Así es el nuevo modo anti-robo que llegará a Windows 10

Poco a poco vamos descubriendo funciones y características del nuevo Windows 10X. Este sistema operativo fue anunciado por Microsoft en 2019 y, en primavera de 2021 verá, al fin, la luz del día. La verdad es que Microsoft ha mantenido muy en secreto todas las novedades que giran en torno a este SO. Sin embargo, gracias a las builds que se han filtrado recientemente es posible hacerlos una idea de cómo es, cuáles son sus características y cómo funcionan algunas de las funciones más interesantes que encontraremos en él, como el nuevo modo anti-robo recién descubierto.

Windows nos permite restablecer el sistema operativo de varias formas. Esto es útil, por ejemplo, si tenemos un error en el sistema, si Windows no arranca o simplemente si queremos volver a los valores de fábrica del PC. Y nos permite elegir si queremos mantener nuestros datos y programas o limpiarlo todo para dejar un Windows recién instalado. En otras palabras, es la evolución del clásico «formatear el ordenador«.

La función de restablecer el PC se puede hacer tanto desde Windows como desde la recuperación del sistema. Esto, aunque nos puede salvar de alguna situación complicada, permite que cualquiera pueda borrar todos los datos del PC y empezar de cero. Algo común si, por ejemplo, nos roban el PC.

Con la llegada de Windows 10X esto se va a terminar. Y es que el nuevo método antirrobo impedirá que nadie restablezca el PC si no está autenticado en él.

Cómo funciona el nuevo antirrobo de Windows 10X

La nueva protección anti-robo podemos encontrarlo dentro del apartado «Actualización y seguridad» de Windows 10X. Esta función está inspirada en la que Microsoft implementó en Windows 10 Mobile, igual que en la que incluye Apple en sus iPhone. Lo que hace es obligarnos a autenticarnos con la cuenta, o el PIN, antes de restablecer los dispositivos con Windows 10X para volver a utilizarlos de nuevo. Si no iniciamos sesión, no podremos restablecer el PC. Y si este está protegido por una contraseña, entonces no podremos hacer nada con él.

Esto hace que este tipo de equipos sea mucho menos valioso en caso de robo y, por tanto, sean menos objetivos de los ladrones.

Por supuesto, si vamos a vender nuestro equipo con Windows 10X, además de restablecer el equipo y borrar nuestros datos, debemos mantener esta opción desactivada para que sea el nuevo dueño quien la active.

¿Lo veremos en Windows 10 normal?

La verdad es que esta medida de seguridad tendría igualmente mucho sentido en los ordenadores (tanto de escritorio como portátiles) de Windows 10. Y gracias a los sistemas UEFI y al Secure Boot, podría ser algo totalmente viable. De esta manera, Windows 10 recibiría ese extra de seguridad y privacidad que, junto a BitLocker, acabarían con el robo de equipos.

Sin embargo, de momento Microsoft no tiene intenciones de llevar esta nueva función anti-robo a Windows 10. Al menos por ahora. Recordamos que no es la primera vez que Microsoft ha asegurado que va a llevar muchas de las funciones de Windows 10X al Windows 10 de escritorio. Por lo tanto no sería raro que, en un futuro algo lejano, podamos ver esta interesante medida de seguridad en todos los PCs del mundo.