Estos son los peores Windows que lanzó Microsoft, ¿falta alguno?

Para aquellos que no lo sepáis, un producto software de la importancia de Windows, lleva más de tres décadas entre nosotros de la mano de Microsoft. Eso sí, hay que admitir que a pesar de los muchos éxitos cosechados por la firma, también ha habido algunos claros fracasos. De hecho en estas mismas líneas o hablaremos de alguna de las peores versiones de Windows a lo largo de los años.

En estos momentos la mayoría de los usuarios se decantan por el uso de Windows 10, pero hasta llegar aquí, ha sido largo el camino. Hemos pasado por versiones de Windows que aún hoy se echan de menos como Windows XP o Windows 7, pero otras realmente malas. Es posible que algunos de los más veteranos del lugar recuerden la mayoría de ellas, o todas.

De hecho es posible que muchos hayan experimentado la lucha que supone lidiar con sus errores y fallos de todo tipo. Para catalogar los peores Windows se pueden tener en cuenta apartados tales como el odio que generó, lo mal que se vendió, lo malas que fueron sus críticas, su poca vida, etc. Cierto es que en este sentido hay opiniones para todos los gustos, por lo que esta lista no será del gusto de todo el mundo, pero posiblemente sí que sea la más generalizada.

Así, a continuación os vamos a hablar de las que se podrían considerar como los peores Windows que nos ha dado Microsoft a lo largo de los años. Todo ello hasta llegar al actual Windows 10, sistema en el hoy día Microsoft tiene puestos buena parte de sus esfuerzos para que cada vez sea mejor.

Windows 1.0

Este Windows vio la luz por primera vez allá por 1985 y se puede decir que tuvo una gran importancia por ser la primera versión de Windows. Pero claro, comparado con lo que vimos después, esta fue un poco desastre. Una de las razones es que Windows 1.0 sobrepasó los límites de las capacidades de un PC habitual en aquella época. No hacía más que consumir memoria y hacía que fuese demasiado lento. De ahí precisamente es de donde surgieron todas las críticas que este mito del software recibió con el paso del tiempo.

Primera versión de Windows XP

Ya hemos comentado antes que Windows XP fue una de las mejores versiones de todos los tiempos y muy recodada. Pero en un principio no fue así, al menos hasta la llegada de del Service Pack 2 de XP en 2004. Hasta ese momento el sistema operativo fue un auténtico desastre con multitud de problemas con los controladores y grandes agujeros de seguridad.

Windows XP 2021 Edition - inicio

Igualmente hubo problemas con el nuevo sistema de activación del sistema, todo ello con el fin  de evitar la piratería. Así, si se hacían cambios significativos en el hardware del ordenador, Windows XP requería una reactivación, lo que causaba muchos dolores de cabeza. Por suerte Microsoft siguió perfeccionando XP durante muchos años.

Windows RT

En el año 2012 la firma de Redmond tuvo la idea de lanzar Windows RT, una versión de Windows basada en ARM que se ejecutaría en máquinas más ligeras y eficientes. Eso sí, esto tenía un problema, y es que no podía ejecutar millones de aplicaciones de Windows diseñadas para la arquitectura x86 del Windows tradicional. Por tanto los programas de terceros estaban prohibidos incluso si se recompilaban para ARM. Por tanto, entre otras razones, RT fue un auténtico fracaso.

Windows 8

En su momento este fue uno de los mayores proyectos de los de Redmond, algo que dio a conocer en el año 2012. Windows 8 supuso fue un movimiento comercial muy arriesgado en forma de un sistema operativo que pudiera funcionar tanto con pantallas táctiles como las habituales. El problema de todo ello vino porque su base de clientes principales, los usuarios de PC de escritorio, vieron comprometida su productividad.

La principal de ello fue la nueva interfaz que daba prioridad a las pantallas táctiles, la llamada Metro. Era una gran interfaz especialmente indicada para tabletas, pero no para los ordenadores de sobremesa. Cuando llegabas al escritorio no había menú de Inicio, y había molestas esquinas para interactuar con este elemento. En definitiva, Windows 8 fue una apuesta que no dio el resultado esperado.

Windows Vista

Este es considerado como uno de los fracasos más grandes de la historia Windows. Y es que tras el gran éxito de Windows XP, Windows Vista fue todo lo contrario. El nuevo sistema operativo se presentaba en seis confusas ediciones que la mayoría nunca llegó a entender del todo. Además una de las principales quejas sobre Vista fue que funcionaba con mucha lentitud en máquinas que iban bien con XP. Esto se debía a que consumía mucha RAM.

Cómo buscar programas desde el menú inicio en Windows Vista

Buena parte de la culpa la tenía su llamativa interfaz de usuarios Aero y los gadgets que se ejecutaban constantemente. Al mismo tiempo aparecía molestos avisos del Control de Cuentas de Usuario y otros elementos que no gustaron a casi nadie. Todo ello dio paso al querido Windows 7 que solucionó los problemas de Vista y fue mucho más allá.

Windows ME

Para aquellos que no lo sepáis, la intención de Microsoft fue que Windows 98 fuese el último sistema operativo basado en el núcleo heredado de MS-DOS. Pero la empresa se dio cuenta de que no tenía tiempo para terminar un Windows basado en NT para los consumidores. El resultado fue Windows Me. Uno de los muchos problemas de esta versión era que se bloqueaba mucho, demasiado. De hecho nunca nadie ha explicado exactamente la razón por la cual Windows ME era más inestable que el ya de por sí inestable Windows 98.

Una de las sospechas fueron las prisas y las pocas pruebas que se llevaron a cabo con este sistema. Además los programas que se ejecutaban en Me tendían a producir muchas fugas de memoria, lo que provocaba fallos. Por otro lado Me eliminó el modo MS-DOS real, que era necesario para que algunos programas heredados funcionaran, sobre todo juegos.

¿Crees que nos hemos olvidado alguno de los peores Windows en esta lista, o que no debería estar aquí?