Conoce las características más importantes de los principales formatos de vídeo

Escrito por David Onieva
Generales
0

A día de hoy y más teniendo en cuenta los anchos de banda de los que disponemos además de la gran potencia que tienen la mayoría de los equipos actuales, el tratamiento de vídeo a diferentes niveles se ha convertido en algo muy habitual.

Esto era algo que hace unos años tan solo estaba reservado para algunos privilegiados que dispusiesen de lo último en lo que se refiere a la tecnología, tanto a nivel de hardware, software o incluso conexión a Internet.

A esto hay que sumarle que el tratamiento de vídeo en la actualidad no se acaba en el PC de sobremesa u ordenador portátil, sino que con la llegada de los potentes dispositivos móviles que se van renovando cada poco tiempo, este tipo de uso cada vez está más extendido. Hay que tener en cuenta que a pesar de que el mundo del vídeo digital es algo complejo, para todos aquellos que nos movemos a nivel de usuario, las herramientas disponibles además del hardware que por términos generales solemos tener en nuestros hogares, es más que suficiente para obtener unos resultados realmente aparentes.

A todo esto hay que sumarle el éxito y enorme alcance que tanto las redes sociales como las aplicaciones de mensajería instantánea están teniendo, plataformas donde los vídeos cada vez se están convirtiendo en un elemento más importante a la hora de comunicarnos con otros. Es por todo ello que, entre otros, uno de los apartados más importantes a la hora de tratar con vídeos, ya sea para uso personal, reproducción, retoque, conversión o para compartirlo a través de Internet, es el formato que estemos utilizando. Existen multitud de ellos, por lo que en las próximas líneas nos disponemos a hablaros de los más utilizados detallando las características más importantes de cada una de las alternativas.

Edicion profesional de video

Es importante conocer las características más trascendentales de cada formato de vídeo ya que, dependiendo de este, el uso del contenido multimedia será más adecuado para unas tareas que para otras. Hay que tener en cuenta que por regla general un fichero de vídeo con una determinada extensión, además del vídeo propiamente dicho, lo más probable es que contenga pistas de audio, imágenes o incluso textos a modo de subtítulos.

MKV

Este conocido formato llamado MKV se corresponde a las siglas de Matroska y una de sus principales características es que en su interior puede albergar multitud de tipos de contenidos multimedia como vídeos, fotografías, textos, animaciones 3D, entre otros. Encontramos vídeos en este formato distribuidos casi a cualquier definición, donde podemos incluir la tan de moda 3D. Se trata de un modo de vídeo totalmente libre que suele utilizar el códec H.264 y para el audio utiliza el AC3, el DTS o AAC.

Llegados a este punto cabe mencionar que el H.264 es un estándar de video de alta compresión que es utilizado por varios formatos, como el mencionado anteriormente, y que usa para codificar la biblioteca libre x264 y para decodificar Ffmpeg.

MP4

En este caso os vamos a hablar de uno de los formatos de vídeo más extendidos y utilizados hoy en día en todo el mundo, nos referimos al MP4. Su éxito se debe en gran medida a que se ha convertido en uno de los estándares de multitud de dispositivos móviles gracias a su versatilidad y fácil manejo en gran número de ámbitos. Al igual que en el caso anterior, este codifica el video en casi cualquier resolución, desde las más básicas hasta 4K logrando una gran calidad y archivos de «peso» algo más reducido que el logrado por algunos de sus competidores más directos. Además cabe mencionar que se basa en el comentado códec para las imágenes H.264 y en lo que se refiere al audio, utiliza AAC.

AVI

El formato AVI (Audio Video Interleave) fue creado allá por el año 1992 por el gigante Microsoft, que lo diseñó especialmente para funcionar de la manera más efectiva posible en sus sistemas e integra tanto un flujo de vídeo como varios de audio usando distintos códecs. Entre los más destacados y extendidos nos encontramos con Divx o Xvid en lo que se refiere al vídeo, además del MP3 o AC3 en el audio.

Soportes de video en el tiempo

WMV

Más conocido como Windows Media Video, esta es una alternativa que funciona por medio de varias tecnologías propietarias de nuevo, de Microsoft. En su funcionamiento utiliza una versión no estándar del conocido MPEG-4 y audio con múltiples canales simultáneos usando el códec de vídeo WMV y el de audio llamado WMA.

MOV

Si en los dos últimos hemos hecho referencia a las alternativas nativas de Microsoft, en este caso os hablaremos de una opción que quizá no esté tan extendida, nos referimos al formato MOV propietario de Apple y que usa el conocido reproductor de la firma, QuickTime. Quizá uno de los principales handicap de esta opción es que el número de reproductores compatibles es más reducido, aunque a pesar de todo estos ficheros usan el códec de vídeo H.264 y para el audio, AAC.

FLV

Esta es una alternativa que en su día fue especialmente desarrollada para transmitir vídeos en formato flash a través de la Red debido, entre otras cosas, a lo livianos que pueden ser, aunque es evidente que para su visualización es importante que tengamos instalado en el equipo el plugin de Flash Player de Adobe o disponer de algún software que ya lo integre. Con todo y con ello en la actualidad la mayoría de los reproductores multimedia ya están capacitados para reproducir estos ficheros, aunque lo cierto es que su uso cada vez es menor.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo