Controla el rendimiento de tu CPU con la herramienta gratuita CPUMon

Escrito por Rubén Velasco
Software

Con el lanzamiento de Windows Vista, Microsoft introdujo en el sistema operativo los conocidos “gadgets”, pequeñas aplicaciones que se anclaban en el escritorio y que nos ofrecían cierta información, siendo la más interesante información sobre el rendimiento del hardware del ordenador. Más tarde, Microsoft se deshizo de estos gadgets por motivos de seguridad, sin embargo, existen muchas más aplicaciones similares a esta de Microsoft que nos permiten tener a la vista el estado de nuestro ordenador, entre otras cosas, como es el caso de CPUMon.

CPUMon es una sencilla herramienta que nos permite ver en tiempo real el estado de nuestro procesador directamente desde el escritorio, como si se tratase de uno de los ya desaparecidos widgets de escritorio. Esta herramienta nos permite mostrar una sencilla gráfica, actualizada en tiempo real, en la que podemos ver el rendimiento y el uso real de nuestro procesador.

Algunas de las principales características que nos ofrece CPUMon son:

  • Nos permite configurar nuestros propios colores para adaptarla a la estética de nuestro tema.
  • Podemos configurar el nivel de transparencia.
  • Nos permite configurar el tiempo de actualización.
  • Cuenta con capas personalizables.
  • Nos permite bloquear la ventana para no moverla por error.
  • Podemos ver también el uso de la memoria en tiempo real.
  • Podemos controlar el widget completamente desde el icono que habilita en la bandeja del sistema.

CPUMon viene configurado por defecto para detectar automáticamente nuestro procesador, por lo que su puesta en marcha es inmediata. Para poder utilizar esta herramienta, lo único que debemos hacer es descargarla de forma totalmente gratuita desde su página web principal. La aplicación se puede descargar tanto para instalarla en nuestro ordenador como en formato portable, por lo que, en este caso, no necesitaremos instalarla para poder utilizarla.

Cómo funciona y configurar CPUMon

Una vez descomprimida o instalada, la ejecutamos. Lo primero que veremos será cómo nos aparece en el centro de la pantalla este widget, similar al siguiente.

CPUMon

Lo primero que debemos hacer es moverlo a un lugar donde no moleste tanto, por ejemplo, a la parte inferior de nuestra pantalla. Para ello, simplemente debemos pulsar sobre el icono con forma de cruz que aparece en la parte superior izquierda de la pantalla y arrastrándolo hasta donde queramos.

Una vez situado, el programa empezará a funcionar sin problemas y empezará a mostrarnos, con un tono azul oscuro, el rendimiento de nuestra CPU. Sin embargo, como hemos dicho, una de las características de esta aplicación es que es muy personalizable, por lo que, si pulsamos sobre el icono de la bandeja del sistema con el botón derecho del ratón y abrimos el menú de Settings, veremos las siguientes opciones:

Como podemos ver, desde estas opciones vamos a poder configurar el comportamiento del plugin, así como sus opciones de visualización, el tamaño, colores y la velocidad de actualización del mismo, entre otras muchas.

Además, si pagamos por la versión Pro, también podremos acceder a una serie de funciones y características adicionales como las estadísticas de nuestro procesador, útil para saber si este funciona perfectamente.

¿Qué te parece CPUMon? ¿Conoces o utilizas otras aplicaciones/gadgets similares?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo