Estos programas han desaparecido, pero seguro que los usaste si naciste antes del año 2000

WhatsApp, Instagram, Spotify, Steam… Seguro que todos conocemos estos programas y servicios, y la mayoría de los usuarios los utilizan. Sin embargo, si echamos la vista atrás unos años estos servicios no solo no existían, sino que ni siquiera hubieran sido posibles con las redes, los ordenadores y los «móviles» de aquel entonces. Puede que los programas y las webs de las que vamos a hablar en este artículo a muchos les suenen igual que el término VHS, pero seguro que todos los que nacieron antes del año 2000 las habrán usado. Y puede que incluso muchas veces las echen de menos.

Hoy en día, la mayoría de las comunicaciones se realizan a través de correo electrónico o por plataformas como WhatsApp. Sin embargo, hace unos años el correo electrónico (concretamente el correo de Hotmail) no era tan popular como ahora, y WhatsApp ni siquiera existía.

El correo y la mensajería ha cambiado en los últimos 20 años

Antes de la llegada de Gmail, el correo electrónico de Google, la mayoría de las direcciones de correo eran de Hotmail, el email de Microsoft. Además, existían otros muchos servicios muy populares que nos ofrecían cuentas de correo gratuitas, como Terra y Yahoo!.

Hoy en día es imposible encontrar direcciones de correo de Terra, y, aunque aún existen, es también muy complicado encontrarlas de Yahoo!. Las cuentas de Hotmail aún existen, aunque Microsoft ya no utiliza dicho dominio, siendo ahora Outlook su servidor de correo electrónico.

«Métete al Messenger y hablamos»

Mandar un WhastApp era algo que tampoco se podía hacer hace algunos años, aunque para muchos puede parecer que lleve con nosotros desde siempre. Lo que sí utilizábamos hace unos años era MSN Messenger, el servicio de mensajería de Microsoft.

Messenger nos permitía comunicarnos con nuestros amigos y conocidos a través de Internet (con conexiones incluso anteriores al ADSL), y más del 95% de las cuentas que usaban Messenger eran de Hotmail.

Windows Live Messenger

Messenger nos permitía hablar con nuestros amigos, enviarles fotos y cualquier archivo mediante P2P (eso sí, la velocidad de transferencia era pésima) y hasta podíamos compartir emoticonos (lo que ahora conocemos como emojis), emoticonos animados y hasta stickers. La función del «zumbido» despertaba a cualquiera, sobre todo si instalábamos Messenger Plus y eliminábamos el límite de tiempo (pudiendo mandar decenas de zumbidos por segundo). Y hasta podíamos jugar a través de Messenger.

Flash, Flash y más Flash

¿Cómo pasábamos el tiempo en Internet en los años 2000? La verdad es que las webs y todo el contenido ha cambiado enormemente. Hoy en día tenemos Youtube para ver vídeos, Spotify para escuchar música, Netflix para ver series y pelis legalmente en streaming y webs dinámicas (como redes sociales) en las que pasar horas.

Sin embargo, a principios de los años 2000, podíamos pasar horas en Internet gracias al contenido Flash. La red estaba llena de todo tipo de juegos Flash y animaciones Flash de humor con las que matar el rato. Hasta YouTube, cuando vio la luz del día en 2005, utilizaba Flash en sus vídeos.

Chats y redes sociales de principios de los años 2000

Las redes sociales más populares hoy en día son Twitter, Facebook e Instagram. Sin embargo, hace unos años algunas (como Instagram) no existían, y otras, como Facebook y Twitter no tenían tanta popularidad, al menos en España.

Lo que sí teníamos en España era Tuenti. Hoy en día esta red social es una compañía telefónica, pero hace unos años era una red social que nada tenía que envidiar a Facebook. Podíamos hablar con nuestros amigos a través de su chat, compartir fotos… todo lo que podemos hacer hoy en día en Facebook, pero Made in Spain. Muchas horas hemos pasado dentro de esta red social, pero no supo adaptarse a los nuevos tiempos, sus creadores la vendieron en el mejor momento a Movistar y, finalmente, cayó en el olvido.

Tuenti Web Red Social

Fotolog fue también otra de las webs más populares en los años 2000. Esta web fue un híbrido entre red social y blog personal, y aunque permitía escribir artículos completos, la mayoría de los usuarios lo utilizaba para subir y compartir sus fotos personales a través de esta web. Nuestros amigos podían escribir comentarios, y era muy sencillo compartir nuestro Fotolog con los demás.

Terra y Altavista, dos gigantes caídos

Terra, por ejemplo, fue otro portal muy popular a principios de los años 2000. Esta web era un híbrido entre red social y web de noticias. Muchos usuarios podían encontrar en su página principal todo el contenido que estaban buscando sin tener que ir a otros buscadores como Google. Sin duda, una de las empresas tecnológicas más fuertes en España de hace 20 años. Pero no supo adaptarse a los tiempos modernos y, desde 2017, la web ya no existe.

Lo que seguro que muchos recordamos de Terra es su chat. Dividido en salas de todo tipo de temáticas (y plagado de bots), en este chat se podía hacer de todo, desde hablar con desconocidos hasta ligar con personas desconocidas, e incluso con los bots. Algo que hoy en día ni se nos ocurriría hacer.

