¿Son seguros los antivirus gratuitos? ¿Nos proporcionan una falsa sensación de seguridad? Contestamos a estas preguntas

Hace unas semanas os informábamos en SoftZone que Microsoft Live OneCare (el antivirus de Microsoft) ocupaba el segundo lugar en mejor tasa de detección, lo cual no dejaba de ser una sorpresa y abría interrogantes sobre la seguridad de los antivirus más famosos frente a los menos conocidos. Lanzamos unas preguntas que vamos a responder con detalle: ¿Son seguros los antivirus gratuitos? ¿Nos proporcionan una falsa sensación de seguridad?

Según una encuesta realizada por AV-Comparative, la mayoría de los internautas utiliza antivirus gratuitos para proteger su equipo frente a amenazas.

¿Significa ésto que los antivirus gratuitos superan a los de pago? Hay que tener en cuenta que las amenazas de virus que hoy son graves, en un futuro pueden ser inofensivas. Las estadísticas de comparativa de efectividad de antivirus en tiempo real, como la que podemos ver en este enlace, nos ofrecen resultados completamente distintos en función del tiempo y de las amenazas que existan en cierto momento, por lo que no se pueden considerar como la respuesta a las preguntas que hemos formulado.

En general, todos los antivirus están sobrevalorados por los internautas, que tienen una falsa sensación de que, con un antivirus instalado, son inmunes a cualquier tipo de amenazas. Ésto les hace ser menos conscientes de frente a qué amenazas puede protegernos un antivirus puede protegernos y frente a cuáles no, y bajan la guardia creyendo que no se verán infectados.

Es más, aunque tengamos instalada la última versión de un antivirus, restrinjamos los permisos de las cuentas de usuario, y configuremos adecuadamente nuestro firewall, la gran mayoría del malware no llegará a ser analizado por nuestro antivirus.

En el apartado de «Noticias relacionadas«, situado en la parte inferior de esta noticia, podemos ver muchos ejemplos de cómo se puede ser infectado fácilmente si se baja la guardia.

Como conclusión, y más aún teniendo en cuenta los robos de datos o información mediante ingeniería social, podemos afirmar que el principal agujero de seguridad somos los propios seres humanos, y que la mayor protección frente a amenazas no es un antivirus, un firewall o una suite de seguridad, sino la precaución.

Vía | ZDNet

Noticias relacionadas:

Manuales relacionados: