Las mejores aplicaciones para forzar el cierre de cualquier programa bloqueado en Windows

Escrito por Rubén Velasco
Software

No hay nada más molesto que estar trabajando y que, de repente, se nos quede bloqueada una aplicación en nuestro ordenador. Aunque Windows normalmente suele intentar recuperar la aplicación y, de no conseguirlo, opta por finalizarla automáticamente para que el resto del sistema siga funcionando, esto no suele salir siempre bien, y en muchos casos Windows no es capaz de cerrar la aplicación y, además, la aplicación bloqueada nos impide finalizarla a nosotros mismos. Por suerte, existen aplicaciones diseñadas especialmente para ayudarnos en esta tarea.

Cuando una aplicación se bloquea, lo primero que debemos probar es a intentar cerrarla manualmente pulsando Alt+F4. Si no funciona, lo siguiente es intentar tomar el control de alguna otra ventana utilizando Alt+Tab, para cambiar a otra aplicación, o abriendo el administrador de tareas con Control+Shift+Esc para cerrar la aplicación desde allí. En última instancia, siempre podemos pulsar Control + Alt + Supr para ir a la ventana de control para poder abrir el administrador de tareas, cerrar la sesión e incluso reiniciar el equipo si no queda otra.

Sin embargo, antes de optar por soluciones tan radicales, existen aplicaciones muy sencillas y gratuitas que nos van a permitir finalizar a la fuerza cualquier aplicación bloqueada, incluso las aplicaciones que quedan bloqueadas a pantalla completa.

Aplicaciones para forzar el cierre de aplicaciones bloqueadas a la fuerza

La primera de las aplicaciones para este fin es SuperF4. Mientras que el atajo de teclado de Windows por defecto para cerrar aplicaciones es Alt+F4, esta aplicación nos permite utilizar un nuevo atajo, Control+Alt+F4, para matar al instante el proceso de cualquier aplicación que se haya quedado bloqueada y que, por algún motivo, se niega a finalizarse. Además, también podemos recurrir al atajo de teclado Win+F4 para matar el proceso de la siguiente ventana sobre la que hagamos clic.

Como podemos ver, una excelente herramienta para exprimir al máximo la tecla F4 de nuestro ordenador.

Además de SuperF4, otra aplicación similar para ese fin es ProcessKO. Esta aplicación también utiliza Control+Alt+F4 para finalizar a la fuerza cualquier proceso, aunque también nos permite utiliza Control+Alt+F5 para volver a abrir una aplicación de nuevo en vez de matar su proceso. Esta aplicación cuenta con temporizadores para cerrar aplicaciones cuando pase cierto tiempo.

One Click App Killer es otra sencilla aplicación similar a las anteriores pero que, en vez de permitirnos cerrar las aplicaciones con un atajo de teclado, nos permite finalizarlas con un solo clic. Cuando ejecutamos esta aplicación, el cursor del ratón cambia y, cuando hagamos clic sobre la ventana o programa que queremos finalizar, este se cerrará automáticamente.

Si ninguna de estas aplicaciones es capaz de finalizar el proceso, lo único que nos quedaría por hacer es reiniciar nuestro ordenador. Para hacerlo de forma segura y no perder datos, lo mejor es guardar la información de las aplicaciones que tuviéramos abiertas (por ejemplo, si teníamos algún documento) y reiniciar el ordenador desde su correspondiente opción del menú inicio o desde el menú de Control + Alt + Supr.

¿Cómo sueles cerrar las aplicaciones y procesos bloqueados en tu ordenador?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo