¿Descargar archivos DLL de Internet? Una mala idea

En nuestro ordenador lo habitual es instalar todo tipo de programas que por lo general deben de funcionar correctamente. Pero seguro que, en alguna ocasión, al ejecutarlo, nos aparece un mensaje de error que nos indica que no se puede iniciar porque falta un archivo .dll o bien porque se encuentra corrupto. Para solucionarlo, es posible que basta con descargarlo desde cualquier sitio web y moverlos a la carpeta del sistema. Sin embargo, esta solución, también puede traer consigo un problema mayor.

Son muchos los usuarios que desconocer los peligros que conlleva intentar arreglar los problemas de la falta de un archivo .dll descargándolo desde Internet. Y es que esta práctica que puede parecer inofensiva y gracias a la cual podemos solucionar la falta de un archivo puede suponer un peligro para nuestro PC con Windows.

Peligros al descargar archivos DLL desde Internet

Los archivos DLL (acrónimo de Dynamic Link Library) son archivos llenos de instrucciones que son usados por los distintos programas que forman parte de nuestro sistema operativo y que les va a permitir realizar ciertas acciones cuando sea necesario. Su objetivo principal pasa por modularizar el código para poder reutilizarlo por cualquier software. Por ejemplo, los programadores lo usan para evitar tener que ir incluir todo el código en un programa principal. Lo que hacen es separarlos en archivos .dll creando las diferentes librerías. En el momento que alguno de estos archivos falte, el programa se encuentra incompleto y no se puede ejecutar. Por ello nos aparece el error al intentar lanzar el programa cuando no encuentra cualquier archivo .dll.

Error falta archivo DLL

Para solucionar el problema puede que se nos ocurra descargar el archivo .dll necesario desde Internet lo cual no es nada recomendable en términos de seguridad. Primero porque descargar estos archivos desde sitio desconocidos lo estamos haciendo desde fuentes no probadas ni confiables. Puede que se trate de una versión vieja, incompleta o vulnerable. Además, cada archivo .dll están integrado en el software por lo que sólo será confiable su descarga si se realiza desde la web del desarrollador.

Tampoco podemos pasar por alto la posibilidad de que estos archivos descargados desde sitios no seguros no cuentan con garantía de que el archivo pueda estar infectads con virus o troyanos. En caso de que así sean pueden poner en peligro la seguridad del sistema, permitiendo abrir un agujero que nos permita ser atacado por ataques informáticos. Aunque por suerte, si usamos Windows Defender, nos puede proteger de estas librerías maliciosa lo cierto es que no es recomendable este tipo de descargas.

Soluciona la falta de un archivo DLL de la forma correcta

Como hemos podido ver, si tenemos problemas con algún archivo .dll, la idea descargarlo desde cualquier sitio web, que no sea la propia web del desarrollador, es una mala práctica que no debemos llevar a cabo. En cambio, Windows pone a nuestra disposición una herramienta como SFC que nos va a permitir comprobar la integridad del sistema, pudiendo saber si tenemos librerías dañadas. Tan solo es necesario ejecutar el Símbolo del sistema con derechos de administrador y ejecutar el comando:

sfc /scannow

También podemos optar para solucionar el problema por instalar la última versión de DirectX, Microsoft Visual C++ Reditributable. Con ello podemos conseguir que se vuelva a instalar nuevamente el archivo .dll faltante o que se encuentra corrupto.