¿Quieres que Chrome siempre se abra a pantalla completa? Así puedes

¿Quieres que Chrome siempre se abra a pantalla completa? Así puedes

Fran Castañeda

Una de las herramientas fundamentales a la hora de aprovechar la conexión a Internet de nuestro ordenador es usar un navegador web. De entre la amplia variedad existente, no hay duda de que Chrome es la más popular y usada a nivel mundial. Una de sus características más importante es su capacidad de personalización, para poder adaptarlo en la medida de los posible a nuestros usos y necesidades. Una de ellas, es usar su modo pantalla completa.

Usar Chrome en modo normal u ocupando toda la pantalla de nuestro monitor es algo que podemos cambiar de forma alternativa cada vez que lo usamos. Por defecto, siempre abrirá de forma normal, mostrando la barra de marcadores y llegando al límite donde se encuentra la barra de tareas de Windows. Alternar entre un modo u otro es sencillo, pero si lo deseamos es posible abrir lo siempre a pantalla completa desde donde trabajar. Pese a que no es algo que se pueda habilitar pulsando un botón, sí que podemos activarlo sin demasiadas complicaciones.

Habilitar modo pantalla completa

Este modo es una de las propuestas más usada con este navegador al que podemos cambiar siempre que lo necesitemos cada vez que se encuentre en funcionamiento. Para ello activarlo o desactivarlo en cualquier momento basta con pulsar la tecla F11 de nuestro teclado.

También podemos hacer clic en el icono con tres puntos verticales que encontramos en la parte superior derecha de la ventana del navegador. Posteriormente hacemos clic en el botón con forma de cuadro vacío que encontramos justado al lado de la opción de «Zoom».

Activar pantalla completa en Chrome

De esta forma, el modo pantalla completa será exclusivo para la pestaña en la que nos encontramos en ese determinado momento. Por lo tanto, mientras estemos con el navegador a pantalla completa no podremos cambiar a otra pestaña. Será necesario salir del mismo, volver a seleccionar una pestaña diferente y nuevamente pulsar F11 o el recuadro vacío.

Además, de poder acceder a este modo en cualquier momento, Chrome también nos ofrece la posibilidad de poder ejecutarlo de forma automática cada vez que abramos un sitio web determinado, mediante un pequeño cambio en su configuración, que podemos realizar de la misma forma tanto en Windows 10 como en Windows 11.

Ventajas y desventajas de usarlo

Usar el modo pantalla completa cuando ejecutamos Chrome nos permite ocultar todo tipo de distracciones que podemos encontrar en nuestro escritorio, de forma que nos permite centrarnos de forma exclusiva en el contenido de la página que estamos visualizando.

Este modo también se encarga de ocultar los botones de menú, las pestañas abiertas, así como el reloj y la barra de tareas del sistema operativo. Así el navegador se encargará de ocupar toda la pantalla, por lo que no será posible abrir otros programas. Gracias a ello, tendremos una mejor perspectiva de la página que estamos viendo y nos permitirá una mayor facilidad para realizar cualquier acción necesaria en nuestro navegador, como si estuviéramos viendo la televisión.

Pero este modo también cuenta con alguna limitación importante, pues nos debemos de centrar exclusivamente en la página que estamos viendo en ese momento, pero sin posibilidad de cambiar de pestaña, por lo que cualquier otra web que necesitemos visitar debemos de ingresarla directamente en la misma página.

Y es que debemos tener muy presente que este modo de pantalla completa que nos ofrecen muchos de los navegadores, entre ellos Google Chrome, se diseñaron en un principio para determinadas situaciones específicas. A pesar de las ventajas que este modo de funcionamiento nos propone a la hora de visualizar algunas webs, en muchos casos el trabajo de esta manera no es ni mucho menos productivo. Con estos queremos decir que el modo pantalla completa en los navegadores de internet no son funcionales si trabajamos de manera intensiva con este programa.

Podemos activarlo de manera temporal para mantener una mayor visualización de una web o para evitar distracciones de menús y otros botones que aparecen. Pero trabajar en la mayoría de las ocasiones de esta manera no tiene demasiado sentido, tal y como podemos comprobar de primera mano en cualquier momento.

Cómo activarlo por defecto

En el caso que queramos iniciar Chrome a modo pantalla completa de forma predeterminada cada vez que lo ejecutemos podremos llevarlo a cabo de manera sencilla. Para ello será necesario disponer de un acceso directo a la aplicación en el escritorio. En caso de que no lo tengamos, debemos de escribir Chrome en el cuadro de búsqueda del menú Inicio de Windows. Una vez aparezca la aplicación la arrastramos y soltamos en el escritorio del sistema.

