Convierte tus fotos 2D a 3D con estas aplicaciones

Convierte tus fotos 2D a 3D con estas aplicaciones

David Onieva

A la hora de trabajar con imágenes, tanto 2D como 3D desde hace años disponemos de varias alternativas, tanto programas locales como plataformas online. Estas nos van a servir para poder llevar a cabo todo tipo de tareas y trabajos con nuestras fotos personales, o con aquellas que bajemos de Internet. Sin dudas son herramientas fundamentales tanto para profesionales del diseño como para aficionados o estudiantes, con las que poder realizar su labor obteniendo grandes resultados.

Son muchos los tratamientos que podemos llevar a cabo con todo ello, desde retocar, hasta convertir, editar, o personalizar para una tarea en concreto. No olvidemos que este es uno de los tipos de contenidos más usados en estos momentos, tanto online como a nivel local. Por tanto, todo lo relacionado con la fotografía ha ido cobrando mucha importancia con el paso de los años. Para ello, como seguro que ya sabéis, podemos echar mano de una enorme cantidad de aplicaciones y plataformas.

El software del que os hablamos ha ido creciendo y mejorando de manera importante, especialmente aquel relacionado con el sector multimedia. Y es que los desarrolladores del mismo son plenamente conscientes de que casi cualquier usuario ya quiere tener acceso a esas funciones. Con casi cualquier usuario nos referimos incluso a aquellos que no tienen prácticamente experiencia en estas lides.

Por tanto, estos creadores de software trabajan para facilitar las cosas a la mayor parte de sus clientes. De todos modos, gracias a ese trabajo, en estos momentos personas sin apenas experiencia en estas lides, podrán tener acceso a tareas de retoque. Más ahora que la mayoría hace fotos con sus móviles y luego quieren adaptarlas lo máximo posible. A todo ello debemos sumarle el hecho de que el trabajo con todo aquello relacionado con el 3D, está creciendo de manera exponencial, como estamos viendo.

Y es que la mayoría de nosotros contamos con una buena cantidad de archivos fotográficos almacenados en nuestros equipos. Sin embargo, en los tiempos que corren lo habitual es que estos están compuestos por imágenes 2D. Pero se puede dar el caso de que necesitemos que las mismas forman parte de un proyecto más ambicioso o grande centrado en el mundo tridimensional. Por tanto, qué mejor que usar alguno de los programas o plataformas de los que os hablaremos a continuación.

Programas para trabajar con imágenes en 3D

Asimismo, en determinadas circunstancias nos podemos encontrar con la situación de que necesitemos o nos gustaría disponer de fotos tridimensionales a partir de nuestras fotos personas bidimensionales. Llegado el caso, en estas líneas os vamos a intentar ayudar en estas tareas, es decir, convertir fotos 2D a 3D de manera sencilla.

Son varias las soluciones de este tipo de las que podemos echar mano, como veremos en seguida. Esto nos permitirá poder elegir la que más se adapte a nuestras necesidades o sencillamente a los conocimientos que tengamos en este tipo de tratamientos. Tal y como sucede en la mayoría de los programas de otros tipos, los hay más complejos pero que además nos ofrecen una funcionalidad mayor, lo que afectará al resultado final.

Depthy, diseños con imágenes en 3D

Para todo ello podemos echar mano de algunas soluciones interesantes, como os vamos a mostrar a continuación. Una de las propuestas de este tipo más representativas, es la aplicación web llamada Depthy. Es evidente que este proceso al que nos referimos es complejo, pero todo ello se lleva a cabo internamente. Por tanto, lo primero que debemos hacer es acceder al portal oficial de la aplicación web desde aquí.

Depthy opciones interfaz

En ese momento ya podremos cargar la imagen en cuestión desde el botón llamado “Open photo” para que así la imagen personal se suba a la plataforma. Al cargar la imagen en la plataforma, nos encontramos con dos opciones. La primera de ellas, “Load Depthmap”, nos va a permitir añadir a la composición el mapa de profundidad de la imagen cargada. En el caso de que no dispongamos del mismo, nos tendremos que decantar por la segunda de las opciones, “Draw it”.

