Solucionar problemas de compatibilidad al ver vídeos

Solucionar problemas de compatibilidad al ver vídeos

David Onieva

La reproducción de vídeo desde el PC se ha convertido en algo habitual en la mayoría de los casos, ya sea de manera online a través de Internet, o de un modo más local. Para ello usamos determinadas aplicaciones en Windows que nos permiten realizar estos tratamientos.

En estos momentos disponemos de una buena cantidad de estos programas, algunos más avanzados y completos que otros. Por ejemplo, Películas y TV tan solo nos permite la reproducción de ciertos formatos de vídeo, pero no son todos así. Es por ello por lo que, si nos encontramos con problemas para reproducir ciertos contenidos de vídeo no compatibles, tendremos que usar otro reproductor de vídeo, códecs de terceros, o convertir el archivo.

Este posible fallo no solamente se limita a esta aplicación UWP encontramos preinstalada en Windows. Los errores de compatibilidad con los reproductores multimedia se pueden extender a cualquier otro programa de estas características que descarguemos e instalemos en el sistema. Si esto sucede cuando nos disponemos a ver alguna película o serie que llevamos todo el día esperando, el disgusto que nos podemos llevar puede ser grande. De ahí precisamente que os vamos a mostrar la manera más sencilla de solventar este error y así poder continuar tranquilamente disfrutando de esos vídeos.

 

Qué significa Formato de vídeo incompatible

A buen entendedor, pocas palabras bastan. Si Windows nos muestra un mensaje en el que podemos leer Formato de vídeo incompatible, claramente nos está indicando que el propio sistema operativo no es capaz de reproducir el archivo de vídeo. Los problemas que obligan a Windows a presentar esa ventana de error son de los más variado, pero básicamente, podríamos reducirlos a dos: faltan los códecs o el archivo está corrupto.

 

Faltan códecs

Con el lanzamiento de Windows 10, Microsoft añadió soporte para prácticamente cualquier formato de vídeo y audio disponible en internet, por lo que realmente no es necesario instalar paquetes de códecs para reproducir archivos de audio y vídeo, siempre y cuando se trate de archivos con formatos populares. Pero, si hablamos de formatos muy concretos o incluso de códecs propietarios, no tendremos más remedio que descargar estos códecs, siempre y cuando estén disponibles de forma pública a través de una aplicación.

 

Archivo dañado

Si nos hemos descargado un archivo de internet y, si durante el proceso, ha habido una interrupción, lo más probable es que al archivo se haya corrompido, especialmente si no hemos utilizado una aplicación torrent que gestiona las descargas de archivos grandes por partes o aplicaciones como JDownloader y demás. Estas aplicaciones, a diferencia de los navegadores web, están diseñadas para descargar archivos largos de forma correcta y si se interrupte la conexión con el origen, saber retomarla correctamente para evitar que el archivo final se corrompa.

 

Principales formatos de vídeo

Son muchos los tipos de ficheros que podemos utilizar en los hoy día ordenadores dependiendo de su modo de funcionamiento. Teniendo en consideración el extendido uso de los vídeos en estos instantes, igualmente podemos echar mano de muchos formatos. Sin embargo, con el paso de los años algunos de estos se han ido asentando y se han convertido en tipos habituales en la mayoría de los equipos. es precisamente por ello por lo que a continuación os hablaremos de algunos de los formatos de vídeo más habituales y que utilizamos de manera convencional.

Llegados a este punto Cabe mencionar que utilizar un formato de vídeo u otro dependerá en gran medida de nuestras necesidades o tipo de uso. Algunos de estos formatos de ficheros se utilizan para los contenidos de alta definición, mientras que otros están especialmente desarrollados para ayudarnos a ahorrar espacio en disco. Asimismo, también entra en juego todo aquello relacionado con la compatibilidad con plataformas y dispositivos. Debemos tener muy claro cuál es el software o el hardware que vamos a utilizar habitualmente para la reproducción de esos contenidos y así hacernos con el formato más adecuado para cada caso. Llegados a este punto, siempre podemos echar mano de programas conversores para estas tareas.

  • MP4: también conocido como MPEG-4 es el tipo de vídeo más común desde hace tiempo. Puede reproducirse en la mayoría dispositivos y usa un algoritmo de codificación MPEG-4 que almacena vídeo y audio. Todo con una calidad inferior a la de otros.
  • AVI: Audio Video Interleave funciona en casi todos programas, incluido los navegadores web y fue desarrollado por Microsoft. Ofrece buena calidad en términos generales, pero sus archivos también pesan más.
  • MOV: el conocido como QuickTime Movie almacena vídeo, audio y efectos de alta calidad. Tienden a ser archivos de gran tamaño y fueron desarrollados para el reproductor QuickTime por Apple. Usan la codificación MPEG-4 para reproducir en este para entornos Windows.
  •  WMV: los Windows Media Viewer ofrecen buena calidad en el vídeo y so grandes como los mencionados MOV. Microsoft desarrolló este formato WMV para su reproductor hace tiempo.
  • MKV: este es el formato Matroska Multimedia Container, un tipo gratuito y de código abierto compatible con casi cualquier códec actual. Eso sí, su compatibilidad con programas está más limitada que otros tipos.
 

Qué es un códec de vídeo y cómo usarlo en Windows

Antes de nada, debemos tener claro que cuando hablamos de los códecs en la reproducción de vídeos, nos referimos a un tipo de software que descodifica el propio archivo. Así es como podemos ver en pantalla y escuchar por los altavoces, tanto las imágenes como el audio de la mejor manera. Es por ello que, si el equipo carece del códec adecuado para un determinado vídeo, este no se cargará ni reproducirá.

Por tanto, la solución más adecuada en este caso será descargar e instalar códecs de vídeo de terceros en Windows para así evitar este problema. Llegados a este punto, lo mejor que podemos hacer es echar mano de la herramienta llamada K-Lite Codec Pack. Este es uno de los paquetes de códecs de vídeo más populares desde hace años que podréis descargar desde aquí.

Además, nos proporciona soporte para un enorme número de formatos de archivos multimedia. Por ejemplo, estos códecs nos servirán para poder añadir soporte para determinados formatos a Windows Media, por ejemplo. Sin embargo, estos seguirán sin ser válidos para la mencionada Películas y TV de la que os hablamos antes.  Así, lo primero que debemos hacer es descargar e instalar en el equipo K-Lite Codec Pack como si de un programa convencional se tratase.

 

Solucionar problema Formato incompatible

La solución al problema que nos presenta Windows cuando el formato de vídeo es incompatible depende de varios factores y no es la misma para todos los casos. Hablamos de Windows porque es el sistema operativo que más habitualmente nos vamos a encontrar en los equipos de sobremesa y desde donde intentamos reproducir todo tipo de contenidos multimedia, incluidos los vídeos. Aunque Microsoft de entrada nos intenta configurar el software de forma predeterminada para que no tengamos problemas en este sentido, sin duda alguna de vez en cuando aparecen.

 

Añade nuevos códecs a Windows para la reproducción de vídeo

Haremos una instalación normal del programa, pero igualmente podremos personalizarlo durante el proceso de instalación de este. Por tanto, antes de que finalice la integración en Windows, el propio K-Lite Codec Pack nos pedirá que le indiquemos cuál es nuestro reproductor de vídeo preferido. En este caso nos decantamos por VLC, que es el que indicamos a Windows 10 como predeterminado anteriormente.

KLite codecs insatalar

Ese mismo paso lo podremos hacer con la aplicación de audio que vamos a usar, que puede ser la misma que la de vídeo. A continuación, el propio programa detectará la GPU o GPUs de las que disponemos en el equipo, y nos dejará elegir entre varios métodos de codificación, aunque podemos dejar los valores por defecto que K-Lite Codec Pack nos propone.

En el supuesto de que vayamos a hacer uso de archivos de audio y subtítulos en la reproducción de estos contenidos, el programa nos permitirá definir cuál será el lenguaje que vamos a usar de forma habitual, en nuestro caso el español, por lo que señalamos la opción de “Spanish”. A continuación, ya se llevará a cabo el proceso de instalación como tal, una vez hemos terminado con la configuración del programa.

Klite subtitulos vídeo

Esto lo que nos va a proporcionar es una gran cantidad de códecs en nuestro sistema Windows para que ya no volvamos a tener problemas a la hora de reproducir contenidos multimedia como vídeos o música.

Y es que seguro que en multitud de ocasiones os habéis encontrado con problemas en la reproducción de estos contenidos multimedia. Por ejemplo, uno de los fallos más comunes si no disponemos de los correspondientes códecs, es que directamente el archivo no se ejecute en el correspondiente reproductor. De igual modo se puede dar el caso de que nos encontremos con que escuchamos el audio del vídeo, pero la imagen no se puede ver en pantalla. Incluso en ocasiones sucede lo contrario, vemos el vídeo como tal pero no podemos escuchar los canales de audio incluidos en los mismo.

De ahí precisamente la importancia que tiene el que mantengamos actualizados los códecs instalados o añadamos otros nuevos si es necesario.

 

Utilizar VLC

Esta es la opción por la que se decantan la mayoría de los usuarios en todo el globo. Una de las principales razones de ello, es que este software es capaz de reproducir casi todos los formatos de archivos tanto de vídeo como de audio. Así, esto lo convierte en una potente alternativa a los reproductores multimedia en general. Por tanto, nos encontremos con el formato de vídeo que nos encontremos en ese momento, podemos estar casi seguros de que VLC lo aceptará. Esto es algo que no podemos decir de muchos otros.

VLC

Al mismo tiempo podemos afirmar que este es un programa que pone una enorme cantidad de opciones diferentes para su personalización, tanto a nivel de aspecto como de funcionalidad. Por ejemplo, este es un programa que dispone de su propia función de conversión entre ficheros, algo que nos puede ser de ayuda en este caso. Decimos esto porque si deseamos, por ejemplo, usar un reproductor que no sea este pero que no soporte un formato, VLC nos ayuda a convertirlo. Para ello no tenemos más que abrir el archivo en cuestión, y situarnos en el menú “Medio / Convertir”.

Entonces ya podremos añadir los ficheros con los que deseamos tratar, incluso varios al mismo tiempo, para después seleccionar el formato de salida que vamos a emplear en este caso. Gracias a la enorme compatibilidad de este programa, aquí podremos trabajar con la mayoría de los formatos actuales.

Convertir archivos VLC

De igual modo, otra propuesta de este tipo desarrollada por terceros ajenos a Microsoft y a Windows es el programa MPV, un software que podéis descargar desde este enlace. Este es otro potente reproductor de vídeo para usuarios de Windows, Linux, macOS y Android que se caracteriza por su sencillez de uso. Mientras que VLC está plagado de menús y opciones, MPV es más funcional, ya que se centra en lo que tiene que hacer, reproducir contenidos multimedia.

A todo esto, le debemos sumar el hecho de que, además de ser compatible con la gran mayoría de los formatos actuales, se trata de una aplicación portable. Eso significa que podremos usarla directamente desde una llave USB en cualquier equipo, lo que simplifica las cosas. De este modo, para reproducir cualquier vídeo desde este programa que os proponemos, no tenemos más arrastrar el archivo correspondiente a su interfaz.

MPV vídeo

 

Convertir archivos de vídeo a otros formatos

Como seguramente la mayoría de vosotros ya sabréis, en estos momentos en los que los contenidos multimedia son más usados que nunca, con los formatos disponibles sucede más o menos lo mismo. El número de tipos de archivo para fotos, audio o vídeo es enorme, cada uno con sus estándares y modos de utilización. Pero claro, como era de esperar, los hay más extendidos que otros. Os contamos esto porque por regla general, los desarrolladores de los correspondientes reproductores, en este caso de vídeo, se centran en el tratamiento con los formatos que mayor penetración de mercado tienen.

Es por ello precisamente por lo que, si nos encontramos con un determinado fichero de vídeo con el que tenemos problemas de compatibilidad, nos decantemos por la conversión. Esto es algo que podemos llevar a cabo desde multitud de programas locales y plataformas de Internet. Así, una de las soluciones más habituales en este sentido, es echar mano del popular software VLC para estas conversiones, tal y como os mostramos a continuación.

Ya os hemos comentado anteriormente qué en la actualidad podemos echar mano de multitud de formatos de archivo para el trabajo con vídeos. Es por ello por lo que en determinadas ocasiones nos podemos encontrar con problemas relacionados con la compatibilidad. Por tanto, llegados a este punto una de las soluciones más efectivas es convertir esos archivos. Ya os hemos comentado algún software como es el caso de VLC, que será de mucha ayuda en estas tareas y así evitar fallos en la reproducción.

Sin embargo, en estos momentos y gracias en gran medida a internet, igualmente podemos solucionar estos errores de compatibilidad con los vídeos y sin instalar nada. Para esto que os comentamos podemos echar mano de alguna de las muchas aplicaciones web que podemos usar online. Como quizás muchos de vosotros ya sabréis, estas son aplicaciones que trabajan en la nube y que podemos usar sencillamente solo accediendo a su web oficial. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos con esta solución de 123Apps, a la que podéis acceder desde este enlace.

123apps

Sin necesidad de instalar software adicional alguno en nuestro PC con Windows, con esta aplicación web tendremos la posibilidad de solucionar los fallos comentados. Eso sí lo primero que tenemos que hacer para que la conversión se ponga en funcionamiento es subir el vídeo como tal a la plataforma. Tras ello no tenemos más que elegir el formato de salida que deseamos utilizar a partir de ahora para que la aplicación se ponga en funcionamiento. Lo que debemos tener claro en este caso, tal y como sucede con la gran mayoría de las aplicaciones web, es que estamos subiendo contenidos propios a servidores de terceros.

Aunque estos nos aseguran la privacidad de los contenidos que subimos a su servicio online, en el caso de que el contenido del vídeo sea muy personal o sensible, recomendamos utilizar alguna otra vía para la conversión de este.

 

Configura Windows para usar otro reproductor de forma predeterminada

Eso sí, nos decantemos por la alternativa de terceros que sea, lo mejor que podemos hacer es cambiar la configuración de Windows 10 para que la use por defecto. Esto es algo que, como suele ser habitual en estos casos, podremos llevar a cabo desde la aplicación de Configuración del sistema operativo. Para acceder a esta, lo logramos a través de la combinación de teclas “Win + I”, por lo que en la ventana que aparece nos decantamos por “Aplicaciones”.

Una vez en esta sección, pinchamos en la opción de “Aplicaciones predeterminadas”, donde buscamos el reproductor que viene predeterminado en un principio. No tenemos más que pinchar sobre el mismo, e indicar a Windows 10 el que queremos usar a partir de ahora, en este caso, VLC.

Configuración de Windows

De este modo, a partir de este instante, cada vez que pinchemos dos veces en un archivo multimedia, Windows 10 abrirá directamente el software de terceros que aquí le hayamos indicado.

Cabe mencionar que esto es algo que podemos llevar a cabo con todos los tipos de fichero o modos de funcionamiento del sistema operativo de Microsoft. Además del reproductor de vídeo podemos configurar el software para que utilice de forma predeterminada los programas que nosotros deseemos para navegar por internet, para el correo, ver fotos y mucho más.

 

Qué hago si el fichero está dañado

Tras muchas pruebas que hayamos hecho para lograr reproducir ese contenido de vídeo en nuestro ordenador, se puede dar la circunstancia de que ninguna de las soluciones expuestas funcione. Incluso a la hora de convertir estos contenidos multimedia que os comentamos a otro formato más compatible, en ocasiones nos podemos encontrar con mensajes de error que no nos permiten llevar a cabo ni siquiera ese proceso. Ahí es donde nos debemos plantear que posiblemente el archivo como tal esté dañado por alguna razón.

Este fallo en el fichero se puede haber dado por una copia interrumpida o sencillamente porque el soporte donde lo guardamos tenía algún error físico. De ahí precisamente que el sistema operativo no nos permita ni copiarlo ni convertirlo a otro formato. Pero no debemos desesperar, ya que llegados a este punto es importante saber que podemos echar mano de alguna solución externa que nos permita arreglar el fichero.

De hecho disponemos de una plataforma web que nos permite arreglar, o al menos intentarlo, estos ficheros de vídeo que os comentamos. En un principio no tenemos más que acceder a esta web a través del siguiente enlace. A partir de aquí no tendremos más que subir el archivo como tal a la plataforma para que el programa se ponga en funcionamiento. Como os podéis imaginar, todo el proceso se lleva a cabo en un servidor remoto y es algo que tardará unos minutos dependiendo del tamaño del fichero de vídeo como tal.

Si el proceso se lleva a cabo con éxito, ya podemos descargar el vídeo arreglado e intentar reproducirlo de nuevo en nuestro ordenador de manera local.

1 Comentario
Logo softzone.es
Navega gratis con cookies…

Navegar por testdevelocidad.es con publicidad personalizada, seguimiento y cookies de forma gratuita. i

Para ello, nosotros y nuestros socios i necesitamos tu consentimiento i para el tratamiento de datos personales i para los siguientes fines:

Las cookies, los identificadores de dispositivos o los identificadores online de similares características (p. ej., los identificadores basados en inicio de sesión, los identificadores asignados aleatoriamente, los identificadores basados en la red), junto con otra información (p. ej., la información y el tipo del navegador, el idioma, el tamaño de la pantalla, las tecnologías compatibles, etc.), pueden almacenarse o leerse en tu dispositivo a fin de reconocerlo siempre que se conecte a una aplicación o a una página web para una o varias de los finalidades que se recogen en el presente texto.

La mayoría de las finalidades que se explican en este texto dependen del almacenamiento o del acceso a la información de tu dispositivo cuando utilizas una aplicación o visitas una página web. Por ejemplo, es posible que un proveedor o un editor/medio de comunicación necesiten almacenar una cookie en tu dispositivo la primera vez que visite una página web a fin de poder reconocer tu dispositivo las próximas veces que vuelva a visitarla (accediendo a esta cookie cada vez que lo haga).

La publicidad y el contenido pueden personalizarse basándose en tu perfil. Tu actividad en este servicio puede utilizarse para crear o mejorar un perfil sobre tu persona para recibir publicidad o contenido personalizados. El rendimiento de la publicidad y del contenido puede medirse. Los informes pueden generarse en función de tu actividad y la de otros usuarios. Tu actividad en este servicio puede ayudar a desarrollar y mejorar productos y servicios.

La publicidad que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, tales como la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que está interactuando (o con el que ha interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se presenta un anuncio concreto).

  • Un fabricante de automóviles quiere promocionar sus vehículos eléctricos a los usuarios respetuosos con el medioambiente que viven en la ciudad fuera del horario laboral. La publicidad se presenta en una página con contenido relacionado (como un artículo sobre medidas contra el cambio climático) después de las 18:30 h a los usuarios cuya ubicación no precisa sugiera que se encuentran en una zona urbana.
  • Un importante fabricante de acuarelas quiere realizar una campaña publicitaria en Internet para dar a conocer su última gama de acuarelas con la finalidad de llegar tanto a artistas aficionados como a profesionales y, a su vez, se evite mostrar el anuncio junto a otro contenido no relacionado (por ejemplo, artículos sobre cómo pintar una casa). Se detectará y limitará el número de veces que se ha presentado el anuncio a fin de no mostrarlo demasiadas veces.

La información sobre tu actividad en este servicio (por ejemplo, los formularios que rellenes, el contenido que estás consumiendo) puede almacenarse y combinarse con otra información que se tenga sobre tu persona o sobre usuarios similares(por ejemplo, información sobre tu actividad previa en este servicio y en otras páginas web o aplicaciones). Posteriormente, esto se utilizará para crear o mejorar un perfil sobre tu persona (que podría incluir posibles intereses y aspectos personales). Tu perfil puede utilizarse (también en un momento posterior) para mostrarte publicidad que pueda parecerte más relevante en función de tus posibles intereses, ya sea por parte nuestra o de terceros.

  • En una plataforma de redes sociales has leído varios artículos sobre cómo construir una casa en un árbol Esta información podría añadirse a un perfil determinado para indicar tuinterés en el contenido relacionado con la naturaleza, así como en los tutoriales de bricolaje (con el objetivo de permitir la personalización del contenido, de modo que en el futuro, por ejemplo, se te muestren más publicaciones de blogs y artículos sobre casas en árboles y cabañas de madera).
  • Has visualizado tres vídeos sobre la exploración espacial en diferentes aplicaciones de televisión. Una plataforma de noticias sin relación con las anteriores y con la que no has tenido contacto en el pasado crea un perfil basado en esa conducta de visualización marcando la exploración del espacio como un tema de tu posible interés para para otros vídeos.

El contenido que se te presenta en este servicio puede basarse en un perfilde personalización de contenido que se haya realizado previamente sobre tu persona, lo que puede reflejar tu actividad en este u otros servicios (por ejemplo, los formularios con los que interactúas o el contenido que visualizas), tus posibles intereses y aspectos personales. Un ejemplo de lo anterior sería la adaptación del orden en el que se te presenta el contenido, para que así te resulte más sencillo encontrar el contenido (no publicitario) que coincida con tus intereses.

  • Has leído unos artículos sobre comida vegetariana en una plataforma de redes sociales. Posteriormente has usado una aplicación de cocina de una empresa sin relación con la anterior plataforma. El perfil que se ha creado sobre tu persona en la plataforma de redes sociales se utilizará para mostrarte recetas vegetarianas en la pantalla de bienvenida de la aplicación de cocina.
  • Has visualizado tres vídeos sobre remo en páginas web diferentes. Una plataforma de video, no relacionada con la página web en la que has visualizado los vídeos sobre remo, pero basandose en el perfil creado cuando visistaste dicha web, podrá recomendarte otros 5 vídeos sobre remo cuando utilices la plataforma de video a través de tu televisor .

La información sobre qué publicidad se te presenta y sobre la forma en que interactúas con ella puede utilizarse para determinar lo bien que ha funcionado un anuncio en tu caso o en el de otros usuarios y si se han alcanzado los objetivos publicitarios. Por ejemplo, si has visualizado un anuncio, si has hecho clic sobre el mismo, si eso te ha llevado posteriormente a comprar un producto o a visitar una página web, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia de las campañas publicitarias./p>

  • Has hecho clic en un anuncio en una página web/medio de comunicación sobre descuentos realizados por una tienda online con motivo del “Black Friday” online y posteriormente has comprado un producto. Ese clic que has hecho estará vinculado a esa compra. Tu interacción y la de otros usuarios se medirán para saber el número de clics en el anuncio que han terminado en compra.
  • Usted es una de las pocas personas que ha hecho clic en un anuncio que promociona un descuento por el “Día de la madre”de una tienda de regalos en Internet dentro de la aplicación de una web/medio de comunicación. El medio de comunicación quiere contar con informes para comprender con qué frecuencia usted y otros usuarios han visualizado o han hecho clic en un anuncio determinado dentro de la aplicación y, en particular, en el anuncio del “Día de la madre” para así ayudar al medio de comunicación y a sus socios (por ejemplo, las agencias de publicidad) a optimizar la ubicación de los anuncios.

La información sobre qué contenido se te presenta y sobre la forma en que interactúas con él puede utilizarse para determinar, por ejemplo, si el contenido (no publicitario) ha llegado a su público previsto y ha coincidido con sus intereses. Por ejemplo, si hasleído un artículo, si has visualizado un vídeo, si has escuchado un “pódcast” o si has consultado la descripción de un producto, cuánto tiempo has pasado en esos servicios y en las páginas web que has visitado, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia del contenido (no publicitario) que se te muestra.

  • Has leído una publicación en un blog sobre senderismo desde la aplicación móvil de un editor/medio de comunicación y has seguido un enlace a una publicación recomendada y relacionada con esa publicación. Tus interacciones se registrarán para indicar que la publicación inicial sobre senderismo te ha resultado útil y que la misma ha tenido éxito a la hora de ganarse tu interés en la publicación relacionada. Esto se medirá para saber si deben publicarse más contenidos sobre senderismo en el futuro y para saber dónde emplazarlos en la pantalla de inicio de la aplicación móvil.
  • Se te ha presentado un vídeo sobre tendencias de moda, pero tu y otros usuarios habéis dejado de visualizarlo transcurridos unos 30 segundos. Esta información se utilizará para valorar la duración óptima de los futuros vídeos sobre tendencias de moda.

Se pueden generar informes basados en la combinación de conjuntos de datos (como perfiles de usuario, estadísticas, estudios de mercado, datos analíticos) respecto a tus interacciones y las de otros usuarios con el contenido publicitario (o no publicitario) para identificar las características comunes (por ejemplo, para determinar qué público objetivo es más receptivo a una campaña publicitaria o a ciertos contenidos).

  • El propietario de una librería que opera en Internet quiere contar con informes comerciales que muestren la proporción de visitantes que han visitado su página y se han ido sin comprar nada o que han consultado y comprado la última autobiografía publicada, así como la edad media y la distribución de género para cada uno de los dos grupos de visitantes. Posteriormente, los datos relacionados con la navegación que realizas en su página y sobre tus características personales se utilizan y combinan con otros datos para crear estas estadísticas.
  • Un anunciante quiere tener una mayor comprensión del tipo de público que interactúa con sus anuncios. Por ello, acude a un instituto de investigación con el fin de comparar las características de los usuarios que han interactuado con el anuncio con los atributos típicos de usuarios de plataformas similares en diferentes dispositivos. Esta comparación revela al anunciante que su público publicitario está accediendo principalmente a los anuncios a través de dispositivos móviles y que es probable que su rango de edad se encuentre entre los 45 y los 60 años.

La información sobre tu actividad en este servicio, como tu interacción con los anuncios o con el contenido, puede resultar muy útil para mejorar productos y servicios, así como para crear otros nuevos en base a las interacciones de los usuarios, el tipo de audiencia, etc. Esta finalidad específica no incluye el desarrollo ni la mejora de los perfiles de usuario y de identificadores.

  • Una plataforma tecnológica que opera con un proveedor de redes sociales observa un crecimiento en los usuarios de aplicaciones móviles y se da cuenta de que, en funciónde sus perfiles, muchos de ellos se conectan a través de conexiones móviles. La plataforma utiliza una tecnología nueva para mostrar anuncios con un formato óptimo para los dispositivos móviles y con un ancho de banda bajo a fin de mejorar su rendimiento.
  • Un anunciante está buscando una forma de mostrar anuncios en un nuevo tipo de dispositivo. El anunciante recopila información sobre la forma en que los usuarios interactúan con este nuevo tipo de dispositivo con el fin de determinar si puede crear un nuevo mecanismo para mostrar la publicidad en ese tipo de dispositivo.

El contenido que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, como por ejemplo la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que estás interactuando (o con el que has interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se te presenta un vídeo o un artículo en concreto).

  • Una revista de viajes, para mejorar las experiencias de viaje en el extranjero, ha publicado en su página web un artículo sobre nuevos cursos que ofrece una escuela de idiomas por Internet. Las publicaciones del blog de la escuela se insertan directamente en la parte inferior de la página y se seleccionan en función de la ubicación no precisa del usuario (por ejemplo, publicaciones del blog que explican el plan de estudios del curso para idiomas diferentes al del país en el que este te encuentras).
  • Una aplicación móvil de noticias deportivas ha iniciado una nueva sección de artículos sobre los últimos partidos de fútbol. Cada artículo incluye vídeos alojados por una plataforma de streaming independiente que muestra los aspectos destacados de cada partido. Si adelantas un vídeo, esta información puede utilizarse para determinar que el siguiente vídeo a reproducir sea de menor duración.

Se puede utilizar la localización geográfica precisa y la información sobre las características del dispositivo

Al contar con tu aprobación, tu ubicación exacta (dentro de un radio inferior a 500 metros) podrá utilizarse para apoyar las finalidades que se explican en este documento.

Con tu aceptación, se pueden solicitar y utilizar ciertas características específicas de tu dispositivo para distinguirlo de otros (por ejemplo, las fuentes o complementos instalados y la resolución de su pantalla) en apoyo de las finalidades que se explican en este documento.

O sin cookies desde 1,67€ al mes

Por solo 1,67€ al mes, disfruta de una navegación sin interrupciones por toda la red del Grupo ADSLZone: adslzone.net, movilzona.es, testdevelocidad.es, lamanzanamordida.net, hardzone.es, softzone.es, redeszone.net, topesdegama.com y más. Al unirte a nuestra comunidad, no solo estarás apoyando nuestro trabajo, sino que también te beneficiarás de una experiencia online sin cookies.