Qué pasará si no actualizamos ahora a Windows 10

Windows 10 está a punto de cumplir un año entre nosotros. Durante este primer año, el sistema operativo ha sido querido y odiado a partes iguales por la comunidad, especialmente por los intentos de Microsoft por que los usuarios de 7 y 8 actualicen al nuevo 10 y por las polémicas políticas de privacidad de este nuevo sistema. Aunque cada usuario debería poder tener en su equipo el sistema operativo que quisiese (algo que Microsoft parece no entender), sí que es verdad que no actualizar puede suponer una serie de inconvenientes como vamos a ver a continuación.

El próximo día 2 de agosto Microsoft tiene previsto lanzar Windows 10 Anniversary Update, la nueva actualización de Windows 10 que llegará con un gran número de mejoras y novedades a todos los usuarios. Los primeros problemas que podemos encontrar en los usuarios que no instalen esta nueva actualización es que, además de no poder disfrutar de las nuevas novedades y mejoras incluidas, es que probablemente en poco tiempo dejarán de recibir actualizaciones, al menos de la rama acumulativa, los parches centrados en solucionar errores del sistema operativo que no tienen nada que ver con la seguridad.

Sin embargo, quienes más problemas van a encontrar van a ser los usuarios de Windows Vista, 7, 8 y 8.1.

Windows

Windows 8.1

Si tenemos una licencia de Windows 8.1 original y no actualizamos nuestro sistema operativo, esta licencia ya no podrá ser utilizada para 10 y, en el caso de querer actualizar en el futuro, tendremos que pasar por caja y comprar la licencia para el nuevo sistema operativo. Además, recordamos que el soporte para Windows 8.1 finaliza en enero de 2018 (aunque el soporte extendido durará hasta 2023), por lo que, si queremos garantizarnos un soporte a largo plazo, quedarnos en 8.1 no es la mejor opción.

Los ordenadores con Windows 8.1 preinstalado dejarán de venderse el 31 de octubre de este mismo año, por lo que si estás pensando en comprar un portátil y no quieres que venga con Windows 10, lo mejor será que lo hagas antes de esta fecha.

Windows 7

Los usuarios de Windows 7 son los más reacios a actualizar. 7 se ha convertido con el paso de los años en el mejor sistema operativo de la compañía, por lo que la gente está generalmente contenta con el sistema operativo y no quiere arriesgarse a actualizar, especialmente con el gran número de problemas que aparecen a instalar 10 por este método en vez de con una instalación limpia.

Aunque con Windows 7 estamos bien, debemos tener en cuenta que su soporte principal ya ha finalizado hace más de un año y medio, y el extendido durará hasta el año 2020, por lo que tampoco tenemos tanto margen y, tarde o temprano, tendremos que actualizar para seguir con soporte.

En caso de tener pensado actualizar Windows 7, la mejor opción es pasar directamente a 10 y, a ser posible, antes del próximo 29 de julio para aprovechar nuestra licencia y hacerla compatible con este nuevo SO.

Windows 8, Vista o XP

Si aún estamos utilizando Windows 8, Vista o XP, debemos tener en cuenta que estamos utilizando un sistema operativo sin soporte (el soporte de Vista acaba en abril de 2017), por lo que, ya sea a 7, 8.1 o a 10, deberíamos actualizar nuestro equipo lo antes posible, ya que estamos expuestos a todo tipo de ataques informáticos, además de estar utilizando sistemas operativos bastante antiguos que no son capaces de aprovechar al 100% las nuevas tecnologías, tanto de hardware como de software.

El futuro de Windows 10

Por el momento, el futuro del sistema operativo está en la Anniversary Update, la actualización de aniversario que quiere dar un lavado de cara al sistema operativo y dotarlo de todas las funciones y características que no fueron posibles en el momento de su lanzamiento.

Además, en menos de 10 días, actualizar el sistema operativo dejará de ser gratuito y tendrá un coste que variará desde los 119 dólares en su versión Home hasta los 199 dólares en su versión Pro. Una vez acabe la promoción de actualización gratuita, el precio será el mismo tanto si tenemos una licencia que no hemos actualizado como si queremos comprar una nueva.

Además, Microsoft aún no nos ha enseñado todo el potencial de Windows 10, ya que está empezando a trabajar en la próxima gran actualización, que será conocida como Redstone, y que llegará en primavera de 2017, fecha aún por confirmar.

¿Tienes previsto actualizar tu sistema operativo a Windows 10?

Quizá te interese: