No podrás actualizar los drivers en Windows 7 con Windows Update

Windows 7 ha sido un gran sistema operativo. Hasta hace poco, contaba con una gran parte de la cuota de mercado global de los sistemas operativos. Sin embargo, desde enero de 2020, este SO llegó a su final de soporte, dejando de recibir todo tipo de actualizaciones y pasando a mejor vida. Microsoft sigue lanzando actualizaciones para este sistema para las empresas que paguen por ellas, pero, a nivel doméstico, está abandonado. Y, aunque aún funciona, a partir de hoy, bajar, instalar y actualizar los drivers de este sistema va a ser una tarea bastante más complicada.

El pasado mes de mayo caducaba el certificado SHA-1 Trusted Root Certificate Authority de Windows 7 y Windows Server 2008. Este certificado es necesario para garantizar la integridad de los datos que se reciben a través de Windows Update. Sin él, además de no funcionar el actualizador de Windows nada nos asegura que el driver que instalamos sea realmente el que hemos bajado.

Después de caducar este certificado, Microsoft ha intentado empezar a usar drivers firmados con los nuevos certificados SHA-2. Sin embargo, estos han generado todo tipo de errores de integridad de datos y fallos de compatibilidad en el sistema operativo. Ante la imposibilidad de seguir usando los controladores SHA-1 en Windows 7, finalmente Microsoft ha decidido descontinuar esta función, poniendo un clavo más en el ataúd de este sistema operativo.

Windows Update Windows 7

Algunos usuarios aún recibirán drivers firmados

Desde ayer mismo, 17 de junio de 2021, los usuarios de Windows 7 SP1, Server 2008 y Server 2008 R2 han dejado de recibir los drivers firmados a través de Windows Update. Y la decisión no tiene marcha atrás. Sin embargo, los usuarios que estén apuntados al programa Extended Security Update (ESU) (es decir, los que tengan las actualizaciones de pago de Windows 7) sí que podrán seguir recibiendo drivers firmados a través de Windows Server Update Services. Eso sí, desde hoy, los fabricantes tendrán que actualizar los controladores y empaquetarlos de una nueva forma para que lleguen a estos usuarios.

Los controladores Windows Hardware Compatibility Program (WHCP) seguirán funcionando en estas versiones del sistema operativo hasta enero de 2023.

Con la eliminación de los drivers de Windows Update, Microsoft acaba, por fin, con el uso de SHA-1 en Windows 7. La compañía lleva obligando desde agosto de 2020 a los usuarios a instalar SHA-2 para poder recibir las nuevas actualizaciones ESU a través de Windows Update.

Otras formas de actualizar los drivers en Windows 7

Recibir los controladores a través de Windows Update era muy cómodo. Sin embargo, ahora que Microsoft ha eliminado esta característica, debemos buscar alternativas.

Una de las formas de descargar y actualizar los drivers en Windows 7 es usando las actualizaciones ESU. Como hemos explicado, los usuarios de las actualizaciones de pago de este sistema operativo seguirán recibiendo drivers WHCP firmados con SHA2. Además, también podemos recurrir al uso de programas, especiales, como Driver Booster o Snappy Driver Installer Origin, para buscar, bajar e instalar drivers en Windows 7 fácilmente.

Por último, si en el pasado bajamos los drivers de nuestro PC, y los tenemos guardados, siempre podremos instalarlos a mano en el PC para que todo funcione con normalidad. Incluso podemos buscar en la web de cada fabricante si existen controladores actualizados para nuestros componentes que sean compatibles con Windows 7.

¡Sé el primero en comentar!