Esta nos va a permitir introducir estos datos manualmente por lo que, con el ratón, tendremos que dibujar el mapa de profundidad de la foto. Aunque en un principio pueda parecer algo un tanto complejo, esto lo llevamos a cabo con el propio ratón, como comentamos. De este modo lo que tenemos que hacer es marcar con el cursor los objetos de la imagen que están más cerca. Eso sí, tenemos diferentes pinceles marcadores, de distintos tamaños, para usarlos dependiendo del tipo de imagen a tratar. Y no solo podemos personalizar el tamaño del pincel, sino también su dureza, lo que hará referencia a la profundidad de la transformación, o su transparencia.

Pinceles Depthy

Una vez que hayamos acabado con el proceso, al aceptar la operación como tal, al pasar el ratón sobre la imagen que hemos tratado, veremos cómo hace el efecto 3D. Eso sí, para obtener los mejores resultados, os recomendamos que hagáis varias pruebas en este mismo sentido con varios objetos y tipos de pinceles para poder ver la diferencia. Además, al ser todo gratuito, podremos realizar tantas pruebas como deseemos. Decir que la aplicación web es compatible con los formatos fotográficos más habituales en estas lides.

Smoothie3D para convertir fotos 2D en 3D

Aunque no sea una conversión como tal, también podremos añadir objetos tridimensionales y tratar nuestras imágenes con la aplicación que se incluye por defecto con Windows 10, Paint 3D. Esta es una sencilla herramienta que, como os hemos comentado en varias ocasiones, nos adentra en este interesante mundo 3D. Por tanto, al arrancar la app, cargamos la imagen personal 2D en cuestión, y ya podremos pinchar en el botón “Vista 3D” para cambiar su aspecto. De igual modo Paint 3D nos va a permitir añadir objetos 3D de su amplia biblioteca para que podamos manejarlos y adaptarlos a la imagen cargada para darle el aspecto que buscamos.

Paint 3D proyecto

Por otro lado, otra interesante propuesta en este sentido la encontramos con la plataforma online, Smoothie3D. Esta es también una aplicación web a la que podréis acceder desde este enlace y que os permite transformar vuestras fotos 2D en 3D y al mismo tiempo editarlas. Para todo ello, lo primero que haremos será cargar la imagen correspondiente en la plataforma desde el menú “Image / add”. Entonces la foto se cargará en el escritorio de trabajo de la aplicación para que podamos empezar a trabajar con la misma.

Smoothie pone a nuestra disposición una serie de herramientas y funciones para todo ello que encontramos en la esquina superior derecha. Por otro lado, y con el fin de ajustar la visualización tridimensional de los vértices, en la esquina inferior derecha vemos 3 barras deslizantes. Estas nos van a permitir adaptar la imagen para darle un aspecto tridimensional. Eso sí, para obtener resultados realmente aparentes con esta propuesta, tendremos que ir haciendo varias pruebas dependiendo de la foto con la que estemos tratando.

Smoothie 3D

Convierte tus imágenes 2D con Lithophane

Otra propuesta de este mismo tipo y que además funciona de una manera más directa y sencilla, es Lithophane. Decimos que esta alternativa es más sencilla ya que basta con que carguemos la imagen desde el menú “Images / examinar”. Automáticamente se cargará en el escritorio de trabajo, pero ya como fotografía en 3D, algo a lo que podréis acceder desde este enlace.

Lithophane escritorio

Al mismo tiempo, en la parte inferior de la interfaz del programa encontramos una serie de formas a modo de muestras que podremos añadir a la foto original. Entre estas muestras encontramos diversas formas tridimensionales para que den ese aspecto que buscamos a la foto original que hemos cargado previamente, todo de un modo rápido y sencillo. Una vez hayamos acabado, podremos bajar el archivo resultante a nuestro disco duro desde el botón “Download”. El proyecto entonces se guardará en formato STL para que podamos trabajar con el mismo en otros programas o plataformas similares.

Lithophane funciones

Eso sí, antes de nada, debemos tener en cuenta que en el apartado Settings de esta aplicación, encontramos igualmente una buena cantidad de funciones personalizables. De este modo podremos integrar a la imagen original un efecto espejo, conseguir el positivo o el negativo de esta, rotarla, etc.

Microsoft 3D Builder, convierte y edita

Otra de las soluciones de este tipo de las que podemos echar mano, es de Microsoft 3D Builder. Cabe mencionar que esta es una solución software que vamos a encontrar directamente en la tienda oficial de Windows 10, la Microsoft Store. Por ello podremos realizar su descarga de manera rápida y sin temor a que contenga ningún tipo de virus o malware, ya que las descargas desde la tienda de Microsoft son 100% seguras.

