¿Puedo instalar Debian? Estas son las arquitecturas donde funciona

Debian es una de las distribuciones Linux más conocidas que podemos encontrar para instalar en nuestro ordenador o servidor. Esta distro es una de las más estables que podemos encontrar, y de las que mejor apuestan por esa «experiencia Linux» que tanto solemos buscar al dejar de lado otros sistemas como Windows. Sin embargo, como cualquier otro sistema operativo, Debian tiene algunas limitaciones que debemos tener en cuenta a la hora de elegir dónde queremos instalarlo.

Cuáles son los requisitos de Debian

Lo primero que debemos tener en mente es qué hardware necesitamos para que Debian funcione correctamente. Y la verdad es que, en este sentido, no es un sistema especialmente exigente, y podremos instalarlo en prácticamente cualquier ordenador que podamos tener por casa. Eso sí, dependiendo de su potencia podremos conseguir que vaya más o menos fluido en ese sentido.

Escritorio Debian 11 Bullseye

Lo primero que necesitamos es una CPU. Y la mínima para poder instalar este Linux es contar con un Pentium 4 a 1 GHz. Los responsables de Debian recomiendan in Intel i5, o equivalente en AMD, para que vaya fluido, pero para instalarlo, y que funcione, basta con mucho menos.

Otro de los requisitos para poder instalar este SO en el PC es tener, como mínimo, 256 MB de memoria RAM. Si lo comparamos con el mínimo de RAM de Windows 11 (que son 4 GB), la diferencia es notable. Eso sí, lo recomendable, para funcionar bien, es 1 GB.

Y, por último, el espacio libre en el disco duro mínimo es de 10 GB, aunque se recomienda tener al menos 20 GB para que el sistema no tenga problemas y pueda escribir sus propios archivos sin impedimentos. Y, si lo instalamos en un SSD, mucho mejor.

Arquitecturas de procesador compatibles

Pero cumplir con los requisitos no es lo único que necesitamos para poder poner en marcha esta distro en cualquier dispositivo. Es importante asegurarnos de que, también, el núcleo del sistema (lo que conocemos como Kernel) cuenta con los binarios necesarios para poder entenderse con el procesador.

Hasta la última versión estable de Debian, las arquitecturas que vienen incluidas de serie en este sistema son las siguientes:

  • AMD64: la típica arquitectura de 64 bits que tenemos todos en el PC de casa. También incluye soporte para procesadores Intel con extensión EM64T.
  • ARM64: soporta los últimos procesadores ARM de 64 bits.
  • ARMEL: compatible con máquinas ARM little-endian.
  • ARMHF: una alternativa a ARMEL para máquinas ARMv7 con hard-float.
  • i386: los típicos procesadores de Intel de 32 bits. Incluye desde el 386 de Intel hasta los Pentium III, incluyendo toda la gama de procesadores AMD y Cytrix.
  • ia64: ordenadores Intel IA-64 (Itanium).
  • MIPS: sistemas SGI con big-endian MIPS, como Indy, Indigo2 y Digital DECstations.
  • POWERPC: todo tipo de equipos con procesadores PowerPC, como muchos IBM/Motorola, y los Apple Macintosh PowerMac.
  • PPC64EL: equipos que usan el port de 64 bits de los PowerPC.
  • s390x: máquinas Z de IBM System de 64 bits.

Debian también era compatible con otras arquitecturas diferentes en el pasado, como la m68k, usada, por ejemplo, en las consolas AMIGA y Atari. Y también tiene librerías para poder funcionar en sistemas no cubiertos en la lista, como los hppa (de Hewlett-Packard) y los alpha (de Compaq/Digital’s Alpha), así como el port de 32 bits del s390.

¡Sé el primero en comentar!