Adobe Premiere Pro vs Final Cut Pro X, ¿cuál es el mejor editor de vídeo?

Adobe Premiere Pro vs Final Cut Pro X, ¿cuál es el mejor editor de vídeo?

Rubén Velasco

Hoy en día podemos encontrar una gran cantidad de programas para editar vídeos. Sin embargo, si realmente queremos editarlos como un profesional, añadir efectos y conseguir un acabado perfecto, la cosa cambia, y la lista se reduce mucho. Al final, la mayoría de los usuarios que buscan un software profesional para editar vídeos tienen que elegir entre dos: Adobe Premiere Pro vs Final Cut Pro X.

Es imposible decir que uno de los dos es mejor que el otro. Cada uno tiene sus propias ventajas e inconvenientes. Y una vez que nos acostumbramos a usar uno de ellos y dominamos todas sus características nos ofrecen resultados totalmente profesionales.

Sin embargo, si estás dudoso entre si empezar con uno u otro, a continuación vamos a ver a fondo qué ofrece cada uno de estos editores y cuál debemos elegir.

Adobe Premiere Pro, el Photoshop de los vídeos

Cuando hablamos de editar fotos, el primer programa que nos viene a la cabeza es Photoshop, está claro. Este es el software de edición de vídeo no lineal profesional más completo que podemos encontrar. Sin embargo, la sombra de Adobe va mucho más allá de la edición de fotos, y uno de los puntos en los que no iba a perder la oportunidad de mostrar su valía es en la edición de vídeos.

Adobe Premiere es el editor de vídeos profesional más completo que podemos encontrar. La compañía quiere que este sea un editor de vídeo para todos los usuarios, tanto aquellos sin experiencia que editan vídeos a nivel personal como para aquellos que necesitan editar vídeo en la máxima resolución y con un acabado profesional.

Esta compañía está apostando mucho por la IA, y en las últimas versiones de Premiere Pro podemos encontrarnos con muchos puntos del programa en los que esta inteligencia artificial nos ayuda a conseguir los mejores resultados posibles.

Adobe Premiere Pro 2020

Ventajas de Adobe Premiere Pro

El software de edición de vídeo no lineal de Adobe ofrece a los usuarios varias ventajas que otras alternativas no puede ofrecer. La primera de ellas, y muy importante, es que aunque utiliza una interfaz similar a la de otros programas de esta compañía, Adobe ha conseguido una interfaz que se adapta sin problema a las necesidades de todos los usuarios. Además, podemos encontrar varios espacios de trabajo, espacios que podemos personalizar e incluso crear desde cero. De esta manera no es el usuario quien tiene que adaptar su metodología de trabajo al programa, sino el programa quien se adapta al usuario. La curva de aprendizaje de este programa es mucho más simple que la de otros programas similares.

Otro de los puntos más fuentes de este software es la facilidad con la que se conecta y trabaja con otros de los programas de Adobe. Lo más importante son sus composiciones sincronizadas con After Effects. Además de añadir efectos a los vídeos, After Effects es una herramienta muy recurrida a la hora de crear títulos, transiciones o entradillas, por ejemplo. Las librerías de colores e incluso importar contenido desde Photoshop e Illustrator es también una de las principales ventajas de este software.

Adobe está siempre a la última en cuanto a tecnología, y por ello su software siempre es compatible con los últimos codecs, formatos o resoluciones. Además, su modelo de suscripción nos permite pagar una determinada cantidad al mes y tener siempre la última versión del programa sin pagar renovaciones.

Inconvenientes de Adobe Premiere Pro

Siempre que vayamos a editar vídeo es recomendable tener un ordenador de gama alta. Este debe tener mucha memoria RAM (preferiblemente 32 GB), un procesador de la gama más alta (i7, por ejemplo, en el caso de Intel), un SSD y una buena tarjeta gráfica para acelerar el renderizado. Sin embargo, con Adobe Premiere esta recomendación se convierte en una exigencia. Y es que este software consume muchos, pero muchos recursos.

Si tenemos un ordenador de gama media, o inferior, lo más seguro es que, aunque el programa funcionará, trabajar con él será desesperante. Tardaremos mucho tiempo en renderizar el contenido, y cualquier pequeño cambio implicará un nuevo renderizado. Algo que muchas veces no podemos permitir.

Además, aunque el software de Adobe ha mejorado mucho, Premiere es uno de los programas que más se bloquea. Es vital activar el auto-guardado de los datos cada 5 minutos si no queremos perder horas de trabajo por un cierre o bloqueo inesperado. Esto es algo de lo que se han quejado muchos usuarios pero que no termina de desaparecer.

Depender de otros programas de Adobe para ciertas tareas también puede verse como un inconveniente. ¿Por qué no puedo, por ejemplo, añadir efectos desde Premiere Pro y tengo que depender de After Effects? ¿Por qué tengo que editar el audio con Audacious? Además, el puente de conexión entre los programas no siempre funciona como debería ni aplica los cambios en tiempo real entre los programas.