Chat Terra

Otra web muy popular también en aquellos años era AltaVista. Este motor de búsqueda (buscador alternativo a Google) fue el primero en ofrecer el primer índice de Internet en 1995, además de contar con el primer motor de búsqueda de archivos multimedia. Hoy en día ya no existe el buscador, ya que Yahoo! lo cerró.

Programas muy populares de hace 20 años

Hoy en día prácticamente todos tenemos en nuestro ordenador Windows 10. Sin embargo, a principios de los años 2000 el sistema operativo más utilizado era Windows XP (lanzado en 2001). Además, no existían ni los discos duros externos ni las memorias USB a un precio asequible, por lo que, para compartir archivos con otras personas, había que recurrir a distintas técnicas.

Compartir archivos sin Internet: algo bastante complicado

Si teníamos dinero, los CDs (que eran bastante caros) nos permitían compartir con otras personas hasta 700 MB de datos. Pero si los grababas una vez (por 10 MB, por ejemplo), ya no podías continuarlos. Una ruina. Los CDs regrabables suplían este problema, aunque eran más caros (y no compatibles con todas las lectoras).

Los disquetes, en aquel entonces, seguían siendo populares a pesar de que solo cabía en ellos 1.44 MB de datos. Pero para aprovecharlos existían programas, como Hacha, que nos permitían partir cualquier archivo en partes de 1.44 MB para que entraran en estos disquetes. Al llegar al destino podíamos copiar todas las partes en nuestro ordenador y, con el mismo programa, volver a unirlas.

Archivos Hacha

¿Cómo era navegar por Internet en el año 2000?

Mientras que hoy en día navegamos por Internet con Google Chrome, en el año 2000 ni siquiera existía este navegador. Internet Explorer era el navegador web más utilizado, un navegador que funcionaba más o menos, y que además no era compatible con pestañas. Si abríamos dos o más webs a la vez, cada una se abría en una ventana diferente. Un caos.

Internet Explorer 5

Si nos remontamos aún más atrás, uno de los navegadores más populares fue Netscape. Pero esto ya es remontarse demasiado más atrás.

Encarta: la fuente de la sabiduría para quienes no tenían Internet

Hoy en día cuando tenemos que consultar cualquier cosa en Internet recurrimos a la Wikipedia. Sin duda, esta web ha marcado un antes y un después en lo que a fuente de información se refiere. Sin embargo, esta web no apareció hasta 2001. Antes de aquel entonces, o bien recurríamos a enciclopedias físicas, o si teníamos un ordenador en casa a Microsoft Encarta.

La Encarta era la mayor enciclopedia digital que podíamos usar. Todo su material se incluida en sus discos, por lo que no necesitábamos conectarnos a Internet para poder realizar cualquier tipo de consulta.

Encarta 2009

También existieron otras muchas enciclopedias digitales, como la Larousse, que nos permitían consultar cualquier cosa desde nuestro ordenador. Aunque, siendo sinceros, nada tan completo como la propia Encarta de Microsoft.

Búscalo en la mula: una frase muy oída en los años 2000

Encontrar y descargar archivos de Internet hoy es demasiado fácil. Pero hace unos años, los programas más populares eran eDonkey, eMule y Ares. Aunque estos programas siguen funcionando hoy en día, la verdad es que su popular ha descendido enormemente, así como el número de archivos que podemos encontrar.

El eMule ha sido, con diferencia, el programa P2P de descarga de archivos más popular. Seguido de Ares para aquellos que querían bajar música en MP3. Cuando nos conectábamos a un servidor de eMule, automáticamente teníamos acceso a todos los archivos compartidos por todos los usuarios conectados al mismo servidor. Además, con la llegada de la red KAD, eMule se convirtió en una plataforma universal donde todos compartíamos con todos de forma distribuida, es decir, sin depender de servidores.

eMule en Windows XP

Hoy en día, eMule, eDonkey y Ares han sido sustituidos, o bien por webs de descarga directa, o por descargas torrent.

Movie Maker: editar vídeos nunca fue tan sencillo

Movie Maker ha sido uno de los mejores productos desarrollado por Microsoft. Aunque hoy en día es muy sencillo editar vídeos con cualquier programa, hace unos años esta tarea era bastante más complicada y estaba reservada para profesionales.

Movie Maker en Windows 10

Gracias a Movie Maker cualquiera podía crear sus propios vídeos o editar cualquier vídeo muy fácilmente. Este gran programa satisfacía las necesidades multimedia que podía tener cualquier usuario doméstico. Por desgracia, Microsoft lo descontinuó hace unos años, aunque aún se puede encontrar y descargar fácilmente. Y es totalmente funcional en Windows 10.

Winamp, el mejor reproductor de música del año 2000

Por último, no queríamos terminar este artículo sin hablar del que, para la mayoría, ha sido uno de los mejores reproductores multimedia: Winamp.

En un mundo en el que la mayor parte de la música se escuchaba en MP3, Winamp supo ofrecer a los usuarios lo que necesitaban: un programa gratuito y ligero en el que cargar todas las canciones y carpetas que queramos oír, darle al play y olvidarnos de él.

winamp 2

Aunque se rumorea de una posible vuelta de Winamp, la verdad es que no es más que humo. Y aunque volviera, ya no volverá a ser lo mismo, ya que su terreno se los han repartido entre Spotify y AIMP.