Twitter vs Mastodon: 3 diferencias clave que hacen perder millones a Elon Musk

Twitter vs Mastodon: 3 diferencias clave que hacen perder millones a Elon Musk

Rubén Velasco

El mercado de las redes sociales está revuelto. Han pasado ya varios días desde que Elon Musk tomó el control de Twitter y empezó a llevar a cabo todo tipo de cambios: algunos lógicos, y otros catastróficos. La evolución al modelo de pago, donde o pasas por caja o serás «invisible», así como otras novedades que están sobre la mesa, está haciendo que los usuarios estén dejando esta red social en masa en busca de otras alternativas mucho más libres donde puedan seguir haciendo uso de las redes sin el yugo de Musk. Y una de las principales beneficiadas de esta migración es Mastodon.

Mastodon es una red social que nació, en 2016, como una alternativa descentralizada de Twitter donde primara la libertad de expresión y donde los usuarios no tuvieran que ver cada vez más publicidad. En sus primeros 5 años de vida, esta red social ganó 1 millón de usuarios, una cifra más que respetable, convirtiéndose en un nicho para todos los usuarios que, por un motivo u otro, abandonaban Twitter. Sin embargo, desde la llegada de Musk, el número de usuarios de esta red social ha crecido exponencialmente, ganando en cuestión de semanas 4 millones más de usuarios. Por fin Mastodon empieza a ser una alternativa que puede hacer temblar a Twitter.

Mastodon Red Social

Pero, ¿sabemos exactamente cuáles son las principales diferencias clave entre Twitter y Mastodon? Vamos a verlas.

Cambios en los «like» y los «retweets»

En vez de hacer un like a un tweet, en Mastodon lo que se llevan son los «favoritos». Básicamente no es otra cosa que lo mismo, con un nombre diferente. La interfaz, además, es muy similar, y el icono, en forma de estrella, es prácticamente igual al que tenía Twitter antes del cambio al corazón. Un toque de nostalgia que nunca viene mal.

Además, en vez de hacer retweet, lo que hacemos en Mastodon son «boost» o «potenciar» un mensaje, siendo algo que ayuda a que dicho mensaje llegue a más gente, pero de forma independiente a lo populares que seamos o no.

En vez de un servidor, hay «instancias»

Twitter es todo un solo servidor, dentro del cual se encuentran todos los usuarios e interactúan entre sí. En Mastodon, la red social es distribuida, pudiendo cualquiera montar su propio servidor, o «instancia», y los usuarios pueden elegir a qué instancia apuntarse.

Podemos apuntarnos a la principal, Mastodon.social, o a cualquier otra instancia tematizada donde encontraremos gente hablando de los temas de los que va la sala. En un principio, solo podemos ver y leer a los usuarios de dicha instancia, aunque también podemos seguir a personas de otras instancias mediante su propio ID y el ID de la instancia.

Experiencia OpenSource son sabor a libertad

Y, por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de otra de sus principales ventajas: la libertad. Todo el desarrollo de esta red social es libre. Mastodon no está controlado por una gran empresa que busca hacer dinero como sea, sino que son los propios usuarios quienes, sin ánimo de lucro, montar sus propias instancias y brindan el servicio a los demás usuarios.

Todo el desarrollo de la plataforma es abierto. Y, en su reglamento podemos encontrar que prima, sobre todo, la libertad de expresión, siempre y cuando no se traten temas nazis ni se falte al respeto a los demás. Mastodon no tiene moderadores globales, sino que es el propio responsable de la instancia quien suele encargarse de controlar los mensajes polémicos.

Además, Mastodon está libre de anuncios, y tiene una línea de tiempo cronológica. Todo lo que queremos que sea Twitter, al final, lo encontramos aquí.

1 Comentario