse en él en lugar de actualizar.

A día de hoy Windows 7 es totalmente funcional y, a pesar de sus años, nos permite trabajar en el día a día sin problema. Sin embargo, ya le ha llegado la hora a este sistema operativo, y por ello en enero de 2020 su soporte llega a su fin.

Windows 7 Fondo

En tan solo 99 días, los usuarios de este sistema operativo dejarán de recibir actualizaciones y parches de todo tipo. En el momento que aparezca un fallo de seguridad (que aparecerá, igual que aparecieron en Windows XP) los usuarios quedarán expuestos y no recibirán ninguna actualización para protegerse.

Si no queremos tener problemas debemos pensar en dar el salto cuanto antes a una versión más moderna de Windows, ya sea Windows 8.1 o Windows 10. Podemos actualizar a ambas versiones sin perder nuestros datos y, además, nos permitirán seguir utilizando nuestro PC de forma segura.

Los usuarios de Windows 10 versión 1803 quedarán abandonados el próximo mes

Los usuarios de Windows 7 no son los únicos que deberían estar preocupados por el final de soporte de sus sistemas operativos. Las versiones de Windows 10 tienen un soporte de 18 meses, periodo durante el cual reciben parches de mantenimiento y seguridad. Como cada 6 meses salen nuevas versiones, en un principio no hay problema de quedarse sin soporte.

Windows 10 April 2018 Update, versión 1803 del sistema operativo, ha sido una de las versiones favoritas de los usuarios. Tanto que, a pesar de haber 3 versiones por delante de ella (contando la versión 1910 que saldrá en breve), aún hay quienes se niegan a actualizar.

Acerca de Windows 10 April 2018 Update

El próximo mes de noviembre, esta versión del sistema operativo dejará de recibir soporte y actualizaciones de seguridad. Todos los usuarios que aún estén utilizando esta versión del sistema operativo deben pensar en actualizar cuanto antes si quieren no tener problemas.

Recomendamos a los usuarios dar el salto a Windows 10 May 2019 Update, una de las versiones más estables de este sistema operativo, e incluso esperar unos días más y saltar directamente a Windows 10 19H2, la nueva actualización que llegará con otros 18 meses de soporte para todos los usuarios.

De momento no sabemos nada de Windows 10 19H2, la versión 1909 del sistema operativo

Aunque la esperábamos la semana pasada, parece que Microsoft aún no está listo para lanzar Windows 10 19H2, la nueva versión del sistema operativo que llegará como una actualización menor.

Si todo va bien, esta nueva versión del sistema operativo debería llegar a lo largo de esta semana o, como muy tarde, la semana que viene. Aunque se trata de una actualización menor, Microsoft quiere asegurarse de que todo va bien y evitar así posibles problemas que puedan perjudicar a los usuarios.