4 problemas que puedes encontrar al descargar programas sin antivirus

Cuando estamos conectados a Internet, podemos llevar a cabo multitud de tareas de todo tipo, entre ellas las descargas de contenidos. Aquí entran en juego elementos tales como juegos, programas, documentos, manuales, fotos, vídeos, etc. Pero claro, no siempre es todo tan bonito como nos lo pintan en un principio, de ahí los peligros ante los que nos podemos encontrar.

A pesar de la utilidad y todas las ventajas que nos presenta Internet, como seguro que muchos de vosotros ya sabréis también tiene sus peligros. Es por ello que tal y como os hemos comentado en tantas ocasiones, el tomar ciertas medidas de precaución nunca va a estar de más. Sirva como ejemplo un elemento que debería estar presente en la mayoría de los equipos actuales, sino en todos, un antivirus.

Ya sea uno perteneciente a una empresa de seguridad de toda la vida, u otro más reciente, o el que ya viene con Windows 10, Windows Defender, estos programas son clave. No olvidemos que, como os comentamos antes, este tipo programas nos protegen en gran medida de los potenciales ataques a los que estamos expuestos en Internet. Sirva como ejemplo los casos ante los que nos exponemos en el caso de que nos dediquemos a descargar programas sin un software de seguridad instalado. Esto es precisamente de lo que os hablaremos a continuación para que os hagáis una idea.

Y es que es más que habitual descargar aplicaciones desde webs no necesariamente oficiales del programa como tal, o incluso bajar software de pago, de forma aparentemente gratuita.

Llegada de spyware al equipo

Una de las prácticas más comunes de algunas páginas web que nos ofrecen software, es añadir al mismo algún tipo de malware. Por tanto descargamos ese código malicioso sin que nos demos cuenta, y queda oculto en el propio sistema. De este modo queda funcionando en segundo plano una vez ejecutamos el programa bajado para robar credenciales o extraer todo tipo de datos personales.

Descarga de programas con contenidos no deseados

Otro de los peligros ante los que nos exponemos al descargar programas sin disponer de un antivirus, es que nos lleguen y empiecen a reproducir todo tipo de contenidos no deseados o para adultos, juego, etc. Estos pueden integrase en el propio navegador y difícilmente nos podremos deshacer de todo ello si no es con la ayuda de un buen antivirus, en el mejor de los casos.

Secuestro del PC por ransomware

Pero eso no es todo, ya que una mala decisión a la hora de descargar software sin usar ninguna protección en el PC, puede desembocar en un secuestro de los datos y el sistema. Esto es lo que se conoce como un ataque por ransomware, uno de los más habituales de los últimos tiempos y que bloquea el PC por completo pidiendo un dinero por el código de desbloqueo, algo que normalmente no llega a hacerse efectivo ni pagando.

Ransomware RobbinHood

Bloqueo de programas e instalaciones no deseadas

Además si descargamos software sin que Windows pueda detectar elementos maliciosos, en otras ocasiones bajamos programas que a su vez instalan otros que cambian funciones del sistema operativo, se convierten en predeterminados y no se dejan eliminar. Claro está, todo ello se convierte en una clara molestia para los usuarios.

¡Sé el primero en comentar!