CRITICAL_PROCESS_DIED. Causas y solución de este error en Windows

Escrito por Rubén Velasco
Miniguias

Los pantallazos azules son los errores más críticos de Windows y pueden aparecernos en cualquier momento, cuando menos nos lo esperamos. Estos pantallazos azules, aunque molestos, suelen servidor para proteger nuestro sistema y todos nuestros datos ante un fallo inminente que, de ejecutarse, podría corromper todo nuestro sistema, o simplemente pueden aparecer al ser incapaz Windows de procesar una instrucción concreta en el hardware por diversos motivos. Existen muchos tipos de errores dentro de los pantallazos azules, pero en esta ocasión vamos a centrarnos en el error CRITICAL_PROCESS_DIED.

Muchas veces, Windows nos indica qué ha generado un error en el sistema, lo que nos da la posibilidad de identificar al causante y poder solucionarlo de una forma relativamente sencilla. Sin embargo, en otras ocasiones, Windows puede mostrarnos errores demasiado genéricos que no nos dan a entender qué ha pasado ni nos ayudan a solucionar el error.

Uno de estos errores suele aparecer de repente, mientras utilizamos nuestro ordenador y vemos cómo Windows se bloquea, aparece la conocida (y renovada) pantalla azul triste de error de Windows y, dentro de la descripción, podemos ver un mensaje que dice “CRITICAL_PROCESS_DIED“.

¿Qué puede causar el error CRITICAL_PROCESS_DIED?

Debido a las medidas de seguridad de Windows y a los controles para evitar que otras aplicaciones no autorizadas puedan acceder a ciertas partes del sistema y modificar, por ejemplo, los archivos más sensibles del sistema operativo, cuando Windows detecta una modificación no autorizada en un proceso o alguno de estos ficheros bloquea el sistema automáticamente para evitar daños, apareciendo este error con el mensaje de que un proceso crítico ha muerto.

Este error puede ser causado por una gran variedad de razones, aunque las más frecuentes son un problema con un controlador (especialmente de tarjetas gráficas, tarjetas de red, Wi-Fi e impresoras y escáneres) o un malware que intenta tomar el control de nuestro sistema aprovechándose de alguna vulnerabilidad.

La mayoría de las veces, tras reiniciar el sistema, este volverá a arrancar sin problemas y, una vez lo haga, antes de que vuelva a aparecer debemos tomar las medidas necesarias para remediarlo. En caso de que no arranque y entremos en un ciclo continuo de reinicios, debemos arrancar nuestro ordenador en modo seguro, o a prueba de fallos, para poder identificar al causante del problema y poner remedio.

Cómo solucionar el error CRITICAL_PROCESS_DIED en Windows

Configurar un inicio limpio

Tanto si nuestro ordenador enciende de normal como si tenemos que arrancar en modo seguro, el primer paso será configurar un “inicio limpio” en nuestro Windows de manera que el sistema operativo tan solo arranque con lo necesario para poder funcionar con normalidad. Para ello, buscaremos en Cortana (o ejecutaremos) el comando “msconfig” y nos desplazaremos hasta el apartado “Servicios”.

Inicio de Windows limpio

En este apartado, tal como muestran las flechas, debemos ocultar los servicios de Windows (para evitar desactivar alguna cosa que no debamos) y desactivaremos todo lo demás que nos aparece, que serán todos los servicios de terceros que se cargan junto a Windows. Podemos desactivarlos uno a uno o utilizar el botón para ello.

Una vez desactivados, reiniciamos de nuestro ordenador y esperamos a ver si vuelve a aparecer el fallo. De ser así, debemos seguir con los pasos anteriores. De no ser así, el causante de los fallos es algún programa instalado, por lo que debemos volver a hacer este paso activando uno a uno los servicios hasta que el error vuelva a aparecer, identificando así al responsable.

Desinstalada la aplicación causante de los problemas los errores deberían haber desaparecido.

Volver a un estado anterior cuando todo funcionaba correctamente

Muchas veces este error se debe a un fallo con un controlador o a que algún elemento del sistema ha sido modificado. Por ello, si el error ha empezado a aparecer de repente, una de las mejores soluciones por las que podemos optar es por restaurar nuestro sistema a un estado anterior.

De esta forma, por ejemplo, si el causante es un controlador en mal estado o una aplicación actualizada, al restaurar al estado anterior y revertir los cambios, el problema debería desaparecer.

Restaurar sistema

También podemos ejecutar el comando “sfc /scannow” desde una ventana de CMD con permisos de administrador que comprobará la integridad de todos los archivos de Windows y, si alguno de ellos ha sido modificado por alguna razón, lo restaurará a su versión original.

Actualizar los drivers de nuestro ordenador

También es posible que la culpa sea un controlador en mal estado. Por ello, el siguiente paso que debemos probar es a actualizar todos nuestros drivers en Windows de manera que si alguno de ellos está dañado, obsoleto o se trata de una versión defectuosa (como ha pasado alguna vez con las gráficas Nvidia), al instalar la nueva versión los problemas deben desaparecer.

Los drivers podemos actualizarlos manualmente, todos ellos bajados desde las páginas de los fabricantes, o utilizar una herramienta como IObit Driver Booster que nos permita fácilmente actualizar todos nuestros drivers automáticamente.

Comprobar que el hardware funciona correctamente

Por último, también es posible que este problema se deba a un fallo en el hardware. Cualquier componente del ordenador puede ser el responsable, desde el procesador o la memoria RAM hasta una simple tarjeta conectada al puerto PCI.

Por ello, el siguiente paso será comprobar que los componentes de nuestro ordenador están en condiciones. Para ello, podemos utilizar herramientas como Memtest86 que nos permiten saber si el procesador y la RAM están en condiciones.

Para descartar problemas con nuestra tarjeta gráfica podemos utilizar cualquier aplicación de benchmark, igual que para el disco duro puede servirnos una aplicación que nos permita conocer el estado SMART del disco (como CrystalDisk Info) o un programa como AIDA64 que nos muestra todo tipo de información útil sobre nuestro ordenador, como, por ejemplo, los voltajes de la fuente de alimentación y muchos de los componentes.

Otras soluciones al error CRITICAL_PROCESS_DIED de Windows

Por último, si todo lo anterior ha fallado, lo único que nos queda por hacer es comprobar que nuestro sistema está limpio de malware utilizando un antivirus actualizado (a ser posible, desde el modo a prueba de fallos, para más seguridad).

También podemos probar si nuestro ordenador falla mientras utilizamos un sistema operativo LIVE, como Ubuntu o Tails y, en caso de que con estos sistemas Linux cargados desde la RAM todo funcione con normalidad, el último paso es formatear nuestro ordenador y volver a reinstalar Windows desde cero, ya que esta será la manera más eficaz para acabar con este problema.

¿Alguna vez te has encontrado con el error CRITICAL_PROCESS_DIED? ¿Quién era el responsable y cómo lo solucionaste?

Fuente > ghacks

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo