¿Juegas online? Ojo con los datos que recopila BattlEye

Cada vez hay más juegos online. Y, cuanto mayor es el número de jugadores en ellos, mayor es el número de tramposos que se aprovechan de programas o fallos para conseguir una ventaja sobre los demás. Los tramposos ensucian la experiencia de juego y pueden llegar a hacer que un juego, que a priori es popular, acabe cayendo en un pozo debido a que es imposible jugar en condiciones. Por ello, muchos desarrolladores implementan sistemas anti-trampas en sus juegos para combatir estas sucias prácticas. Y uno de los más populares últimamente es BattlEye.

¿Qué es BattlEye?

BattlEye es una herramienta diseñada para poder detectar y banear a los tramposos mientras se ejecutan ciertos juegos, bloquearlos e intentar garantizar la mejor experiencia de juego posible. Muchos títulos, como Destiny 2 (que lo ha incluido recientemente), la saga ARMA, PUBG o Fortnite (entre muchos otros) hacen uso de esta plataforma para intentar combatir a estos tramposos.

Cuando ejecutamos un juego, esta herramienta empieza a analizar nuestro ordenador constantemente (como si de una especie de antivirus se tratara) en busca de cualquier herramienta o práctica que pueda ser utilizada para hacer trampas. El sistema anti-trampas tiene sus propias medidas de seguridad que garantizan que el jugador, por ejemplo, no finaliza el proceso para poder hacer de las suyas, o que no usa otros programas para intentar ocultar su actividad. En caso de detectar a un tramposo, esta aplica baneos globales (por ejemplo, a una cuenta completa de Steam) para evitar que el tramposo pueda jugar a otros juegos.

Error BattlEye

Este sistema anti-trampas es totalmente gratuito para nosotros, ya que quien paga su licencia es la propia desarrolladora. Sin embargo, ¿realmente es así? ¿o, sin saberlo, estamos pagando «obligados» con nuestros datos?

Todo lo que recoge el anti-trampas mientras jugamos online

Aunque puede que los datos varíen en función del juego que lo ejecute, nosotros vamos a poder de ejemplo la última implementación del lanzador de BattlEye en Destiny 2. Al ejecutarlo por primera vez debemos aceptar una ventana que nos informa de los datos que se van a recoger y procesar mientras estamos jugando tranquilamente a través de Internet. Estos datos son:

  • Dirección IP de nuestro ordenador.
  • Identificadores de juego (nombre de usuario, ID, email, etc).
  • Información e identificadores del hardware (como números de serie de los componentes).
  • El sistema operativo que usamos.
  • Información de la memoria y de los archivos relacionados con el juego o con el sistema operativo.
  • Procesos que estamos ejecutando, drivers y otros ejecutables que podamos tener en el ordenador.
  • Nombres de archivos guardados en el PC.
  • Nombre de usuario de nuestro PC.

Privacidad BattlEye

Por si fuera poca la información que recoge este sistema anti-trampas, es cierto que nos puede llegar a ofrecer una experiencia de juego más limpia, sin tramposos, pero a cambio de problemas de rendimiento y un aumento considerable en los tiempos de carga, de espera y de la latencia. O, al menos, así lo indican las pantallas de carga de Destiny 2.

BattlEye asegura en su política de privacidad que tan solo procesa la información cuando es necesario, y que todo lo que no es necesario para identificar y sancionar a los tramposos no se almacena en sus servidores. A pesar de ello, esta es una muestra más de cómo estamos regalando nuestros datos tan solo por jugar.