Final Cut Pro X, el motivo de muchos para comprarse un Mac

Final Cut Pro X es el editor de vídeo no lineal de Apple. Este programa de edición utiliza el motor Metal de Apple para ofrecer a sus usuarios el mejor rendimiento y la máxima estabilidad para todo tipo de proyectos. Apple quiere plantar cara a Adobe y toda su suite haciendo que este sea el único editor de vídeo para todo que necesiten los editores, de principio a fin.

Además de su nuevo motor de edición de vídeo con timeline magnético (para que no haya espacios en negro), este software nos ofrece una serie de herramientas para poder trabajar con ella de la forma más cómoda posible. Por ejemplo, tenemos herramientas de organización de contenidos según etiquetas y categorías, y un completo editor de audio multicanal para optimizar el audio de nuestras creaciones. Además, Apple nos ofrece la función de Motion Graphics para creación de títulos profesionales y efectos como alternativa a After Effects. Y gracias a Compressor, la codificación del vídeo consigue un resultado excepcional.

Final Cut Pro X

Ventajas de Final Cut Pro X

Una de las ventajas de este software de edición de vídeo es que está programado exclusivamente para funcionar en macOS, con un hardware concreto. Esto le brinda el máximo rendimiento a la hora de editar todo tipo de vídeos, incluso en 4K y en formato HEVC, y además la estabilidad característica de esta compañía.

Con el paso de los años Final Cut Pro X se ha ganado un gran prestigio, hasta el punto de que muchos usuarios se comprar un Mac para poder usar este programa para editar sus vídeos. Al fin y al cabo es una de las técnicas de ventas de Apple.

A diferencia de otros programas de edición de vídeo (como el de Adobe) que funcionan bajo suscripción, Final Cut Pro X se puede comprar desde la App Store de Apple por 299.99 dólares. Un pago único que nos permitirá utilizar el programa de forma ilimitada. Además, supone una rebaja importante respecto a la versión 7 de Final Cut, que costaba mil dólares.

Final Cut Pro
Final Cut Pro
Developer: Apple

Otra ventaja de este programa de edición de vídeo es que permite editar y componer vídeo de múltiples cámaras más fácilmente que otras alternativas. Además el uso de croma se controla mejor y los resultados de post-procesado son más profesionales.

Inconvenientes de Final Cut Pro X

El mayor inconveniente de este software es que solo está disponible para macOS. Si tenemos un ordenador con Windows no vamos a poder usarlo. Y si optamos por virtualizar macOS o configurar un hackintosh, no va a funcionar tan bien como en un Mac original. Esto deja ya fuera a muchos usuarios que necesitan un buen editor de vídeo pero no quieren invertir en un ordenador de Apple.

Aunque Apple siempre crea productos intuitivos y sencillos de usar, hay muchos profesionales que encuentran la interfaz de Final Cut Pro X mucho más complicada que la de otras alternativas, como Adobe Premiere Pro. Dado que un profesional va a pasar muchas horas delante de esta interfaz, lo mejor es que sienta lo más cómodo posible con ella. La interfaz de este software no es personalizable ni adaptativa.

Final Cut Pro X es una versión bastante polémica. Esta sustituye a la versión anterior del programa, llamada «Final Cut Pro», y es totalmente incompatible con ella. Además, Apple cambió el enfoque de edición en esta versión, algo que no gustó a los usuarios.

Final Cut Pro X o Adobe Premiere Pro, ¿cuál elegir?

Cada programa tiene sus propias ventajas e inconvenientes. El que para unos usuarios pueda ser bueno puede que para otros, que tengan otras necesidades, puede no serlo. Igual que si llevamos tiempo familiarizados con una interfaz, cambiar de repente a otra sin necesidad puede suponer una pérdida de tiempo y una bajada de profesionalidad hasta que se domine el otro programa.

Ahora bien, si no hemos empezado nunca a editar vídeos con ninguno de los dos programas y tenemos que empezar por uno de ellos, ¿cuál elegir?

Si somos usuarios de Windows la cosa está clara. Dado que el software de Apple no está disponible para ordenador con Windows, Adobe Premiere es la única alternativa que nos queda. Salvo que no nos importe invertir en un Mac para poder usar Final Cut.

Si ya tenemos un Mac, o lo vamos a comprar, entonces podemos elegir cualquiera de los dos, ya que ambos están disponibles para macOS. Muchos profesionales coinciden en una cosa. Y es que si solo vamos a editar vídeos relativamente pequeños y lo que necesitamos es mucha rapidez, Final Cut Pro X es muy superior en este aspecto a Premiere.

Si por el contrario queremos tener una mayor versatilidad a la hora de crear efectos, una mejor producción de los vídeos y gestionar vídeos muy grandes sin problemas, entonces es mejor elegir Adobe Premiere.

Por último, el precio es otro factor a tener en cuenta. Mientras que Final Cut Pro X cuesta 299.99 dólares la licencia perpetua, Adobe Premiere Pro tiene un precio de 24.19 euros al mes. Y si queremos tener a nuestra disposición todos los programas de Adobe, el precio asciende hasta los 60.49 euros al mes. En menos de un año y media, Final Cut será más barato que Premiere.