Así puedes editar los documentos de Word que se abren en modo solo lectura

Los programas centrados en el trabajo ofimático no han parado de crecer y evolucionar con el paso de los años. Este es el caso, por ejemplo, de los populares Word o Excel de Microsoft, aplicaciones que forman parte de la suite Office de la firma. De hecho, estos ya son considerados como dos de los programas más usados en todo el mundo.

Y es que hay que tener en cuenta que ambos son válidos tanto para trabajos domésticos, como más profesionales. Es por ello por lo que usuarios de todo el globo se decantan por usarlos en su día a día a la hora de llevar a cabo trabajos ofimáticos. Es por ello por lo que en estas mismas líneas os vamos a hablar de uno de ellos, en concreto del procesador de textos de Microsoft, Word. A pesar de su uso y sus actualizaciones, este programa tan extendido y usado no es infalible, y aunque muy de vez en cuando, nos podemos encontrar con algunos fallos o problemas, como es el caso.

Así, como os contamos en estas mismas líneas nos vamos a centrar en un problema bastante común que sucede en el procesador de textos mencionado, Word. En concreto nos referimos al supuesto de que vayamos a acceder al contenido de un determinado documento, y este solo se abre en modo lectura. Esto se puede convertir en un serio problema, especialmente en el caso de que necesitemos seguir trabajando en el mismo o que deseemos realizar algunos cambios.

Es por ello por lo que a continuación os daremos algunos consejos para solucionarlo. Por descontado esto es algo que se puede dar sin que nosotros hayamos configurado este parámetro, claro está. Así, en el caso de que nos encontremos con este inconveniente de manera inesperada, tenemos que intentar encontrar una solución a todo ello. Esto es precisamente de lo que os vamos a intentar hablar a continuación.

Qué hacer si Word abre los documentos como solo lectura

Y es que hay que tener en cuenta que este inconveniente puede resultar altamente molesto, ya que el modo de solo lectura no permite la edición del texto. Por tanto, llegado el caso lo primero que haremos será asegurarnos de que otro usuario que tenga acceso al equipo, no haya bloqueado el DOC para que no se puedan hacer cambios en el contenido, algo más que habitual.

Al mismo tiempo, algo que igualmente debemos tener muy en consideración antes de empezar a tocar ajustes del programa, es otra posible razón. Y es que en el caso de que dispongamos de un Word sin activar su licencia, o caducado, e incluso pirata, no nos va a dejar editar los documentos. En ese caso os diremos que siempre tenéis la oportunidad de hacer uso de la versión gratuita de Word a través de Internet.

Una vez sabemos esto, otra cosa que podemos hacer es deshabilitar las restricciones en la edición de los documentos. Para ello no tenemos más que abrir el documento de solo lectura, y en la pestaña Desarrollador, localizar la opción de Restringir la edición. Entonces, en el nuevo panel que se abre, pinchamos en el botón Detener la protección para solucionar este problema.

Restringir edición Word

Cómo poder volver a editar los documentos de Word

Por otro lado, debemos saber que, en ocasiones, cuando recibimos un archivo de Word como adjunto por correo electrónico e intentamos abrirlo para editarlo, no podemos. De este modo, el mismo se abre directamente en el modo de solo lectura, lo que es un problema. Por tanto, ahí lo que podemos intentar es abrir el archivo de Word y en la opción de menú Archivo, pinchamos sobre Opciones.

Cambiar las opciones de Word

En la ventana que se abre nos vamos a encontrar con una buena cantidad de categorías y opciones personalizables, todas ellas dedicadas a configurar el editor de texto. Por tanto, es precisamente de esta sección desde donde vamos a poder modificar los parámetros que aquí nos interesan del modo lectura. Al mismo tiempo os recomendamos no tocar demasiado todo ello, especialmente si no sabemos perfectamente los cambios que estamos haciendo en el programa. Un cambio mal hecho podría afectar seriamente al funcionamiento de Word en el futuro.

