Cómo te ayuda LastPass al hacer compras en internet

A pesar de las últimas tecnologías de las que podemos echar mano tales como los lectores de huellas, las contraseñas de toda la vida siguen siendo el método de protección preferido por la mayoría. Pero recordar todas estas claves cada vez es más complicado, de ahí el éxito que están teniendo los gestores de tipo de elementos, como LastPass.

Debemos tener muy en cuenta que, tal y como nos recomiendan los expertos, las contraseñas que usemos deben de ser siempre diferentes y lo más complejas posible. Esto quiere decir que memorizar todas estas password poco a poco se está convirtiendo en una tarea casi imposible. Precisamente el crecimiento que están teniendo los gestores de contraseñas que la mayoría usamos de un modo u otro. Son muchas las propuestas de este tipo de las que podemos echar mano, empezando por ejemplo por aquellas que nos presentan los propios navegadores web.

Pero también podemos echar mano de multitud de servicios externos a estos programas tal y como sucede con uno de los más conocidos, LastPass. Es muy posible que muchos de vosotros en alguna ocasión hayáis echado mano de estas plataformas de protección. Generalmente las mismas crean una base de datos encriptadas con todos los contenidos que vayamos añadiendo, y protegidos por una llave maestra. Esto nos permite tener almacenadas todas nuestras contraseñas con seguridad, y para acceder a las mismas tan solo tenemos que recordar una. Evidentemente esta debe ser lo suficientemente compleja teniendo en cuenta su cometido principal.

Al mismo tiempo estos gestores de contraseñas nos ofrecen una buena cantidad de funciones adicionales relacionadas con la seguridad. De igual modo no solamente almacenan contraseñas, sino que muchos de ellos hacen lo mismo con cuentas bancarias, números de tarjetas, datos médicos, notas personales, etc.

Compra en internet más rápido con LastPass

Sirva como claro ejemplo de estas funciones adicionales, la característica de lo que os vamos a hablar a continuación. En concreto nos referimos a poder aumentar la seguridad de nuestros datos cuando compramos online. Hay que tener en consideración que el crecimiento del comercio electrónico no para de aumentar, algo que en estos momentos alcanza la mayoría de los usuarios. Pero de manera paralela uno de los mayores temores es la filtración de determinados datos en este tipo de acciones.

interfaz lastpass

Hablamos tanto de las credenciales de acceso a las diferentes plataformas donde compramos, como a los datos bancarios que compartimos con esas webs. A pesar de que las medidas de seguridad de las mismas cada vez son más y mejores, los atacantes andan al acecho para hacerse con estas informaciones. Os contamos todo esto porque el gestor de contraseñas mencionado de LastPass, intenta facilitarnos y protegernos al comprar online. Esto es algo que logra gracias a una función integrada en su plataforma.

De esta manera, no tenemos más que almacenar las credenciales de acceso y datos bancarios en este servicio, para que todo ello se rellene de forma automática cuando vamos a comprar. Como os podéis imaginar todo ello agiliza en gran medida tanto al proceso de autenticación en la tienda online, como el pago. Todo esto afectará tanto a la seguridad como a la funcionalidad de nuestros pagos al realizar este tipo de compras a través de internet.

¡Sé el primero en comentar!