Cómo quitar el «modo incógnito» de Google Chrome

Cómo quitar el «modo incógnito» de Google Chrome

Rubén Velasco

Parece que fue ayer cuando Microsoft presentaba una de las mayores novedades en los navegadores, el modo privado, o modo incógnito. Y también parece que fue ayer cuando todos los desarrolladores (Google, Mozilla, etc) se adelantaron a Microsoft lanzando esta característica en sus respectivos navegadores antes que Internet Explorer. Hoy en día el modo incógnito, o privado, se ha convertido en una de las características esenciales de cualquier navegador para navegar sin dejar rastro en el PC. Sin embargo, aunque viene disponible por defecto para cualquiera, ni Google Chrome ni nadie lo pone fácil para desactivarlo en caso de que, por algún motivo, no queramos que esté disponible.

Cuando utilizamos Google Chrome, el Modo Incógnito se encuentra disponible en el menú de opciones, junto a los apartados de nueva ventana o pestaña. Además, podemos abrirlo fácilmente utilizando el atajo de teclado Control + Shift + N, con el que nos aparecerá una nueva ventana desde la que navegar de forma privada (al menos localmente) sin guardar ningún rastro de la navegación.

Modo Incógnito Google Chrome

En caso de que queramos deshabilitar este modo para que nosotros, u otros usuarios que utilizan nuestro PC, no puedan usarlo, debemos recurrir al registro de Windows. A continuación, os explicamos paso a paso cómo podemos llevar a cabo esta configuración.

Ventajas y peligros de usar el Modo Incógnito de Chrome

Una cosa que debemos tener más que presente, es que, por el hecho de abrir y usar una ventana con el Modo Incógnito de Chrome en funcionamiento, ya somos invisibles en Internet. Ni mucho menos, ya que por ejemplo nuestro proveedor de servicios u otras plataformas externas podrán seguir haciendo un seguimiento de nuestros movimientos online. Eso sí, a nivel local, hablando del PC y el sistema operativo, este modo nos podrá ser de mucha ayuda en determinados casos.

Sin embargo, al contrario de lo que muchos piensan, el modo incógnito del navegador no nos brinda privacidad ni anonimato. Todas las peticiones web que hacemos siguen siendo enviadas al operador y al DNS, y asociadas a un ID que, fácilmente, puede vincularse a nosotros. Tampoco nos brinda protección contra seguimiento ni una mayor seguridad. Podríamos ver este modo como un usuario temporal, pero nada más. Si visitamos una web maliciosa, correremos el mismo peligro de infectarnos que si lo hacemos desde el modo normal.

Así, no tenemos más que acceder al mencionado menú comentado antes para poder beneficiarnos de todo ello. En ese instante se abre una nueva ventana, pero desde la que no se van a almacenar elementos tales como el historial de webs visitadas, las cookies con las que nos vayamos encontrando en estas, o los datos que usemos en los formularios de Internet. Tal y como os podréis imaginar, esto será de mucha ayuda cuando trabajamos con un ordenador público, o que sencillamente usarán más adelante otros. De esa manera estos no tendrán acceso a todo aquello que hayamos hecho en nuestra sesión online. Pero también se puede dar el caso de que deseemos que otros no puedan hacer uso de todo esto, con lo que os ayudaremos.

Cómo deshabilitar el Modo Incógnito de Google Chrome

La única forma de deshabilitar esta característica del navegador es realizando un sencillo cambio en el registro de Windows. Por ello, antes de nada, os recomendamos leer nuestra guía de regedit para editar el registro de Windows sin problema ni riesgo.

Lo primero que haremos será ir al siguiente apartado desde la barra de búsqueda de la parte superior:

HKEY_LOCAL_MACHINE/SOFTWARE/Policies

Una vez allí localizamos la clave de registro «Google/Chrome«. En caso de que no exista, debemos crear manualmente esta clave como os explicamos en la anterior guía de regedit.

Una vez dentro de esta clave de registro, localizamos (o creamos, en caso de que no exista) el valor DWORD «IncognitoModeAvailability«. Por defecto, este valor estará configurado como «0«, lo que indica que el modo incógnito está habilitado en el navegador.

Valor registro deshabilitar modo incognito

Cambiamos el valor de esta entrada del registro por «1». Guardamos los cambios. Reiniciamos Google Chrome y cuando intentemos abrir de nuevo el Modo Incógnito nos encontraremos con que este no está disponible. Está deshabilitado.

Google Chrome sin modo incógnito

Para volver a habilitarlo, simplemente volvemos al registro de Windows y cambiamos de nuevo el valor de «IncognitoModeAvailability» por «0».

Cómo forzar a que Chrome siempre se abra en este modo

Además de deshabilitar el Modo Incógnito del navegador, también es posible forzar al Google Chrome a que siempre se abra en modo incógnito por defecto. Esto se puede hacer de varias formas. Una de las más sencillas es añadiendo el parámetro «-incognito» en el acceso directo, aunque no es la única.

Aprovechando la anterior entrada del registro de Windows, es posible darle a «IncognitoModeAvailability» el valor «2«. Con este valor, lo que hará Google Chrome es abrirse siempre en Modo privado por defecto.

Además, de esta forma no estará disponible el modo normal del navegador. Todas las ventanas y todas las sesiones se harán dentro de este modo privado, siendo así el navegador un poco más privado. Al menos en cuanto a los datos que guarda localmente.

Consejos para tener más privacidad

De sobra sabemos, o debemos saber, que el modo privado, o incógnito, no es tan privado como podemos pensar. Sin ir más lejos, en la propia ventana principal del modo privado podemos ver que las webs que visitemos, y otros datos, aún quedan visibles para Google, nuestra empresa o colegio y el proveedor de servicios de Internet.

Si queremos más privacidad, debemos buscarla nosotros mismos. Y lo primero que debemos hacer es activar la casilla «Bloquear cookies de terceros» que aparece en esta página principal. Esta casilla lo que hace es bloquear las cookies de terceros para evitar que nos puedan rastrear mientras navegamos por este modo. Sin embargo, aún hay datos que pueden ver los administradores, Google y los ISP.

Para una mayor privacidad, lo que debemos hacer es instalar una extensión de VPN en el navegador. Y, desde los ajustes, darle permiso para que se ejecute en el Modo Incógnito de Chrome. Una VPN se encargará de que nuestros datos se cifren antes de enviarse por Internet, preservando al máximo nuestra privacidad en todo momento. Gracias a esta VPN, nada ni nadie podrá ver nuestros datos, y podremos hacer uso de este modo privado de forma mucho más segura.

También podemos apoyarnos en otras extensiones de bloqueo de cookies o de seguimiento para mejorar un poco más la privacidad al usar este modo del navegador.

1 Comentario