¿Es más seguro el software libre que el software privativo?

Escrito por David Onieva
Seguridad

De todos es sabido que los usuarios de software de código abierto, como por ejemplo los que de manera habitual trabajan con equipos comandados por sistemas Linux, por regla general se sienten orgullosos de la seguridad que estos programas aportan con respecto a los sistemas cerrados propios de otras firmas, dígase Microsoft Windows o Mac de Apple.

Sin embargo esta es una pregunta sobre la que los expertos a día de hoy, tras muchos años de discusiones, siguen sin ponerse de acuerdo. ¿Es más seguro el software de código abierto que los programas cerrados, o viceversa? Lo cierto es que, en términos generales, ambos bandos tienen sus razones con las que defender sus argumentos. Por un lado, los usuarios de las aplicaciones y sistemas de código abierto, defienden que, al estar el código fuente disponible a los ojos de todo el mundo, es mucho más fácil localizar posibles agujeros de seguridad y vulnerabilidades que pongan en peligro los datos de los usuarios.

Por otro lado, aquellos que consideran que los sistemas cerrados son más seguros en este sentido, afirman que al tener acceso tan solo los expertos al código fuente de sus aplicaciones, es más complicado que se produzcan filtraciones o inserciones de software malicioso en este tipo de sistemas. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, Google premia a las personas que descubren fallos de seguridad en su software Chrome, aunque no es el único gigante de la tecnología en utilizar estas tácticas.

La seguridad es primordial en ambos casos

De hecho muchas empresas están gastando muchos millones en hacer que sus propuestas sean lo más seguras posible, argumentando que la seguridad de sus proyectos es una de sus prioridades, todo con el fin de intentar frenar que los atacantes vulneren sus sistemas. Por otro lado, otros aseguran que cuando el código fuente es público, más ojos están disponibles para detectar posibles vulnerabilidades o errores en dicho código, por lo que siempre será más rápido y sencillo poner soluciones con el fin de ganar en seguridad.

Seguridad código abierto

Sea como sea, en cualquiera de los dos casos, lo que ha quedado más que demostrado es que la seguridad no está garantizada en ningún momento, ya hagamos referencia a propuestas de código abierto, o no. Pero también es cierto que lo que se procura es que los riesgos de ser atacados se reduzca en la medida de lo posible. Sirva como ejemplo que los sistemas Linux son considerados desde hace mucho tiempo como un sistema operativo seguro, en buena parte debido a las ventajas que ofrece su diseño. Dado que su código está abierto, son muchas las personas que incorporan mejoras de las que el resto de usuarios de Linux se benefician, a diferencia de las propuestas de Windows o MacOS, donde estas correcciones generalmente se limitan a las que detectan Microsoft y Apple.

Del mismo modo hay que tener en cuenta que, mientras que Windows domina el entorno de los escritorios, Linux es ampliamente utilizado en servidores y otros elementos de gran importancia donde la seguridad en fundamental.

¿Qué pensáis vosotros, es más seguro el software de código abierto que el software privativo?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo