¿Es bueno activar siempre la memoria virtual en Windows?

Uno de los apartados de hardware más importante de nuestro ordenador, es, sin lugar a duda la memoria RAM. No en vano hablamos de la parte del equipo donde se cargan todas las instrucciones, tanto aquellas que ejecuta el procesador como la de otros componentes del equipo. Sin embargo, en ocasiones nos podemos encontrar con el problema de que la RAM no es infinita, por lo que en caso de disponer de poca memoria nuestro sistema se ralentizará al intentar ejecutar programas que requieran de muchos recursos.

Para evitar estos problemas cuando tenemos poca memoria RAM disponible, podemos optar por comprar más y ampliarla, o bien hacer uso de la llamada Memoria virtual de Windows, conocida como pagefile.sys. Se trata de una técnica que realiza el sistema operativo mediante la cual reserva un espacio de almacenamiento de nuestro disco duro para utilizarlo como si fuera memoria RAM, y utilizarlo en caso de que esta esté llena.

Activar la memoria virtual de Windows

A la hora de decidir si activar la memoria virtual en Windows debemos de tener claro que, el sistema no funcionará mejor cuanta más memoria virtual tenga. Hay que tener en cuenta a que la memoria de nuestro disco duro (e incluso la de los SSD) es mucho más lenta que la de la RAM, por lo que no podemos esperar el mismo rendimiento. Esta memoria hay que verla como un recurso que utiliza Windows en el caso de que la memoria RAM esté llena para que podamos seguir trabajando.

Por ello, cuando realmente resulta útil y eficaz activar la memoria virtual en Windows es en equipo con poca memoria. En ordenadores con hasta 4 GB debemos de configurar entre 1.5 veces y 3 veces la memoria RAM instalada y donde mayor rendimiento vamos a conseguir. En el caso de tener 4 GB de RAM o más, será suficiente con un valor de 4 GB para memoria virtual.

Memoria virtual automática

También es importante saber que no es nada recomendable activar la memoria virtual en unidades particionadas, ya que solo conseguiríamos ralentizar el funcionamiento de nuestro equipo. Si bien no existen problemas de compatibilidad con las unidades SSD actuales y mejora significativamente el rendimiento del equipo, ya que la memoria virtual siempre debe estar en el disco más rápido.

¿Debemos desactivarla?

Como hemos comentado con anterioridad, el uso de la memoria virtual de Windows nos asegura que siempre podamos tener memoria RAM disponible, por lo que no es recomendable que la desactivemos. Bien es cierto que, si tenemos una cantidad exagerada de RAM como 32 GB, pues posiblemente no la vayamos a necesitar nunca por lo que nos podríamos ahorrar ese espacio del disco duro que necesita.

Administrador de tareas memoria RAM

Aun así, en el caso de disponer de una cantidad elevada de memoria RAM podemos dejar la memoria virtual en 4 GB y no pasará nada malo, el sistema lo tendrá disponible por si en alguna ocasión le hiciera falta usarla. Esto nos permitirá a nuestro sistema trabajar siempre de manera más desahogada. No debemos olvidar que Windows sabe cómo debe administrar tanto la RAM como la memoria virtual, por lo que podemos darle siempre la posibilidad de gestionarla y usarla cuando lo estime necesario.

¡Sé el primero en comentar!