Los requisitos que debes cumplir para actualizar a Windows 10 19H2

La próxima actualización de Windows 10 está a la vuelta de la esquina. Aunque no hay una fecha oficial programada, la semana que viene es muy probable que Microsoft lance Windows 10 19H2, la nueva versión del sistema operativo (1909) que, aunque no será una gran actualización repleta de novedades, sí va a traer un inmenso número de mejoras y correcciones para irnos preparando de cara a 20H1, una de las actualizaciones más esperadas de los usuarios.

Tanto si somos de los que nos gusta actualizar en el minuto cero como si somos de los que nos olvidamos de las actualizaciones hasta que se instalan solas a la fuerza, siempre es importante asegurarnos de estar usando un sistema operativo actualizado para poder estar conectados a Internet sin peligro.

Aunque a nivel de requisitos no se ha cambiado mucho de Windows 7 a la última versión de Windows 10, sí que debemos asegurarnos de cumplir con unos mínimos para no tener problemas. Los usuarios que no cumplan los requisitos mínimos simplemente no podrán actualizar.

A continuación vamos a ver cuáles son los requisitos mínimos que debemos cumplir para asegurarnos poder actualizar a Windows 10 19H2. Unos requisitos que, como vamos a ver, no son nada del otro mundo.

Los requisitos mínimos si queremos actualizar a Windows 10 19H2

Microsoft quiere que la mayor parte de los usuarios puedan seguir utilizando las últimas versiones de Windows 10. Por ello, la compañía ha cuidado al detalle los requisitos de su sistema operativo para que la mayoría de los usuarios no tenga problemas con ellos.

Lo primero que debemos asegurarnos es de tener un procesador de 1 GHz. Nada del otro mundo. Cualquier CPU funcionando hoy en día cumplirá sin problemas este requisito.

Además, el mínimo de memoria RAM para funcionar es de 1 GB en el caso de Windows de 32 bits. Si vamos a instalar un Windows de 64 bits, entonces el mínimo de memoria RAM aumenta hasta 2 GB.

Uno de los cambios en los requisitos que llegó con Windows 10 May 2019 Update (la versión actual) es el espacio disponible en el disco para poder actualizar. Ahora mismo, a causa de la función de «espacio reservado», el espacio mínimo es de 32 GB. Dentro de este espacio se incluye la reserva de Windows Update y la copia de seguridad de la versión antigua. Tras actualizar podemos liberar casi 30 GB si todo funciona correctamente.

En cuanto a los gráficos, el único requisito es que tengamos una tarjeta gráfica compatible con DirectX 9. Además, una resolución de 800×600 y una pantalla de 7 pulgadas.

Otros requisitos que debemos tener en cuenta

Como podemos ver, los requisitos mínimos para poder usar la nueva versión de Windows son prácticamente los mismos que siempre. Lo único que cambia es el espacio libre en el disco duro, que, si ya estamos usando Windows 10 19H1, no deberíamos tener problema tampoco.

Además de los requisitos de hardware, para poder actualizar a Windows 10 19H2 debemos cumplir una serie de requisitos de software que, aunque no son obligatorios, sí son más que recomendables para no tener problemas.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que debemos tener los últimos parches acumulativos de Windows, para evitar errores en el proceso de actualización. Aunque no es obligatorio pasar por 19H1, sí es recomendable.

Si tenemos alguna aplicación propensa a dar problemas (como un antivirus diferente a Windows Defender) recomendamos desinstalarlo para ahorrarnos problemas. Cuando finalice la actualización podemos volver a instalar ese antivirus. Aunque os recomendamos dar una oportunidad a Windows Defender.

De igual forma, debemos instalar las últimas versiones de todos los demás programas que tenemos instalados. Y asegurarnos de estar conectados a Internet, para que la descarga de la actualización, y cualquier posible parche post-actualización, se puedan descargar sin problemas.