¿No puedes acceder a tu perfil de usuario en Windows? Así lo solucionas

Aunque a veces no lo tenemos en cuenta hasta que nos sucede, Windows es un sistema operativo tan complejo que nos puede ofrecer errores inesperados. Por ello es importante saber cómo reaccionar ante estos de la mejor manera.

Por ejemplo, esto puede suceder en algo tan cotidiano como entrar en nuestra cuenta de usuario al encender el ordenador. Y es que se puede dar el caso de que el escribir la contraseña y pulsar el botón de inicio de sesión, el PC se niega a cargar el perfil. En su lugar aparece una pantalla azul con un mensaje de error que nos dice que no se puede cargar el perfil de usuario.

Errores básicos por lo que no podemos iniciar sesión

El propio sistema operativo de los de Redmond nos ofrece algunas opciones internas, como veremos más adelante, con las que solucionar este problema que os mencionamos. Por tanto, si no podemos loguearnos en Windows con nuestra cuenta, veremos los pasos a dar más adelante. Eso sí, antes de complicarnos un poco, también podemos hacer algunas comprobaciones más básicas. Con esto nos referimos a que no está de más comprobar si el teclado del equipo está debidamente conectado. Si no es así, en lugar de no funcionar por completo, podría dar paso a tecleos erróneos. Por tanto, lo mejor es desconectarlo y volver a enchufarlo, si es en otro puerto, mejor.

Además, si todo está bien en este sentido, también es recomendable asegurarnos de que no tenemos la tecla de bloqueo de mayúsculas activada. Asimismo, en el caso de que la clave de acceso al usuario requiera de algún carácter en mayúsculas igualmente, seamos conscientes de que debemos usarlo aquí.

¿Por qué puede fallar el perfil?

Hay muchos motivos por los que puede fallar el perfil de usuario de Windows. Uno de los más comunes es por un mal apagado del sistema. Mientras estamos usando Windows, hay muchos archivos del sistema que estén en uso, así como ficheros propios del sistema. Si el PC se apaga de repente (por culpa nuestra, o un corte de luz), lo más seguro es que el perfil se corrompa y, por tanto, no podamos iniciar sesión.

También puede ocurrir que el problema se deba a un fallo en el propio sistema operativo. De sobra sabemos que Windows no destaca precisamente por ser un sistema sencillo y libre de fallos. Incluso también puede deberse a un problema con el disco duro que, si está fallando, puede hacernos perder la información del sistema.

También es fácil que el perfil corrupto se deba a que tenemos algún tipo de virus, o malware, en el ordenador que intenta hacer de las suyas. En ese caso, poco podremos hacer, ya que, si creamos otro usuario, es fácil que se infecte al momento. Lo mejor, en este caso, sería apostar por una distro Linux en modo Live para intentar detectar y eliminar el virus del PC. Y, si no, no nos quedará otra que formatear el PC por completo.

Qué hago si Windows no carga mi perfil de usuario

A continuación, vamos a ver una serie de trucos y recomendaciones con las que poder reparar y recuperar nuestra cuenta de Windows en caso de que nos esté dando problemas.

Eliminar o reparar el archivo NTUSER.dat

Esto es algo que se puede dar si hay un problema con algunos archivos o servicios que se centran en el mencionado perfil. Por tanto, os vamos a dar una solución para que podáis arreglar el problema lo antes posible. Hay que decir que este error suele producirse después de una actualización de Windows 10 o Windows 11, o cuando se crea un nuevo perfil de usuario. Algunos también han informado de ello tras completar una restauración del sistema.

Sea cual sea el caso, a continuación, veremos los pasos a seguir. Para empezar y llegados a este punto, os diremos que una de las causas más habituales en Windows de esto, es un archivo llamado NTUSER.dat, que está corrupto o dañado en la carpeta de usuario de Windows. Hay que saber que el sistema almacena nuestros ajustes de perfil, preferencias, configuraciones, etc; en ese archivo. Cuando hacemos cambios en el PC como el fondo de pantalla o el idioma, esto se guardan en el archivo NTUSER.dat.

Asimismo, durante un proceso de actualización del sistema operativo, el archivo podría haberse dañado, lo que deriva en dificultades para acceder al perfil. Por lo tanto, para solucionarlo lo mejor que podemos hacer es sustituir el archivo del perfil predeterminado del ordenador por otro “sano”. Para ello, lo primero que haremos será iniciar sesión en otro perfil del mismo PC y abrimos el Explorador de archivos. Aquí nos situamos en el disco C: y vamos a la carpeta de Usuarios.

Archivos ocultos explorador

Decir que la carpeta Default de forma predeterminada está oculta en Windows, por lo que debemos situarnos en la pestaña Ver y activar Elementos ocultos. Eso hará que la carpeta de perfil llamada Default ya sea visible en el Explorador, por lo que accedemos a la misma. Aquí ya tendremos la oportunidad de localizar el fichero q nos interesa, NTUSER.dat, por lo que ya podremos renombrarlo.