En el caso que nos ocupa ahora, nos situamos en el panel izquierdo, sobre General y en el panel derecho bajamos hasta la opción Abrir datos adjuntos de correo electrónico y otros archivos no modificables en la vista de lectura. Así, lo que tenemos que hacer es desmarcar la casilla en el caso que esté marcada y guardar los cambios. A partir de ese instante cualquier archivo de Word que recibamos como adjunto en un correo electrónico, se abrirá normalmente.

Llegados a este punto algo que debemos tener muy presente son los riesgos que estamos corriendo al activar esta funcionalidad. Decimos esto porque los atacantes utilizan en multitud de ocasiones los archivos adjuntos de los correos electrónicos. Esto es algo que incluso se podría decir que se hace especialmente patente en los DOCX y DOC que solemos crear en el programa de Microsoft. Normalmente no desconfiamos de este tipo de ficheros, por lo que los abrimos sin ningún tipo de precaución previa, lo que nunca es recomendable. De ahí precisamente que la propia aplicación incluya esta función de seguridad que ahora mismo estamos desactivando.

correos adjuntos word

Cambiar las propiedades del fichero Word problemático

Para terminar, os hablaremos de otra posible solución de la que podréis echar mano en el supuesto de que os encontréis con este molesto problema. En concreto en este caso nos vamos a centrar en el hecho de cambiar las propiedades del fichero como tal. Es decir, nos referimos a las propiedades del .DOC en el que estábamos trabajando y que ya no podemos cambiar. Para ello lo que hacemos es pinchar con el botón derecho del ratón en el documento que nos da los problemas y seleccionar Propiedades del menú contextual. En la ventana que aparecerá entonces, tenemos que desmarcar la casilla de Solo lectura. Como os podréis imaginar, esto debería solucionar el problema que tenemos con el documento como tal.

Abrir un documento de solo lectura con otro programa

Y es que debemos tener muy presente que a pesar de que el programa que se incluye en la suite de Microsoft es el más usado del sector, hay otros muchos. Pero con todo y con ello estas otras opciones intentan ser, en la medida de lo posible, lo más compatible como puedan con el editor de los de Redmond. La razón de todo ello es bastante obvia, y es que para poder triunfar en este mercado es muy necesario que se puede trabajar con los DOCX de este programa y buena parte de sus funciones. Aquí también se incluye el modo de solo lectura en el caso de que lo hayamos bloqueado directamente en Word.

Por tanto, si usamos otros procesadores de texto además de Word, también es posible cambiar el modo de sólo lectura para editarlo nuevamente. Aunque son muchas las soluciones de este tipo de las que podemos echar mano para crear y editar textos, aquí os vamos a mencionar las dos suites ofimáticas más conocidas alternativas a Office.

Con OpenOffice

Es posible que hayamos guardado un documento en solo lectura y no podamos aplicar ningún cambio ni utilizar las herramientas de edición. Desde OpenOffice es posible solucionarlo. Para ello debemos abrir el archivo y localizar la opción de «Herramientas» que encontramos en la barra superior y seleccionamos la pestaña de «Opciones». Buscamos la opción de «OpenOffice.org» y escogemos la opción «Seguridad». Aquí, debemos de desmarcar la casilla «Modo de sólo lectura» y pulsar en «Aceptar. Después de esto, cerramos la aplicación y volvemos abrir el documento para poder editarlo correctamente.

Desde LibreOffice

Si usamos en alguna ocasión LibreOffice y nos encontramos con un archivo de solo lectura, debemos saber que es posible desactivarlo para poder volver a realizar labores de edición en el mismo. Para ello debemos de abrir el documento y pulsar en la opción de «Editar» y posteriormente en «Modo de solo lectura». Ahora cerramos el documento y en el icono del archivo pulsamos con el botón derecho y seleccionamos «Propiedades». Posteriormente desactivamos la opción «Modo solo lectura».

¡Sé el primero en comentar!