¿Puedo instalar Windows 10 en mi ordenador antiguo? Estos son los requisitos mínimos de Windows 10

Cada vez que Microsoft lanza una nueva versión de su sistema operativo se cree que se necesita un ordenador de última generación para poder hacer uso del sistema sin problemas. Sin embargo, a diferencia de lo que muchos usuarios piensan, esto no es cierto, y es que las últimas versiones del sistema operativo, como es la última Windows 10 Fall Creators Update, sigue teniendo los mismos requisitos para funcionar que Windows 7, versión lanzada en 2009.

Últimamente hemos visto una serie de comentarios en los que muchos usuarios aseguran que para poder utilizar Windows 10 con total normalidad y de manera fluida es necesario un equipo de gama muy alta (un Intel i5, por ejemplo, y 16 GB de memoria RAM). Lejos de la realidad, hemos querido recopilar los requisitos mínimos oficiales que Microsoft recomienda para poder instalar Windows 10 y, de paso, dar una serie de recomendaciones para mejorar el funcionamiento de este sistema operativo en ordenadores bastante antiguos y con unas prestaciones de gama baja.

Paint Inicio Windows 10 Spring Creators Update

Requisitos mínimos de Windows 10

Atendiendo a los requisitos mínimos oficiales de Microsoft, para poder instalar Windows 10 en un ordenador es necesario que este tenga un procesador funcionando a 1 Ghz (no se especifica generación ni número de núcleos, solo que tenga 1 Ghz de frecuencia), además de 1 GB de memoria RAM instalada en el equipo (2 GB para la versión de 64 bits) y 16 GB de espacio libre en el disco duro.

Ahora bien, estos requisitos son los necesarios para garantizar el correcto funcionamiento de la versión de 32 bits. Si queremos instalar la versión de 64 bits, aunque Microsoft asegura que con 2 GB es suficiente, lo ideal sería tener al menos 4 GB de memoria RAM (ya que de no ser así esta versión tampoco tendría mucho sentido esta versión), además de tener un procesador un poco más potente (y compatible con instrucciones de 64 bits) para poder mover el sistema sin problemas. Además, serán necesarios 20 GB de espacio en el disco duro.

Cómo hacer que Windows 10 funcione perfectamente en ordenadores antiguos

Aunque podemos instalar Windows 10 en cualquier ordenador que cumpla con los requisitos anteriores, eso no significa que el sistema operativo nos vaya a funcionar igual que en cualquier ordenador de gama alta, especialmente a medida que vayamos instalando aplicaciones y habilitando todo tipo de características.

La primera de las razones por las que Windows 10 puede ir lento en un ordenador antiguo es por Windows Defender. Este es uno de los mejores antivirus para Windows 10, y viene instalado y activado por defecto en el sistema. El problema de este antivirus es que consume demasiados recursos, sobre todo al instalar aplicaciones y analizar procesos al ejecutar aplicaciones cotidianas. Por ello, si tenemos un ordenador antiguo, lo mejor que podemos hacer es no utilizar Windows Defender y optar por otro antivirus más liviano que no cause problemas de rendimiento.

Windows Defender Windows 10 2018

Otra de las aplicaciones que más recursos consumen al utilizar Windows es Google Chrome, el navegador web más utilizado. A la mayoría de los usuarios les gusta este navegador, sin embargo, nunca se ha caracterizado por ser especialmente respetuoso con la memoria RAM, y por ello es fácil que, si somos de los usuarios con 1 GB o 2 GB de memoria tengamos problemas al usar este navegador. Como alternativa, podemos optar por Firefox, e incluso por Microsoft Edge, navegadores más ligeros para ordenadores antiguos.

Consumo de memoria RAm en Google Chrome y Windows 10

Las transparencias, animaciones y demás efectos son muy bonitos, pero también consumen muchos recursos. Por ello, salvo que tengamos una tarjeta gráfica de gama alta (algo poco probable si usamos un ordenador con 1 GB de RAM), lo mejor que podemos hacer es desactivar todos estos efectos para ahorrar el máximo de recursos.

Por último, si tenemos espacio libre de sobra en nuestro disco duro, igual nos merece la pena aumentar el tamaño del archivo de paginación de manera que, cuando estemos utilizando más memoria RAM de la cuenta, al menos se pueda recurrir a este fichero de paginación (a cambio de una pérdida de rendimiento) antes de que el sistema se quede colgado.

¿Qué ordenador necesito para poder utilizar Windows 10 sin problemas ni limitaciones?

Obviamente, si tienes un i7 Coffee Lake con 32 GB de RAM y un SSD M.2, Windows 10 va a ir a la perfección. Sin embargo, no es necesario tener un ordenador de más de 1500 euros para poder mover Windows 10 con soltura.

Aunque podemos instalar el sistema operativo en la gama más baja de procesadores con tal de que tengan, al menos, 1 Ghz de frecuencia, si no queremos tener problemas en cuanto al procesador lo ideal es tener, al menos, un i3 o i5 (aunque sean de primera generación) para que el procesador sea capaz de mover el sistema operativo en condiciones.

En cuanto a la memoria RAM, podemos instalar Windows 10 simplemente teniendo 1 GB, pero si queremos poder utilizar programas como Google Chrome sin que estos nos dejen sin RAM, qué mejor que tener, al menos, 4 GB de memoria para poder mover el sistema con soltura. Además, al montar 4 GB de RAM, debemos instalar la versión de 64 bits del sistema operativo, la cual es más segura que la versión estándar de 32 bits.

Por último, donde más vamos a notar el rendimiento de Windows 10 es en el disco duro. Podemos instalar el sistema operativo si queremos en un disco IDE, si siguen existiendo, pero si optamos por usar un SSD, entonces Windows 10 irá al máximo, incluso en hardware bastante antiguo.

Si mi ordenador sigue sin funcionar bien con Windows 10, ¿qué puedo hacer?

Si el ordenador viejo sigue sin mover aceptablemente el sistema operativo, la solución no es volver a Windows 7, ya que los requisitos mínimos son los mismos y acabaremos teniendo los mismos problemas.

En su lugar, lo mejor es dar una oportunidad a Linux. Aunque Ubuntu es el sistema operativo Linux más conocido y utilizado, los requisitos de este son bastante similares al de Windows 10, y además consume muchos recursos en lo relacionado con el escritorio gráfico. Por ello, os recomendamos una distribución basada en él pero mucho más ligera, como, por ejemplo, Lubuntu, un Ubuntu con escritorio LXDE.

Lo que nunca deberíamos hacer es caer en la tentación de usar las versiones de Windows Mini, ya que solo causan problemas, además de ser un riesgo para nuestra seguridad.

¿Tienes un ordenador viejo, o de gama baja, con Windows 10? ¿Qué tal mueve el sistema operativo?