NTUSER fichero Default

Del mismo modo podremos moverlo a otra carpeta o guardarlo en una memoria USB, por ejemplo. A continuación, volvemos a la carpeta de Usuarios y copiamos el archivo NTUSER.dat de cualquier otro perfil que funcione, a la carpeta Default que visitamos antes. Por tanto, el problema ante el que nos estábamos enfrentando ya debería estar resuelto. Ahora intenta volver a entrar en tu perfil que mostraba el error, y ya deberías poder acceder al mismo.

Comprueba el estado del servicio de perfiles

De manera alternativa también podemos asegurarnos de que el tipo de inicio del Servicio de perfiles está en Automático. Al no poder acceder al perfil, lo haremos arrancando el PC en Modo seguro para acceder al Administrador de servicios. Esto lo logramos en la página de inicio de sesión, manteniendo pulsado el botón Shift y Reiniciar. Esto nos da paso al menú de opciones de arranque para iniciar en Modo seguro. Aquí pulsamos en el Solucionador de problemas / Opciones avanzadas. Luego, en Configuración de inicio, pulsamos en Reiniciar.

Tras ello Pulsamos F4 o el número 4 del teclado para iniciar el PC en Modo seguro, una vez haya arrancado así, usamos la combinación de teclas Win + R para lanzar el Ejecutar. En el cuadro que aparece escribimos el comando services.msc donde localizamos el Servicio de Perfiles de Usuario donde hacemos doble clic.

Servicio perfiles de usuario

Para terminar, en la sección Tipo de inicio, nos aseguramos de que esté configurado en Automático, y todo listo. Ahora tan solo debemos reiniciar el equipo y comprobar si el problema se ha solucionado.

Entrar en Modo Seguro para crear un perfil nuevo

Si después de las soluciones anteriores no hemos podido solucionar los problemas y nuestro perfil sigue sin funcionar, entonces lo que debemos hacer ahora es crear un nuevo perfil de usuario en Windows. Este nuevo perfil puede servirnos para dos cosas: o bien para seguir usando el ordenador con normalidad con el nuevo usuario, o bien para intentar reparar de otras formas nuestro perfil dañado.

La mejor forma de hacer esto es reiniciar Windows en Modo Seguro, de manera que evitemos otros posibles problemas que nos puedan impedir acceder al PC. En el Modo Seguro, lo que debemos hacer es entrar con una cuenta de Administrador, y con ella ya podremos crear el nuevo usuario en el PC.

Modo Seguro Windows 10

Podemos aprovechar, ahora que estamos en Modo Seguro, a rescatar los datos que tengamos guardados dentro de la carpeta personal de nuestro perfil. De esta manera, si algo sale mal, al menos nuestros datos importantes estarán a salvo. Si conseguimos recuperar nuestro perfil principal, podremos seguir usándolo con normalidad. De lo contrario, podremos restaurar los datos que hemos salvado en nuestro nuevo perfil y, cuando todo esté perfecto, eliminar el usuario corrupto para limpiar Windows y liberar su espacio.

Eliminar la última actualización

Si no podemos acceder a la cuenta de usuario principal de nuestro equipo, otro de los motivos que pueden estar afectando al funcionamiento del equipo se encuentra en la última actualización que hemos instalado. Cada actualización de Windows está diseñada para funcionar en millones de equipos completamente diferentes, por lo que no debería llamarnos la atención si a nuestro equipo, de vez en cuando, no le acaba de sentar bien alguna de ellas. La solución a este problema pasa por desinstalar la última actualización utilizando el modo seguro de Windows.

No debería haber ningún problema al acceder a nuestra cuenta de usuario a través del modo seguro, ya que este modo basa con mínimo necesario para que el equipo funcione. Una hemos arrancado en modo seguro, accedemos a las opciones de configuración de Windows, pulsamos en Actualizaciones y seguridad (si se trata de Windows 10) o en Windows Update (si el equipo está gestionado por Windows 11). A continuación, pulsamos en Ver actualizaciones instaladas y anotamos el código de la actualización más reciente. Seguidamente, pulsamos en Desinstalar actualizaciones y pulsamos dos veces sobre la actualización que incluye el mismo código de la última actualización.

Finalmente reiniciamos el equipo y comprobamos si poder acceder al equipo en el modo normal a través de nuestra cuenta de usuario. Si no es así, debemos seguir el resto de los pasos que hemos recopilado en este artículo.

Reparar un perfil corrupto corrigiendo su valor de registro

En el caso de que el perfil se encuentre corrupto es posible intentar repararlo corriendo con ello su valor en el registro. Para ello, vamos a pulsar el atajo de teclado Windows + R, lo cual abrirá el comando Ejecutar. Aquí, escribimos regedit y pulsamos Enter o el botón de Aceptar.

Una vez en el Editor de Registro de Windows y antes de llevar a cabo modificación alguna, haremos una copia de seguridad, como medida preventiva. Y es que, cualquier modificación no deseada puede provocar daños en el sistema. Para ello, pulsamos en «Archivo» y «Exportar». Posteriormente especificamos Todo en el intervalo de exportación, le damos un nombre, seleccionamos el formato .reg y hacemos clic en «Guardar».

