Cuándo es mejor usar Calibre en Windows para tus ebooks

Si nos referimos a los libros electrónicos o ebooks que de un tiempo a esta parte están intentando sustituir a los libros de papel de toda la vida, aquí el software también es muy importante. Son varias las soluciones que nos ofrecen una libertad de funcionalidades para el tratamiento con estos archivos, donde destaca Calibre.

Hablamos de una potente solución que lleva muchos años entre nosotros y que se ha ganado su prestigio gracias al buen comportamiento que tiene. Se trata de un proyecto de código abierto que poco a poco se mejorado y actualizado por sus responsables. Como os podréis imaginar el programa se centra en ofrecer todo aquello que necesitemos a la hora de hacer todo tipo de tareas con ebooks.

Para la mayoría de los usuarios que manejan este tipo de archivos de manera habitual, Calibre se ha convertido en una solución indispensable para su ordenador. Cuenta con todo tipo de funciones tales como la lectura de estos contenidos, su conversión, gestión, edición, compra, etc. Y no solo eso, sino que además nos permite gestionar grandes bibliotecas compuestas por todos los libros que con los años hemos ido acaparando. De ahí precisamente su importancia, ya que desde aquí incluso podremos enviar estos archivos a nuestros dispositivos compatibles.

Por tanto, vamos a ver a continuación cuando realmente nos interesa echar mano de este programa, o algunas situaciones en las que nos pueden interesar otras soluciones.

Gestionar grandes bibliotecas

Ya os hemos comentado que este es un programa que principalmente se enfoca a la gestión de lo que podríamos denominar bibliotecas de libros electrónicos. Estas son colecciones de cientos incluso miles de estos archivos que los tenemos almacenados en nuestras unidades de disco. Por tanto, Calibre nos ofrece todo lo necesario para este tipo de controles y gestiones y así tener un orden sobre nuestra biblioteca de libros electrónicos.

Además, nos permite modificar crear y gestionar los metadatos de cada uno de los títulos para así poder colocarlos a nuestro gusto o necesidad.

Para enviar libros electrónicos a nuestro dispositivo

Una vez que hemos cargado nuestra biblioteca de contenidos de este tipo en Calibre, se crea una lista tan amplia como la biblioteca en sí con todos nuestros títulos. Sin embargo, en la mayoría de los casos no vamos a leer desde este programa, sino que generalmente lo hacemos desde un dispositivo móvil como un lector específico o el teléfono.

Sin embargo, una función que pone a nuestra disposición y que no todo el mundo conoce, es la de enviar contenidos a nuestros dispositivos. Basta con pinchar en el título con el botón derecho y seleccionar la opción de enviar al dispositivo. Esto es algo que resulta muy cómodo y además convierte automáticamente el libro al formato más compatible con ese producto.

Calibre no es la mejor opción para leer ebooks

Cierto es que este programa nos ofrece su propio lector de contenidos de este tipo con múltiples funciones. Por tanto, podríamos decir que nos encontramos ante un potente lector de libros electrónicos integrado en un programa para la gestión de estos. Sin embargo, igualmente podemos decir que no es la mejor opción de la que podemos echar mano, ya que éste es un lector más bien preparado para consultar contenidos de manera puntual.

Interfaz calibre

Si buscamos es algo más concreto para la lectura de ebooks, os recomendamos otros programas más específicos y dedicados, o incluso un navegador web. De igual modo los dispositivos tipo Kindle se pueden considerar como los más cómodos y adecuados para todo esto.

Hay mejores soluciones para convertir libros electrónicos

Este es un programa que igualmente cuenta con su propia funcionalidad de conversión, y además es compatible con la mayoría de los formatos. Pero lo cierto es que, si vamos a necesitar convertir un libro electrónico de manera puntual, no es necesario que instalemos este programa. En internet encontramos otras muchas soluciones web que nos serán de mucha ayuda a la hora de realizar estas conversiones entre libros electrónicos.