5 consejos para que tu ordenador no se recaliente con la ola de calor

Vienen días duros. La ola de calor que está azotando a España esta semana nos va a dejar temperaturas no vistas en mucho tiempo. Y, aunque muchas veces lo pasemos por alto, los sistemas electrónicos, como ordenadores, consolas o móviles, sufren mucho con las altas temperaturas. Si queremos evitar posibles problemas con ellas, especialmente a la hora de usar el PC, os dejamos algunos consejos para evitar que el ordenador sufra y podamos llegar a tener problemas.

Aunque el mejor consejo que podemos daros en esta ola de calor es mantenernos muy bien hidratados, y evitar estar en la calle (o, si estamos fuera, que sea en la piscina), si no queda otra que estar delante del ordenador, os vamos a dar algunas recomendaciones para evitar que, por las altas temperaturas, el PC se recaliente y pueda llegar hasta a romperse.

Utiliza el modo economizador

En Windows podemos encontrar varias opciones de energía que nos permiten controlar el consumo y el rendimiento del ordenador. Por defecto, Windows apuesta por un modo «equilibrado», que se encarga de ajustar automáticamente el rendimiento en función de las necesidades del PC. Pero es fácil que, si queremos que el ordenador rinda a pleno rendimiento, lo hayamos cambiado por otro plan como, por ejemplo, «Máximo Rendimiento».

Cambiar la configuración del plan de energía

Si no queremos tener problemas durante la ola de calor, lo mejor que podemos hacer es seleccionar el plan «Economizador». Este plan se encarga de reducir el rendimiento del ordenador para ahorrar energía, lo que se traduce, por supuesto, en generar menos calor. Está claro que el ordenador va a funcionar algo más lento, pero lo hará de forma más fresca y evitaremos tener problemas.

Acelerar los ventiladores

Muchas veces buscamos que el ordenador sea lo más silencioso posible. Y en invierno, o en condiciones normales, no hay problema en ello. Pero en verano, sobre todo pasando una ola de calor, esto no es buena idea. Por ello, para mejorar los flujos de aire, debemos plantearnos acelerar los ventiladores, aunque eso suponga tener más ruido, para evitar que el PC se sobrecaliente.

SpeedFan menú principal

Esto se puede hacer de muchas formas. Por ejemplo, las BIOS de los ordenadores nos permiten configurar perfiles de ventilación para acelerarlos, o ralentizarlos, en función de la temperatura de ciertos componentes. Además, también podemos usar programas para controlar los ventiladores de forma sencilla, como, por ejemplo:

  • SpeedFan
  • NoteBook FanControl
  • Thinkpad Fan Controller

No uses programas muy pesados

El ordenador no trabaja igual mientras navegamos por Internet, o vemos una serie o peli, que si estamos jugando o editando vídeo. Los programas más pesados hacen que los componentes que más calor generan, como son el procesador y la tarjeta gráfica, trabajen de forma más exhaustiva, aumentando el consumo de energía (que, por cierto, tampoco está precisamente barata) y, con ello, generan más calor.

uso cpu

Por lo tanto, para que el ordenador no sufra en las horas de más calor, es recomendable evitar hacer uso de todo tipo de programas o actividades que hagan que los componentes del PC trabajen a pleno rendimiento. Por ejemplo, como hemos mencionado, editar vídeo o jugar en el PC. Si nos dedicamos a minar criptomonedas, deberíamos plantearnos dar un descanso al PC estos días hasta que las temperaturas vuelvan a la normalidad.

Evita las horas puntas de calor

Cuando más calor va a hacer es desde la hora de comer hasta última hora de la tarde. Además, en este periodo de tiempo ya tenemos acumulados en la habitación todos los grados de la mañana. Por tanto, todo va sumando. Así, si no es imprescindible usarlo, es mejor mantener el ordenador apagado durante todas estas horas y evitar estar trabajando con él. Podemos optar por otras actividades, como leer, o ver series y pelis en la TV o en una tablet, ya que se calentará mucho menos, generará menos calor y no nos dará problemas.

Apagar o suspender cuando no lo estemos usando

Salvo que estemos trabajando con el PC, seguro que no estamos todo el rato sentados delante de él, utilizándolo constantemente. Sin embargo, mientras el ordenador está encendido está trabajando de manera innecesaria y generando calor que se acumula en la habitación y que sigue perjudicando el estado del ordenador.

Para evitarlo, lo mejor que podemos hacer es que, cuando no vayamos a usar el ordenador, lo tengamos apagado. Si por el motivo que fuese esto no es posible, como alternativa podemos recurrir a la suspensión. Al suspenderlo, el PC entra en un estado de consumo mínimo donde no se calienta. Y, si lo necesitamos, podemos reactivarlo en segundos.

¡Sé el primero en comentar!