3D Builder
3D Builder
Developer: ‪Microsoft Corporation‬

Además, merece la pena saber que, desde este software, realizar la conversión es una tarea muy sencilla a la vez que intuitiva. Para ello no tenemos más que ejecutar el programa como tal y abrir la foto en 2D que deseamos tratar en este caso. Entonces la misma se cargará en la interfaz principal del programa para que así podamos elegir el método de conversión 3D que más nos interesa llevar a cabo. Además, aquí mismo dispondremos de otros parámetros configurables para que podamos personalizar el proceso de conversión, al máximo.

3D builder

De manera paralela la aplicación internamente cuenta con muchos archivos 3D que podremos editar o utilizar en proyectos de mayor envergadura.

PhotoToMesh, crear imágenes con detalle

Esta es otra útil solución de este mismo tipo que nos será de mucha ayuda para convertir imágenes 2D en 3D de manera sencilla y en pocos pasos. Para ello, como no podía ser de otro modo, lo primero que hacemos es cargar el archivo de origen en el programa. No deberíamos tener problema ya que el mismo es compatible con la mayoría de los formatos actuales. La solución pone a nuestra disposición una buena cantidad de opciones de configuración para todo ello, aptas incluso para usuarios noveles en estas lides.

Photomesh 3D

También debemos tener en cuenta que el mismo está más que nada especializado en la conversión a figuras geométricas tridimensionales. Al mismo tiempo algo que debemos tener en cuenta es que se trata de un programa comercial, es decir, de pago. El precio es de 49,99 dólares en su versión más reciente.

Selva 3D, crear objetos y animaciones

A la hora de convertir nuestros propios diseños fotográficos digitales en objetos 3D, como vemos tenemos multitud de oportunidades y opciones de lograrlo. Encontramos aplicaciones y programas más o menos complejos que nos son de ayuda en todo ello. Ahora, en estas líneas nos vamos a centrar en la propuesta Selva 3D a la que podréis acceder desde este enlace.

Eso sí, para poder usarla tenemos que registrarnos con una cuenta de correo electrónico para poder pasar a la aplicación como tal. Cabe mencionar que en este caso nos encontramos con una herramienta online que se caracteriza por ser muy fácil de usar. A su vez nos propone una buena cantidad de posibilidades relacionadas con el reconocimiento de objeto. De ese modo lo que obtenemos son unos resultados de alta calidad y que nos sorprenderán. Para todo ello lo primero que debemos hacer es cargar las imágenes con las que deseamos trabajar aquí para generar los modelos en 3D.

selva 3d

Decir que es compatible con el formato de ficheros STL y además permite crear tanto imágenes 3D como elementos en movimiento tridimensionales.

¿Cuál de estos programas debo elegir?

Convertir imágenes en 3D a partir de imágenes en 2D puede parecer una tarea complicada. Por suerte con los programas adecuados se puede realizar esta labor de una manera más sencilla con los programas que acabamos de ver. De entre ellos nos quedaríamos con Selva 3D como la opción más compleja con las que obtener unos resultados espectaculares con poco de maña y paciencia. Si buscamos una opción que ofrezca buenos resultados pero que una labor más sencilla, podemos optar por PhotoMesh, ya que podremos realizar la labor en pocos pasos.

En gran medida todo esto va a depender de las necesidades y conocimientos que cada uno tenga al realizar este tipo de tareas de diseño. Es fácil imaginar que, si nos enfrentamos con un programa un tanto más complejo como sucede con el mencionado Selva 3D, dispondremos de muchas más funciones. Pero al mismo tiempo los esfuerzos que tendremos que hacer aquí para lograr resultados aceptables son mayores. Por ejemplo, podríamos decir que esta es una aplicación más que adecuada para los profesionales del sector que se dedican a este tipo de trabajos.

Sin embargo, un usuario de a pie que esté empezando a introducirse en todo esto relacionado con el diseño tridimensional, puede probar con PhotoMesh para ver si le gusta este sector. Con todo y con ello igualmente os recomendamos echar un vistazo al resto de aplicaciones mostradas anteriormente. Esto nos servirá para hacernos una idea más exacta de lo que podemos encontrar a la hora de realizar estos trabajos de diseño.

1 Comentario