Instala un sistema operativo desde USB en máquinas virtuales

Instala un sistema operativo desde USB en máquinas virtuales

Rubén Velasco

Las máquinas virtuales son muy útiles a la hora de instalar y probar otros sistemas operativos por encima de nuestro ordenador de forma segura. Nada de lo que hagamos dentro de la máquina podrá afectar a nuestro PC, lo que las convierten en una excelente plataforma de pruebas. Lo más normal es instalar el sistema operativo de la máquina virtual desde una imagen ISO o desde un disco físico. Incluso, si nuestro PC tiene, desde una disquetera. Sin embargo, ¿qué pasa si tenemos nuestro sistema ya copiado a un USB?

A pesar de que las memorias USB cada vez se usan más a menudo para instalar sistemas operativos, ni VMware ni VirtualBox han implementado aún una función que nos permita arrancar una máquina virtual desde un USB. No se sabe por qué. Y, si de momento no la han implementado, es probable que no lo hagan en un futuro al ser una opción que muy pocos usuarios pueden necesitar, algo bastante habitual en la industria de la informática, de ahí que, para realizar ciertas tareas, siempre nos vemos obligados a recurrir a aplicaciones poco conocidas.

Aunque seguramente podamos bajarnos la ISO de nuevo para poder arrancar la máquina virtual, eso lleva un tiempo que no tenemos por qué invertir en este trabajo redundante. Además, montar el USB en la máquina virtual es la única forma que tenemos en el PC de probar si un pendrive (por ejemplo, con un sistema Live o con varios sistemas operativos) se ha creado correctamente y todo funciona. Si no es así, no vamos a perder el tiempo probando una y otra vez su funcionamiento, la volvemos a descargar y listo.

Realmente esta es la única utilidad real que puede tener instalar un sistema operativo desde un USB, ya que, no solo el proceso es mucho más lento, ya que las velocidades de lectura de los USB son mucho más lentas que cualquier SSD, sino que, además, es necesario que tengamos una ISO ya descarga en nuestro equipo o que se encuentre disponible en el USB, ya que, de lo contrario, proceder a la instalación desde el propio equipo es un proceso mucho más rápido y sencillo sin tener que recurrir a la aplicación de la que os hablamos a continuación.

Ventajas de tener una máquina virtual

Disponer de una máquina virtual en nuestro equipo tiene enormes ventajas que en muchos casos desconocemos. Con ella podemos realizar pruebas de aplicaciones o de programas antes de utilizarlos de forma habitual. De esta forma nos garantizamos que estén libre de fallos o virus cuyo uso nos pueda suponer más de un problema. Además, nos permite conocer de primera mano si la aplicación que instalamos satisface nuestras necesidades o si, por el contrario, debemos seguir buscando, pero sin la necesidad de haber modificado el registro de nuestro equipo sin contar con los archivos basura que siempre dejan las aplicaciones que instalamos, archivos basura que son prácticamente imposibles de eliminar a no ser que formateemos el equipo y que, a la larga, afectan al rendimiento del equipo.

También nos permite conocer nuevos entornos de sistemas operativos, así como contar con múltiples máquinas en un sólo equipo. El hecho de poder probar otros sistemas como alguna de las variantes de Linux sin necesidad de que sea nuestro sistema operativo principal hace que podamos probarlos sin temor alguno e investigar sobre ellos. También es una excelente opción para instalar sistemas operativos Windows que han dejado de recibir soporte para, por ejemplo, ejecutar aplicaciones que no funcionan en versiones más modernas. Al funcionar en un entorno cerrado, si la versión de Windows que utilizamos tiene agujeros de seguridad, no vamos a tener ningún problema que afecte a nuestro equipo, el problema se quedará en la máquina invitada y de ahí no saldrá.

En caso de que estemos decididos en instalar una máquina virtual en nuestro ordenador, será necesario recurrir a una herramienta que se encargue de permitirnos arrancar desde la memoria USB. Y esta herramienta es Plop Boot Manager.

Descargar Plop Boot Manager

Plop Boot Manager es básicamente un gestor de arranque que podemos usar tanto en cualquier ordenador como en una máquina virtual. Este gestor de arranque se caracteriza, entre otras muchas cosas, por permitirnos arrancar desde una memoria USB sin necesidad de tener soporte de BIOS. También cuenta con soporte para todo tipo de unidades de arranque, y herramientas adicionales como un gestor de particiones o software de reparación de MBR, entre otros.

