Comprueba de un vistazo los drivers que faltan en tu PC con este truco

Para que podamos disfrutar de un correcto funcionamiento en cualquier sistema operativo, son multitud los elementos que entran en juego. Ahora en estas líneas nos queremos centrar en un software que en ocasiones no damos la suficiente importancia, se trata de los controladores o drivers.

En la mayoría de las ocasiones nos centramos en los componentes hardware que vamos a utilizar en nuestro ordenador. La mayoría sabemos que cuanto más potentes y modernos sean estos, mayor rendimiento obtendremos del conjunto. Pero al mismo tiempo dejamos a un lado un elemento software tan importante como son los drivers de estos componentes. Y es que en la mayoría de las ocasiones si no disponemos de los controladores adecuados, ese elemento hardware sencillamente no funcionará, o lo hará mal. Cierto es que los sistemas operativos como Windows, por ejemplo, disponen de una serie de controladores genéricos para que podamos usarlos, pero no siempre son la mejor opción.

Por qué son tan importantes los controladores

Al mismo tiempo en determinadas ocasiones podemos encontrarnos con que un determinado componente como, la gráfica, el sistema de audio, la impresora, el Bluetooth, etc., dejan de funcionar. Una vez que nos hemos asegurado de que el hardware no es el problema, deberíamos prestar una especial atención a los mencionados controladores. Para que os hagáis una idea de lo que os comentamos, decir que muchos usuarios ni siquiera conocen su existencia.

Para que nos hagamos una idea, estos son pequeños trozos de software Que se integran en el propio sistema operativo. El principal objetivo y cometido de estos es hacer que el sistema operativo como tal pueda comunicarse con los componentes que forman parte de este. De todo ello podemos deducir que, si estos controladores o drivers no existen o están defectuosos, tendremos serios problemas con esos elementos del ordenador. Al mismo tiempo es fácil imaginar que el propio sistema operativo debería mostrarnos de algún modo los drivers que faltan o están dañados en nuestro equipo.

Administrador de dispositivos gráficos

Todo ello nos será de mucha ayuda a la hora de solucionar posibles fallos que encontremos en el sistema relacionados con determinados componentes que hasta ahora funcionaban bien. Precisamente a continuación os mostraremos cómo realizar esta comprobación en pocos pasos en el sistema de Microsoft.

Localizar drivers defectuosos o inexistentes en el PC

Para todo esto que os comentamos lo primero que hacemos es pinchar con el botón derecho del ratón en el botón de inicio de Windows. Aquí encontramos, entre las muchas opciones disponibles, la llamada administrador de dispositivos, donde pinchamos. En ese momento en pantalla aparecerá una lista con todos los elementos que forman parte de nuestro ordenador, tanto internos como externos.

Cabe mencionar que este listado nos da la posibilidad de actualizar los controladores de los que os hemos venido hablando. Basta con que pulsemos con el botón derecho del ratón sobre alguno en concreto y seleccionemos la opción de Actualizar controlador. Sin embargo, en determinadas ocasiones nos vamos a encontrar con que aparece un signo de exclamación en color amarillo junto a alguno de estos elementos.

icono amarillo dispositivos

Esto se traduce en que ese elemento hardware en concreto no dispone de driver alguno o sencillamente el mismo está dañado. Por tanto, esto es algo que deberíamos solucionar cuanto antes si deseamos que ese hardware funcione con normalidad y podamos sacarle el máximo rendimiento.

¡Sé el primero en comentar!