A continuación, navegamos hasta la siguiente ruta:

HKEY_LOCAL_MACHINE / SOFTWARE / Microsoft / Windows NT / CurrentVersion / ProfileList

Aquí, hacemos clic en la carpeta S-1-5 y posteriormente doble clic en la entrada «ProfileImagePath» para saber a qué cuenta se encuentra relacionada. Si no tiene terminación .bak hacemos doble clic en la entrada «State», cambiamos sus datos de valor a 0 y hacemos clic en Aceptar.

Registro state valor 0

A continuación, hacemos doble clic en la entrada RefCount para abrir una ventana emergente y cambiar su valor a 0. En elcaso de que este valor no se encuentre disponible debemos de crearlo, haciendo clic con el botón derecho en un espacio en blanco y seleccionando Nuevo y DWORD (32 bits).

Una vez terminado cerramos el Editor de Registro y reiniciamos el PC para que los cambios surtan efecto.

Actualizar Windows (o revertir una actualización)

Otro de los motivos por el que puede fallar el perfil es por una actualización. Esto ya ha pasado varias veces en el pasado, y es que muchos usuarios se han encontrado con que, de repente, tras una actualización, su perfil de usuario ha dejado de estar disponible.

Esto tiene dos posibles soluciones. La primera de ellas es probar a entrar en el ordenador desde el Modo Seguro y buscar nuevas actualizaciones disponibles en el PC. De esta forma, si Microsoft ha reconocido el problema y lo ha arreglado, podremos poner al día el ordenador y corregir este error para que todo vuelva a funcionar con normalidad.

En caso de que no haya otras actualizaciones disponibles, entonces lo que debemos hacer es desinstalar la última actualización que hemos instalado, la que nos ha dado el problema. Para ello, lo que debemos hacer es entrar en el Recovery de Windows, o en el Modo Seguro, y proceder a desinstalar la actualización desde allí. De esta forma, al volver a la versión anterior del sistema operativo, nuestro perfil de usuario debería volver a funcionar con normalidad. Y solo tendremos que esperar a que Microsoft lance una corrección antes de volver a instalar el parche.

¿Y si no funciona ninguna cuenta de usuario?

Los métodos anteriores nos ayudan a reparar una cuenta de Windows en caso de que tengamos otra cuenta que ya funcione previamente. Sin embargo, ¿qué ocurre en caso de que no sea así, y no tengamos ninguna cuenta disponible?

El Modo Seguro tiene siempre una cuenta maestra de administrador, que rara es la vez que esta pueda dar problemas y no funcionar. Y, si no tenemos acceso a esta cuenta, la otra alternativa que nos queda es tirar de una distro Linux en modo Live para reparar nuestro Windows. Cargamos la distro (por ejemplo, Ubuntu), entramos a la carpeta personal dentro del disco o partición donde esté instalado Windows, y eliminaremos a la fuerza el archivo NTUSER.DAT. También podemos aprovechar a borrar todo el contenido de esta carpeta (salvo previa copia de seguridad) y reemplazarlo por el contenido de «C:/Users/Default».

Será como crear un usuario nuevo. Y todo debería volver a funcionar con normalidad.

Evita perder tus datos si falla la cuenta de usuario

El primer problema al que se enfrentan los usuarios cuando su equipo deja de funcionar es a la posible pérdida de los datos que tiene almacenados. La solución a este problema pasa por utilizar alguna de las diferentes plataformas de almacenamiento en la nube que estén asociadas a la cuenta de correo que utilicemos habitualmente. Las plataformas de almacenamiento en la nube permiten a los usuarios sincronizar todos los cambios que se producen en los documentos y archivos ubicados en las carpetas que previamente hemos establecido. Esta sincronización es automática, una vez que el usuario deja de trabajar con el archivo, por lo que los cambios se efectúan al instante. De esta forma, los usuarios siempre tienen una copia de los datos más importantes en la nube, datos que están accesibles vía web y a través de aplicaciones para dispositivos móviles.

Pero, si la cantidad de archivos almacenados en nuestro equipo es muy elevada, y contratar espacio de almacenamiento adicional no es una opción, podemos utilizar aplicaciones para sincronizar los archivos de nuestro equipo con una unidad de almacenamiento externa. Una de las mejores opciones disponibles es AlwaysSync, una aplicación que mantiene un registro actualizado de todos los archivos para copiar únicamente los que han sido modificados desde la última fecha que se hizo la copia.

Si nuestro disco duro deja de funcionar el único problema es comprar otro disco duro, reemplazarlo e instalar nuevamente el sistema operativo. Si ninguna de las soluciones que os hemos planteado en este artículo para recuperar una cuenta de usuario consiguen solucionar el problema, nos veremos obligados a reinstalar nuevamente Windows y volver a instalar la aplicación de almacenamiento en la nube que utilizamos para recuperar el acceso a los archivos.

2 Comentarios