¿Tu disco duro o SSD está optimizado? Comprueba este ajuste

El disco duro es el componente de nuestro ordenador encargado de guardar los datos y mantenerlos en él incluso cuando apagamos el PC. Cuanto más espacio tengamos en él, más información podremos guardar antes de que se llene. Sin embargo, al contrario de lo que piensan muchos usuarios, que una unidad tenga mucho espacio no significa que el ordenador vaya a ir más rápido. En el rendimiento influyen otros factores más importantes, como la tecnología usada (si es HDD o SSD), o si el sistema operativo lo está optimizando correctamente para que pueda rendir a pleno rendimiento.

A media que vamos usando el ordenador, los datos guardados en el disco duro se van desordenando. Algunos archivos se borran dejando pequeños espacios entre los datos, y otros se dividen en partes muy pequeñas para poder ir rellenando estos espacios. Esto es lo que se conoce como fragmentación, y a la larga es el principal motivo por el que Windows va lento.

Hace años, la desfragmentación de las unidades era una tarea que había que realizar manualmente para asegurarnos de que el PC funcionaba a la perfección. Sin embargo, hoy en día esta tarea está automatizada por el sistema operativo, siempre y cuando la tengamos activada. Lo mismo ocurre con los SSD, solo que en lugar de tener que desfragmentarlos (tarea que puede ser peligrosa para ellos), se deben realizar ciertas labores de optimización para garantizar su correcto funcionamiento.

Windows es capaz de detectar si tenemos un SSD o un disco duro en el PC. Y debería activar automáticamente las tareas de mantenimiento adecuadas. Sin embargo, para asegurarnos, a continuación, vamos a ver cómo debemos comprobar que esto se está realizando correctamente.

Comprueba el estado de la optimización del disco en Windows

Como hemos explicado, para Windows tanto la desfragmentación en el caso de un disco duro, como la optimización en el caso de un SSD, son tareas similares. Y, por lo tanto, se encuentran dentro del mismo apartado. Para llegar a él, lo que debemos hacer es abrir la ventana de «Este Equipo», seleccionar el disco duro del PC y, con el botón derecho, abrir la ventana de propiedades. Dentro de esta ventana, seleccionaremos la pestaña «Herramientas», y la opción «Optimizar».

Abrir Optimizar Discos SSD

Veremos una nueva ventana como la siguiente donde podremos ver el estado actual de cada uno de los discos y SSD, si tenemos la optimización o la desfragmentación activada, y cuándo ha sido el último día que se ha optimizado la unidad.

Comprobar estado optimización disco duro SSD

En caso de que no se esté realizando la configuración podemos realizarla manualmente, o cambiar la configuración para que se ejecute automáticamente cuando nosotros queramos.

Otros consejos para mantener el disco duro y SSD al día

Además de esta tarea de optimización, también hay otras recomendaciones que pueden ayudar a nuestro ordenador a estar siempre al día. Por ejemplo, es necesario siempre asegurarnos de tener espacio libre suficiente para que tanto Windows como los programas puedan funcionar sin problemas. A medida que vamos teniendo menos espacio, el rendimiento del PC va cayendo al tener más complicada la tarea de guardar los datos.

También es importante intentar que en la unidad principal del sistema operativo no se utilice como almacén, ya que además de correr el riesgo de perder los datos en caso de fallo del sistema, eso hará que, al tener más espacio ocupado, todo vaya más lento.

1 Comentario