Google te obligará a actualizar su navegador Chrome cada 4 semanas

Hasta ahora, Google ha estado lanzando nuevas versiones de su navegador, Chrome, cada 6 semanas. La última, el nuevo Chrome 89 que ha visto la luz del día esta misma semana. Sin embargo, aunque cada versión de Chrome llegaba cada mes y medio, la compañía lanzaba en ese tiempo una gran cantidad de actualizaciones, sobre todo de las versiones Beta y Canary. Y, por ello, para optimizar el desarrollo, agilizar el desarrollo e impedir que sus rivales, como Edge, le saquen demasiada ventaja, la compañía ha decidido reducir en dos semanas el tiempo entre versiones.

Habrá nueva versión de Chrome cada 4 semanas

Los responsables del desarrollo de Chromium han dado a conocer hace algunas horas el nuevo modelo de desarrollo que llevará el navegador. Así, a partir del tercer trimestre de este año (es decir, de cara a otoño de 2021) Chrome dejará de recibir una nueva versión cada 6 semanas y empezará a actualizarse cada 4 semanas, es decir, una vez al mes. Con este cambio, adoptan un plazo de entrega de nuevas versiones igual al que ha adoptado Mozilla con Firefox a finales de 2020.

Con este movimiento, lo que quiere Google es reducir la distancia en cuanto a correcciones y novedades entre las versiones Beta y Canary y la versión estable. Esto nos permitirá tener un navegador más moderno y actualizado y recibir nuevas funciones y correcciones más a menudo. Por supuesto, los parches de seguridad de Chrome seguirán llegando como lo han hecho hasta ahora.

Chrome Extended Stable: una especie de Firefox ESR de 8 semanas

Las empresas no pueden permitirse actualizar sus infraestructuras tan a menudo. Y usar una versión vieja de un software tan crítico como es el navegador web es inviable. Por ello, Google ha decidido crear también una nueva versión que convivirá con la estable, beta y Canary: Chrome Extended Stable.

Esta versión se caracteriza porque tendrá unos ciclos de vida de 8 semanas, en lugar de las 4 semanas del resto de versiones. Durante ese periodo de tiempo no recibirá actualizaciones de características, sino que solo recibirá parches de seguridad, los cuales llegarán cada dos semanas.

La versión estable del navegador y la Extended Stable compartirán las mismas características y los mismos parches durante las 4 primeras semanas. Sin embargo, cuando se lance una nueva versión de Chrome, la Extended Stable seguirá en la versión anterior, recibiendo exclusivamente los parches de seguridad para proteger a los usuarios.

Tras las 8 semanas de la versión de soporte extendido, ambas ramas se volverán a unificar.

¿Y qué pasa con Edge y otros navegadores basados en Chromium?

Depender de Google tiene cosas buenas… pero también cosas malas. Y esta es una de las malas. Los desarrolladores de los navegadores basados en Chromium, como Edge, Vivaldi u Opera, entre otros, se verán afectados por esta decisión de Google. Y, por tanto, tendrán que tomar una decisión.

Por un lado, las compañías pueden seguir los pasos de Google y lanzar una nueva versión cada 4 semanas, igual que Chrome, siguiendo así la rama de desarrollo normal. Y, por otro lado, pueden elegir retrasar el lanzamiento de nuevas versiones dos semanas más y lanzar una versión cada 8 semanas, coincidiendo con cada versión Extended Stable.

Incluso podríamos ver algún navegador que se desvincule de Google y, aunque siga basado en Chromium, empiece a usar su propio sistema de versiones, ofreciendo a los usuarios tan solo las actualizaciones de seguridad que lance Chrome para Chromium. Sin embargo, esto es poco probable que ocurra.