La función que nos interesa a nosotros para poder arrancar la máquina virtual es la de soporte para USB. Lo demás, en un principio, nos da igual. Para ello, lo primero que tendremos que hacer es descargar esta herramienta desde su página web principal. La última versión del gestor de arranque data de 2013, sin embargo, a pesar de llevar mucho tiempo sin soporte, sigue funcionando sin ningún problema tanto en Windows 10 como en Windows 11, por lo que podemos utilizar sin ningún tipo de problemas.

Una vez bajado el gestor de arranque, lo descomprimimos. Encontraremos varios archivos y directorios al hacerlo, pero el que nos interesa a nosotros es plpbt.iso. Memorizamos dónde lo guardamos, o lo movemos a otra ruta que tengamos más a mano, ya que es el archivo que vamos a necesitar en los pasos que os mostramos a continuación.

Arrancar VMware desde un USB

Lo primero que tenemos que hacer es crear una máquina virtual nueva, o seleccionar una que ya hayamos creado previamente y que queramos arrancar. Lo importante es que esta máquina tenga al menos un lector virtual de CD (donde montaremos la ISO) y una controladora de USB.

El siguiente paso será montar la ISO plpbt.iso en la máquina virtual. Para ello, abriremos las propiedades de la VM y en el apartado de CD elegiremos montar dicha imagen virtual.

VMware - Montar ISO de Plop Boot Manager

Ya tenemos la unidad lista. Ahora conectamos el USB a nuestro ordenador físico (a ser posible, a un puerto USB 2.0 para no tener problemas) y arrancamos la máquina virtual. Como veremos, la VM arrancará de la imagen ISO en una especie de gestor de arranque.

Plop Boot Manager

El siguiente paso será montar el USB en nuestro PC. Para ello, lo que haremos será hacer clic sobre el icono de la unidad en la parte inferior derecha de la ventana de VMware, y elegiremos la opción de montar la unidad.

VMware - Montar USB para Plop Boot Manager

Una vez montada la unidad, en el gestor de arranque elegiremos la opción de USB para arrancar dicha memoria.

Plop Boot Manager - Arrancar desde USB

Tras unos segundos podremos ver cómo nuestra máquina virtual está arrancando desde la memoria USB que le hemos montado en el paso anterior. Ya podremos seguir usando la VM con normalidad hasta, por ejemplo, terminar de instalar el sistema operativo deseado.

Dependiendo de cómo esté creado nuestro USB de arranque tendremos que configurar VMware para que pueda funcionar en modo BIOS o en modo UEFI. Para ello, lo que debemos hacer es entrar en las opciones avanzadas, dentro de la configuración de la máquina virtual, para cambiar el tipo de firmware que queremos utilizar.

VMware - BIOS UEFI

Podemos cambiar según queramos entre BIOS y UEFI. Lo recomendable es crear la memoria USB con compatibilidad con UEFI y Secure Boot, ya que es lo más reciente y, por lo tanto, lo recomendable. Pero si nuestro USB está en modo BIOS, entonces tendremos que seleccionar esta opción o, de lo contrario, la máquina no lo detectará ni podrá arrancar desde él.

Instalar un sistema operativo en VirtualBox desde USB

En el caso de usar VirtualBox, la alternativa de código abierto a Oracle, el proceso y los pasos que debemos llevar a cabo son muy similares. En primer lugar, debemos crear una nueva máquina virtual en nuestro ordenador con, como mínimo, un lector de CD y una controladora de USB. El siguiente paso será montar la imagen plpbt.iso en el programa.

VirtualBox - montar ISO de Plop Boot Manager

Antes de salir de la configuración, en VirtualBox podemos ahorrarnos el paso de montar la unidad una vez arrancada la máquina virtual desde la lista de unidades USB. Hacemos clic sobre esta opción y añadimos a la lista de unidades montadas la memoria desde la que queremos arrancar. Si no hacemos esto, podemos montarlo más adelante igual que en VMware.

VirtualBox - Montar USB

Ya tenemos todo listo. Ahora solo nos quedará arrancar la máquina virtual y podremos ver cómo nos aparece este nuevo gestor de arranque. Desde él seleccionaremos la opción de arrancar desde el USB y listo. Nuestra máquina virtual empezará a cargar desde dicha unidad. A diferencia de VMware, VirtualBox no nos permite entre BIOS y UEFI, aunque, como hemos comentado, es un problema menor que la aplicación se encargará de solucionar sin problemas.

4 Comentarios