¿No usas Skype? Evita que se ejecute al iniciar Windows

¿No usas Skype? Evita que se ejecute al iniciar Windows

Rubén Velasco

Uno de los programas que suele estar instalado en todos los Windows es Skype. Este es el software de mensajería, llamadas de voz y videollamadas de Microsoft que todos los usuarios podemos usar de forma totalmente gratuita. Lo que ocurre es que, salvo que trabajemos con esta herramienta, los demás usuarios no necesitamos tenerla todo el rato en ejecución gastando recursos. Y Microsoft la ha configurado hasta para que se inicie de forma automática al encender Windows. Por lo tanto, si no necesitamos tener Skype cargado desde el momento en el que encendemos el PC, así podemos desactivarlo.

Podemos encontrar varias versiones de Skype que podemos instalar en Windows 10. Por un lado tenemos la aplicación normal, Win32, que podemos descargar desde la página web de la herramienta de mensajería, y por otro también tenemos la versión UWP, de la Microsoft Store, que es mucho más sencilla de descargar, instalar y actualizar. Por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de las versiones para Linux y macOS, así como las versiones de este programa para móviles.

Skype
Skype
Developer: ‪Skype‬

Tengamos la versión que tengamos en nuestro ordenador, el proceso que debemos seguir para quitarla del inicio del sistema operativo será siempre el mismo. A continuación vamos a ver cómo se hace.

Quitar Skype del inicio de Windows desde su configuración

Como la mayoría de los programas, Skype nos ofrece la posibilidad de configurar el comportamiento en segundo plano del programa desde su propia configuración. Para ello, abriremos la ventana principal de Skype, y usando el atajo de teclado Control + Coma, abriremos la ventana de Configuración.

En esta ventana, seleccionaremos el apartado «General». Dentro de él encontraremos varias opciones dentro de la categoría «Inicio y cierre» que nos van a permitir configurar el comportamiento del software.

Configurar segundo plano Skype Windows

La primera de las opciones nos va a permitir elegir si queremos iniciar automáticamente Skype al iniciar sesión en Windows. Aquí no vamos a encontrar un botón como tal para activar o desactivar esta función, sino que tendremos que ir al panel de Configuración de Windows para hacerlo. Por lo tanto, lo veremos con más detalle más adelante.

También vamos a poder elegir si queremos que Skype se inicie en segundo plano automáticamente, para que no aparezca su ventana principal, o qué queremos hacer al cerrar Skype, si cerrarlo por completo o que quede en funcionamiento en segundo plano.

Evitar que Skype se ejecute al iniciar sesión en Windows

Desde el Administrador de tareas

Skype se registra como un programa más que se ejecuta al inicio de Windows. Por lo tanto, podremos encontrarlo, y controlarlo, desde las opciones de inicio de sistema de Windows. Esto podemos hacerlo de dos formas diferentes. La primera de ellas es desde el Administrador de Tareas del sistema operativo. Podemos usar el atajo de teclado Control + Shift + Esc para abrir este administrador de tareas y, en la pestaña «Inicio», encontrar todo lo que se está ejecutando cuando arrancamos el PC.

Administrador de tareas deshabilitar Skype

Debemos localizar la entrada de Skype en la lista de programas, hacer clic con el botón derecho sobre ella y elegir la opción de deshabilitar. También podemos hacerlo usando el botón que aparece en la parte inferior derecha de la ventana.

Desde el menú de Configuración

Otra forma que tenemos para hacer esto mismo es hacerlo desde el menú de Configuración de Windows. Este menú podemos abrirlo desde el inicio, desde el buscador o usando el atajo de teclado Windows + I. Una vez dentro de este panel de Configuración, lo que debemos hacer es irnos directamente al apartado Aplicaciones > Inicio para encontrarnos con una lista con todos los programas que se ejecutan al arrancar el PC.

Quitar Skype del inicio desde Configuración

Localizamos la entrada de Skype, y desactivamos su casilla. Ya que estamos aquí también podemos ver qué otros programas se abren al inicio del sistema y conocer al detalle el impacto que tienen estos sobre el rendimiento general del PC.

Ahora ya podemos reiniciar el ordenador sin miedo, que cuando vuelva a iniciar la sesión Skype ya no se abrirá por defecto.

Usando un administrador de inicio

Las herramientas que nos ofrece Microsoft para controlar los programas que se ejecutan al inicio de la sesión son funcionales, pero bastante limitadas. Si queremos ir un poco más allá necesitaremos usar un software adicional que nos permita controlar mejor los programas que se ejecutan al inicio de Windows. Y uno de los más completos es el Autorun Organizer.

Este programa nos va a permitir conocer absolutamente todo lo que se ejecuta al inicio de nuestro ordenador. De esta manera vamos a poder controlar tanto los programas que se ejecutan al arranque del PC como

¿No usas Skype? Desintálalo de Windows

Si no utilizamos Skype en nuestro ordenador, tenerlo instalado es totalmente innecesario. Aunque desactivemos el programa del inicio del sistema, este seguirá cargando algunos recursos en el PC (tareas programas, servicios, etc) que, obviamente, no necesitaremos. Además, si lo tenemos bajado de la Microsoft Store, este se actualizará automáticamente cuando haya nuevas versiones. Algo totalmente innecesario.

Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer si no vamos a usar el chat o las videollamadas del programa es borrarlo del PC. Skype aparece registrado como un programa más instalado en el PC. Por lo tanto, para borrarlo, lo que tenemos hacer es abrir de nuevo el menú de Configuración de Windows (recordamos, Windows + I), e ir al apartado Aplicaciones > Aplicaciones y características.

Aquí buscaremos la entrada de Skype, y haciendo clic sobre él lo desinstalaremos de nuestro ordenador.

Desinstalar Skype Windows 10

Una vez desinstalado, el programa ya no estará disponible, por lo que no se podrá seguir cargando automáticamente al iniciar sesión en Windows. En caso de necesitarlo de nuevo en el futuro podremos bajarlo de forma totalmente gratuita tanto desde la Microsoft Store como desde su página web.

Además, para un uso esporádico, en lugar de instalar de nuevo este programa podemos recurrir a la versión web. Esta nos permite hacer uso de la mayor parte de las funciones de Skype directamente desde el navegador, por lo que no tendremos que instalar nada. Cuando cerremos la ventana del navegador será como que el programa nunca ha estado instalado en el PC.