Comprueba si estás protegido del último fallo que rompía Windows Defender

Comprueba si estás protegido del último fallo que rompía Windows Defender

Rubén Velasco

A principios de esta semana os hablamos de un problema con Windows Defender, el antivirus de Windows 10. Los últimos parches de seguridad para Windows habían roto los análisis de este antivirus, haciendo que varios archivos quedaran sin analizarse y abriendo la puerta a posibles ataques informáticos. Microsoft no dio demasiadas explicaciones sobre este problema ni habló sobre la magnitud del mismo. Sin embargo, hace unas horas la compañía ha publicado un parche de emergencia que, principalmente, soluciona este problema.

Desde hace algunas horas, los usuarios de Windows 10 están recibiendo a través de Windows Update un nuevo parche de emergencia centrado en corregir este fallo con el antivirus de Windows 10. Este parche llega bajo el código KB4052623 y su principal finalidad es actualizar el motor del antivirus a la versión 4.18.2003.8, solucionando así los problemas.

Parche KB4052623 instalado

Cómo comprobar si nuestro Windows Defender está protegido

Este parche debería llegar a todos los usuarios de forma automática a través de Windows Update. Además, podemos bajarlo e instalarlo manualmente también desde el Catálogo de Microsoft Update, al que podemos acceder desde el siguiente enlace.

Una vez instalado este parche en Windows 10, nuestro antivirus debería volver a proteger nuestro ordenador al 100%. Para comprobar que estamos protegidos frente al fallo del antivirus, lo que debemos hacer es abrir las opciones de Windows Defender y comprobar si la versión del cliente anti-malware corresponde con la 4.18.2003.8, o es posterior.

Windows Defender 4.18.2003.8

Si es anterior, Windows Defender será vulnerable y tendremos que instalar la actualización manualmente.

El parche KB4052623 soluciona este problema, pero causa otros dos

Por desgracia, últimamente Microsoft no hace nada bien del todo. Apenas han pasado unas horas desde que la actualización KB4052623 empezó a llegar a los usuarios y ya han aparecido los primeros problemas relacionados con ella. Problemas que han sido reconocidos por Microsoft y que son bastante serios.

El primero de ellos hace que muchas descargas se bloqueen a la hora de descargarse a través de Windows Update. Eso se debe a un cambio en la ubicación de la ruta de archivo en la actualización. Por ello, cuando AppLocker está habilitado, estas descargas se bloquean por seguridad.

Para solucionar este problema debemos abrir la Política de Grupo en Windows 10 y dar permiso a la siguiente ruta: %OSDrive%\ProgramData\Microsoft\Windows Defender\Platform\*.

El segundo de los problemas afecta a los usuarios que tengan Secure Boot habilitado y usen la versión 4.18.1901.7 de Windows Defender. Tras instalar la actualización, por motivos desconocidos, el sistema operativo deja de arrancar. Este fallo es bastante grave, y para solucionarlo lo que debemos hacer es desactivar el Secure Boot desde la BIOS de nuestro ordenador y, cuando el sistema vuelva a arrancar, ejecutar el siguiente comando en CMD:

"%programdata%\Microsoft\Windows Defender\Platform\4.18.1901-7\MpCmdRun.exe" -revertplatform

Esperamos un minuto y ejecutamos el comando «sc query windefend» en CMD para comprobar que Windows Defender está otra vez funcionando, y el comando «sc qc windefend» para comprobar que el binario no usa la versión 4.18.1901.7 del antivirus.

Reiniciamos el ordenador, activamos de nuevo el Secure Boot, y todo debería volver a funcionar con normalidad. Esperamos que Microsoft solucione estos problemas pronto para todos los usuarios.