¿Debería desaparecer OpenOffice y fusionarse con LibreOffice?

Las soluciones ofimáticas de las que podemos echar mano en estos momentos son muchas, algunas de ellas en forma de potentes suites que nos ayudan mucho. No cabe duda de que la más conocida extendidas en todo el mundo es Office de Microsoft. Sin embargo, hay otras alternativas gratuitas interesantes como sucede en los casos de OpenOffice y LibreOffice.

Es muy posible que todas estas alternativas en forma de suites ofimáticas os resulten a la mayoría más que conocidas, al menos de oídas. Y es que todas ellas llevan una buena cantidad de años entre nosotros ofreciéndonos sus servicios y utilidad. Eso sí, mientras que la propuesta de Microsoft que es un software comercial de pago, las dos restantes son proyectos gratuitos de código abierto. De hecho, en estos momentos se considera que LibreOffice es la alternativa a Office más potente e interesante.

Se trata de un proyecto en pleno crecimiento que no para de recibir actualizaciones para mejorar su funcionalidad y ser cada vez más compatible con la suite de los de Redmond. Para que os hagáis una idea de lo que os hablamos, en realidad LibreOffice es un fork de OpenOffice que se lanzó posteriormente como alternativa más actual. De hecho, la que podríamos considerar como la hermana pequeña si habéis arrollado de una manera mucho más rápida que el proyecto original. En pleno 2021 podemos afirmar que mientras que la suite ofimática OpenOffice sigue siendo una marca reconocida en el sector, su producto está quedando atrás.

Esto es algo que se hace especialmente patente sí lo compramos con una suite mucho más actual cómo es LibreOffice, a pesar de estar basada en la primera.

Cuál es el futuro de OpenOffice ante LibreOffice

Una vez sabemos todo esto que os hemos contado y teniendo en cuenta que ambos proyectos son de código abierto y gratuitos, nos podemos plantear una pregunta. En concreto nos referimos a la posibilidad de que la suite original desapareciese en favor de su hermana pequeña, LibreOffice. Es más, esta es una cuestión que hace poco más de un año, en el vigésimo cumpleaños de Open Office, el consejo directivo de The Document Foundation redactó una carta abierta referente a este tema. En la misma dejó entrever que la existencia de ambas propuestas puede confundir a los usuarios. A su vez estos deberían tener claro que disponen de una propuesta basada en OpenOffice mucho más actual y actualizada como es LibreOffice.

LibreOffice

En otras palabras, agradeciendo el trabajo que en el pasado se realizó sobre la suite original, solicita de buenas maneras su desaparición. Cómo podrías imaginar esto es algo que no gustó demasiado a Jim Jagielski. Hay que decir que este forma parte del del Comité de Gestión de Proyectos de Apache OpenOffice.

Sin embargo, si lo vemos desde el punto de vista del usuario, lo cierto es que esta fusión dejando LibreOffice como única alternativa, no sería mala idea. Uniría a dos propuestas similares de código abierto en una sola más moderna y actual para competir de manera más fehaciente contra Office de Microsoft. Asimismo, todos los usuarios amantes del código abierto utilizarían una única propuesta este tipo haciendo así este mercado más potente y estable. Además, ambos proyectos podrían trabajar de manera conjunta para mejorar el producto que ponen a nuestra disposición.

¡Sé el primero en comentar!