Chrome gastará menos Internet gracias a esta función de Windows

Por lo general, la mayoría de nosotros, cuando nos conectemos a Internet, lo hacemos a través de una conexión de fibra óptica, FTTH, o un ADSL de alta velocidad. Pero, lo más importante, es que lo hacemos desde conexiones ilimitadas, por lo que no nos preocupa la cantidad de tráfico que gastemos. Sin embargo, seguro que en alguna ocasión nos hemos tenido que conectar a una red limitada, ya sea por Wi-Fi como, por ejemplo, a través de una conexión de datos desde el móvil o un modem. Estas conexiones solo nos permiten navegar una pequeña cantidad de gigas al mes y, si los pasamos, no podremos seguir conectados a Internet. Y esto puede ser un problema.

Windows 10 cuenta con una función especialmente diseñada para este tipo de conexiones, la que conocemos como «Conexión de uso medido«. Lo que hace esta opción es limitar el número de conexiones que se realizan en segundo plano, y detener ciertas tareas, para ahorrar datos. Por ejemplo, se desactivan las actualizaciones automáticas y la descarga de parches de Windows Update, así como muchas funciones de sincronización. Así, la cantidad de megas que se envían o reciben es más pequeña, para evitar quedarnos sin datos.

Conexión de uso medido en Windows

Esta opción podemos encontrarla dentro de las opciones de red de Windows 10. Cuando la activamos, se aplica al sistema operativo y a muchas de las aplicaciones del sistema, de manera que cuantos más datos podamos ahorrar, mucho mejor. Pero hay programas, como Google Chrome, que no respetan esta función. Al menos hasta ahora.

Chrome detectará las redes de uso medido en Windows 10

En Android y en iOS, Chrome es capaz de detectar cuando una conexión es de uso medido. Sin embargo, en Windows 10 esto no era posible. Para poder detectar esta configuración es necesario que el software tenga la API de WinRT, API que se encarga de permitir a cualquier programa o aplicación detectar la configuración de la red para saber, por ejemplo, si estamos ante una red de uso medido.

Ahora que Microsoft está poniendo todos los esfuerzos en mejorar Chromium, la compañía se ha propuesto garantizar que el motor de Google, y cualquier otro navegador, detecten fácilmente las configuraciones de los usuarios. Para ello, la compañía está trabajando en una nueva función, GetConnectionCost, que permitirá a cualquier programa detectar si estamos en una red de uso medido sin necesidad de usar la API de WinRT.

Google Chrome podrá detectar cuando estemos conectados a una red móvil o de uso medido para aplicar ciertas limitaciones de tráfico. Y lo mismo cuando activemos automáticamente el uso medido. Incluso podrá detectar cuando cambiemos manualmente de un estado a otro.

No sabemos cuándo llegará esta función al navegador, pero seguramente sea ya de cara a la próxima actualización de Windows 10. Y, por supuesto, todos los navegadores basados en Chromium (como Edge) podrán aprovecharse de ella.

El 35% de los usuarios de Windows 10 se ha conectado a una red de uso medido

¿Realmente son tan habituales las conexiones móviles en un PC? Gracias a la telemetría de Windows 10, Microsoft ha podido descubrir que al menos el 35% de los usuarios tiene una conexión de este tipo guardada en el PC. Eso no quiere decir que la utilice a diario, pero implica que al menos una vez se ha conectado a ella. Puede ser la red de un avión, usando un modem o desde un AP del móvil. Pero se usan.

La llegada de esta nueva función a Windows 10, y al navegador en general, nos permitirá optimizar mucho mejor el uso de estas redes medidas y ahorrar datos evitando conexiones innecesarias.