¿Aún usas Windows 7 o 8.1? No podrás usar tu nueva gráfica NVIDIA

Los drivers son esenciales para que nuestro sistema operativo pueda detectar y usar sin problemas los componentes de hardware del PC. Cuando compramos una pieza nueva de hardware se espera que la usemos con otras piezas de generación similar, y con un sistema operativo moderno y actualizado, ya sea Windows o Linux. De todas formas, los fabricantes suelen lanzar versiones de sus drivers también para versiones antiguas de los sistemas operativos de manera que los usuarios reacios a actualizar puedan usarlas. Sin embargo, si estamos pensando en comprar una NVIDIA nueva, y somos de esos usuarios que no queremos actualizar, probablemente debamos pensarlo dos veces.

El viernes pasado, NVIDIA lanzó una nueva versión de sus drivers para todos los usuarios. Esta nueva versión se centraba en mejorar el soporte con los juegos más recientes y, además, corregir algunos errores críticos que desencadenaban en pantallazos azules. Sin embargo, esto no es lo único que nos hemos encontrado en esta nueva versión de los drivers, y es que NVIDIA ha decidido cambiar los requisitos de sus drivers.

GeForce Experience W10

Adiós a usar NVIDIA en Windows 7 / Windows 8.1

El mayor fabricante de hardware publicó la semana pasada un nuevo boletín de soporte en el que indicaba que solo iba a lanzar nuevas funciones, solución de errores o mejoras de rendimiento en los drivers Game Ready en Windows 10.

Esto significa que, si tenemos en nuestro PC una gráfica NVIDIA, da igual que sea de última generación o antigua, y somos de los que aún usamos Windows 7 o Windows 8.1, pronto dejaremos de recibir nuevas versiones de los drivers con mejoras o correcciones de errores. Concretamente, la última versión de los drivers Game Ready que se lanzará para estos sistemas antiguos verá la luz del día el 31 de agosto de este mismo año. A partir del 1 de septiembre, estos sistemas dejarán de recibir nuevas versiones.

Eso sí, NVIDIA ha aclarado que no abandonará (de momento) a estos usuarios. Hasta septiembre de 2024, Windows 7 y 8.1 seguirán recibiendo actualizaciones críticas de seguridad. Lo que no recibirán serán mejoras, correcciones de seguridad o soporte para los últimos juegos en llegar al mercado.

La mayoría de los jugadores ya usa Windows 10

Si usas el ordenador para jugar, no tienes que preocuparte. Según los datos de Steam, el 75% de los jugadores de su plataforma utiliza gráficas NVIDIA, y el 92% del total utiliza ya un sistema como Windows 10. Esta última versión del sistema operativo de Microsoft es un sistema especialmente creado para jugar, y ofrece mucho mayor rendimiento, y mejor compatibilidad, que Windows 7 y 8.1 al ejecutar, sobre todo, juegos nuevos.

El final de soporte de los drivers de NVIDIA para estos dos sistemas operativos antiguos no implica que no vayamos a poder usar el PC. Lo que significa es que los juegos nuevos (suponiendo que no requieran Windows 10 para ejecutarse) funcionarán algo peor, y pueden no dar todo el rendimiento que deberían al no estar optimizados para ello. Además, las futuras tarjetas gráficas que lleguen al mercado a partir de septiembre ya no se podrán usar en estos sistemas operativos, ya que, definitivamente, no habrá drivers para ellas.

Si aún sigues sin querer actualizar a Windows 10, puedes pensar en comprar una tarjeta gráfica AMD Radeon. Eso sí, seguro que muy pronto igualmente deja de dar soporte a estos sistemas operativos.

Fuente > NVIDIA

¡Sé el primero en comentar!