Windows 10 mata al Panel de Control: no podrás desinstalar programas

Una de las novedades que trajo Windows 10 consigo fue un nuevo panel de configuración. Desde él podemos configurar muchas de las opciones del sistema operativo de forma muy rápida y sencilla. Este panel es muy similar al panel de «Ajustes» que podemos encontrar en cualquier sistema operativo móvil, algo necesario para modernizar Windows 10. Sin embargo, muchas de las opciones que podemos encontrar en este menú de Configuración ahora son redundantes, ya que también se encuentran en una de las herramientas más veteranas del sistema operativo: el Panel de Control. Y, por ello, uno de los dos tiene que morir.

No es ningún secreto que Microsoft lleva tiempo intentando deshacerse del clásico Panel de Control. La mayoría de las opciones que podemos encontrar en él ya se encuentran disponibles dentro del menú de Configuración. Además, estas son mucho más claras e intuitivas que las de este otro panel. Por ejemplo, desde el panel de Configuración podemos configurar las redes, acceder a las opciones de seguridad del sistema operativo, gestionar usuarios, personalizar la apariencia y, como no, desinstalar programas.

Herramientas Panel de Control Windows 10

Aunque en segundo plano, el Panel de Control sigue estando disponible en el sistema operativo. Al usuario siempre se le intenta llevar al menú de Configuración para realizar ajustes en el sistema, salvo que abra manualmente este panel. Sin embargo, a partir de la próxima gran actualización de Windows 10, puede que este panel de control pase a mejor vida.

Desinstalar programas no será posible desde el Panel de Control

El Panel de Control de Windows funciona mediante unas pequeñas herramientas llamadas «applets», o subprogramas. Cuando elegimos una de las configuraciones en este panel se abre esta herramienta, y desde ella podemos realizar la configuración correspondiente.

Aunque Microsoft no lo indicó en su lista de cambios, la build 20211 de Windows 10 21H1 trajo consigo una novedad que, en las próximas semanas, va a dar mucho de qué hablar. La función «RedirectProgramsAndFeatures» hace que, cuando un usuario intenta desinstalar un programa desde el Panel de Control, en lugar de abrir la conocida página de este panel, se abre el apartado de aplicaciones del menú de Configuración.

Desinstalar programas Windows 10 Panel de Control

Al final, desde ambos sitios podemos hacer lo mismo. Ya sea desde el panel de control clásico, o desde el menú de Configuración, vamos a poder desinstalar sin problemas cualquier programa que tengamos instalado. Es más, el Panel de Control no muestra las apps UWP de Windows 10, mientras que el menú de Configuración sí.

Desinstalar programas Configuración W10

Una limpieza necesaria, pero ¿del agrado de todos?

Si esta nueva función de Windows 10 se adapta bien al ecosistema del sistema operativo, es muy probable que Microsoft no tarde en crear nuevas funciones para seguir redirigiendo las applets del Panel de Control a las respectivas configuraciones del menú de Configuración.

La verdad es que tener funciones repetidas en el sistema operativo puede llegar a ser confuso, e incluso improductivo. Pero, ¿qué pasa con los usuarios avanzados acostumbrados a este panel de control?

Microsoft debería plantearse una cosa: las opciones de configuración más básicas deberían dar el salto al menú de Configuración, al alcance de todos, para poder usarlas de forma sencilla e intuitiva. Sin embargo, otras de las herramientas que ofrece este panel de control deberían permanecer en él. Por ejemplo, el administrador de credenciales, los certificados o el cifrado de BitLocker, por mencionar algunos de estos subprogramas, deberían permanecer en el Panel de Control. Así solo los usuarios con conocimientos, que realmente necesiten estas herramientas, podrán acceder a ellas.

Panel de Control W10

Por el momento habrá que esperar, pero es muy probable que en las próximas semanas, o meses, vayamos viendo nuevos cambios que giren en torno a este panel. E incluso para su posible desaparición, que podría ser una realidad en las actualizaciones de 2022 o 2023 de Windows 10.