Un parche de emergencia para Windows 10 corrige los problemas de Internet

Un parche de emergencia para Windows 10 corrige los problemas de Internet

Rubén Velasco

El viernes pasado os hablamos de un preocupante fallo para Windows 10 que estaba dejando sin Internet a los usuarios. Microsoft ya era consciente de este fallo de su sistema operativo, aunque no tenía intenciones de corregirlo hasta abril. Sin embargo, dada la situación que estamos pasando y la importancia de poder trabajar desde casa, la compañía se puso manos a la obra para poder sacar el parche lo antes posible. Y, finalmente, ya está aquí.

Hace apenas unas horas, Microsoft lanzaba un nuevo parche para los usuarios de Windows 10: KB4554364. Esta actualización ha llegado como opcional a través de Windows Update y su principal finalidad es solucionar los problemas de conexión limitada o nula al hacer uso de conexiones proxy o VPN.

Este fallo podría dejar a todo Windows 10 sin poder conectarse a Internet, o hacerlo solo a aplicaciones concretas como Office, MS Teams u Outlook, entre otras. Este fallo también afecta a muchas APIs utilizadas por otros programas para conectarse a Internet. No se sabe exactamente por qué ocurren estos problemas a la hora de usar estas redes, pero los usuarios tienen una alta probabilidad de que les afecte al cambiar de estado.

Este fallo también afecta a otras plataformas de conexión menos frecuentes, pero también muy utilizadas, como WinHTTP o WinInet. Al intentar conectarnos a ellas nos daremos cuenta de que también están afectadas, siendo incapaces de salir a Internet.

Microsoft recomienda instalar el parche solo si tienes problemas

Este nuevo parche está disponible para todos los usuarios de Windows 10, desde la versión 1709 hasta la última 1909. Si entramos en Windows Update, y habíamos instalado previamente la actualización KB4535996 que causaba estos problemas, nos aparecerá como opcional este nuevo parche.

Cualquiera puede instalarlo, pero Microsoft informa de que solo deberían instalarlo los que estén experimentando problemas con la conexión en Windows 10. También podemos bajar la actualización manualmente (en caso de no tener Internet) para instalarla en el ordenador afectado de los siguientes enlaces:

El resto de usuarios no afectados por los problemas de conexión no tienen por qué instalar estos parches. En un par de semanas recibirán sus cambios dentro del parche acumulativo para Windows 10 del martes de parches.

El parche KB4554364 solo corrige los problemas de conectividad

Según Microsoft, este nuevo parche imprevisto solo soluciona los problemas de conectividad causados por los últimos parches para que los usuarios puedan trabajar sin problemas desde casa. Pero no se habla de los otros problemas generados por las últimas actualizaciones de Windows.

Recordamos que la actualización KB4535996 estaba causando otros problemas a los usuarios, como pantallazos azules, problemas de rendimiento al jugar, fallos al poner el ordenador en modo suspensión y muchos más errores. Errores para los que, por ahora, no hay solución.

En caso de estar experimentando problemas desde la instalación de este parche anterior, lo que os recomendamos hacer es desinstalar la actualización KB4535996 que está dando problemas y esperar hasta los próximos parches acumulativos de Windows para que estos fallos se solucionen.