Un nuevo fallo en Windows 10 May 2019 Update impide usar Escritorio Remoto con una pantalla negra

La verdad es que, después de ver las actualizaciones de Microsoft que llegaron a lo largo de 2018, el lanzamiento de Windows 10 May 2019 Update se esperaba que también llegara con problemas de todo tipo. Sin embargo, para sorpresa de la mayoría, el lanzamiento de esta actualización ha sido muy rápido y, además, sin apenas problemas. Microsoft ha hecho un gran trabajo para no repetir los errores del pasado, aunque lo que sí es verdad es que a medida que pasa el tiempo los usuarios empiezan a hacer eco de algunos errores que, aunque no son críticos, sí son molestos e impiden usar el sistema operativo con normalidad.

Desde el lanzamiento de la nueva actualización de Windows 10, los usuarios han reportado algunos errores con las conexiones Wi-Fi y Bluetooth, así como un pantallazo negro al iniciar Windows y errores con Windows Sandbox.

Hoy, algunos usuarios empiezan a hacer eco de otro error en Windows 10, esta vez en el Escritorio Remoto. Escritorio Remoto, o RDP, es un protocolo de Microsoft que permite a los usuarios conectarse de forma remota al PC y controlarlo como si estuvieran sentados delante de él.

escritorio remoto

Una de las principales características de Escritorio Remoto es su sencillez. Ni configuraciones, ni puertos ni nada más que activar RDP. Solo necesitamos la IP para conectarnos de forma remota a cualquier PC conectado a Internet. Por ello, algunos usuarios se han encontrado con que, tras instalar la May 2019 Update, no pueden conectarse a algunos ordenadores a través de este protocolo. Y no se sabe muy bien por qué.

Imposible conectarse a Escritorio Remoto con drivers y monitores viejos con Windows 10 May 2019 Update

Muchos usuarios están reportando problemas al intentar conectarse a sus ordenadores actualizados a Windows 10 May 2019 Update a través de Escritorio Remoto. Aunque no se sabe muy bien la causa exacta del problema, todo apunta a que se trata de un problema con los drivers utilizados en ordenadores viejos, concretamente los Intel G41, drivers actualizados por última vez en 2009 por la propia Intel y en 2013 por Microsoft.

Los usuarios que se intentan conectar a un ordenador con estos controladores se encuentran con una pantalla negra que les impide controlar el equipo de forma remota. Esto ocurre tanto en las conexiones por LAN como en las conexiones remotas a través de Internet y por VPN.

Microsoft ya ha informado a los usuarios que se trata de un error conocido, aunque, de momento, no tiene listo un parche que lo solucione, aunque sí está trabajando en ello.

Cómo solucionar el pantallazo negro de Escritorio Remoto

En un principio Microsoft tenía previsto lanzar un parche que corrigiera este problema esta misma semana, sin embargo, por una serie de problemas de última hora el parche ha tenido que posponerse.

Seguramente este error se solucione con las actualizaciones de agosto para Windows 10. Sin embargo, mientras llega el parche, Microsoft recomienda a los usuarios afectados por este problema intentar instalar una versión más moderna del driver que no de problemas, o directamente desactivar el driver problemático desde el administrador de dispositivos.