Una vez con el acceso directo en el escritorio, basta con hacer clic sobre él con el botón derecho del ratón. Esto hará que aparezca un menú contextual donde debemos de seleccionar la opción de «Propiedades». Al hacer esto aparecerá una nueva ventana donde debemos de situarnos en el apartado de «Acceso directo». Una vez aquí, nos fijamos en el campo de «Destino», donde aparece una dirección larga. Aquí, todo lo que tenemos que hacer es añadir al final del campo un espacio y escribir la siguiente orden «–start-fullscreen».

Así, la dirección completa quedaría de la siguiente forma:

"C:/ Program Files / Google / Chrome / Application / chrome.exe" –start-fullscreen

Abrir Chrome siempre a pantalla completa

Una vez escrito, solo nos queda pulsar en los botones de «Aplicar» y «Aceptar», para guardar los cambios realizados y que estos se hagan efectivo cada vez que utilicemos el acceso directo para abrir Google Chrome. De esta forma siempre que abramos el navegador, este se ejecutará en modo pantalla completa. También es importante tener en cuenta que, dependiendo de la configuración de inicio de este, se abrirá una nueva pestaña o un sitio web concreto que tengamos establecido.

Ya os hemos comentado antes que este modo de funcionamiento se puede utilizar en determinadas ocasiones un tanto concretas. Podemos hacer uso de este arranque especial que os acabamos de describir por ejemplo si mantenemos el ordenador abierto al público y no deseamos que accedan a los menús de Google Chrome, al menos de manera predeterminada. Pero igualmente se puede dar el caso de que una vez hayamos finalizado la exposición, deseemos que el arranque del programa vuelva a su estado original. A continuación os mostraremos cómo lograr esto.

En el caso de que queramos volver a desactivarlo, simplemente debemos de realizar los pasos anteriores y eliminar la orden –start-fullscreen. De esta forma, el campo de Destino dentro del apartado de Propiedades de Chrome volvería a quedar:

"C:/ Program Files / Google / Chrome / Application / chrome.exe"

Si queremos abrir en determinadas ocasiones Chrome a pantalla completa, podemos crear un acceso directo en el escritorio con el texto:

"C:/ Program Files / Google / Chrome / Application / chrome.exe" –start-fullscreen

De esta forma, no tenemos que ir accediendo a las propiedades del acceso directo para editarlo y cometer algún error que lo deje sin funcionamiento. Este truco, también podemos utilizarlo con el navegador Edge de Microsoft, ya que ambos se basan en Chromium, por lo que comparten la mayoría de las opciones tanto de configuración como de funcionamiento, al igual que otros navegadores basados en el mismo proyecto como Opera y Vivaldi, por citar los más conocidos.

Establecer un sitio web de inicio

En el caso de que queramos definir qué página web debe abrirse a pantalla completa cada vez que ejecutemos Chrome, debemos realizar un pequeño cambio dentro de su menú de Configuración. Para ello, pulsamos en el botón de tres puntos verticales de la parte superior derecha del navegador. Esto abrirá un menú donde seleccionamos la opción de «Configuración».

Esto nos abrirá una nueva pestaña, donde debemos de hacer clic en la sección «Al abrir», que encontramos en la columna de la izquierda. Desde aquí, en la parte derecha podemos especificar el comportamiento del programa cada vez que lo ejecutemos de nuevo. Así nos encontramos con tres opciones a elegir.

  • Abre la página Nueva pestaña: en este caso aparece una nueva pestaña con la página que tengamos configurada de manera predeterminada o en blanco en caso de que no tengamos seleccionada ninguna.
  • Abrir todo como estaba antes de cerrar: en esta opción, cada vez que lo ejecutemos nos mostrará la página que tuviéramos cargada antes de cerrar el navegador.
  • Abrir una página específica o un conjunto de páginas: mediante esta opción, podemos configurar una nueva página específica o bien utilizar una de las páginas que estemos usando en este momento. Si pulsamos en Añadir una nueva página, se abrirá una ventana donde debemos de pegar la dirección URL del sitio deseado.

Chrome elegir página al abrir

Una vez configurado, cada vez que ejecutemos el acceso directo modificado, nos aparece la página seleccionada a modo pantalla completa con lo que empezar a poder utilizarlo sin distracciones.

Este es un funcionamiento que igualmente nos puede ser de enorme utilidad en el caso de que tengamos este ordenador en concreto abierto al público. Así podremos arrancar el navegador Chrome a pantalla completa y por ejemplo con alguna página web que nos interese mostrar de manera constante y predeterminada. Los usos pueden variar en base a nuestras necesidades en cada caso.

Para aumentar el texto mejor el zoom

Es posible que uno de los motivos por los que deseamos mostrar Google Chrome a pantalla completa sea con la esperanza de mostrar una página más grande para de esta forma aumentar el tamaño del texto. Y es que, en ocasiones, nos podemos topar con una web mal diseñada con una letra pequeña, por lo que pensamos que si ponemos el navegador a pantalla completa esta se verá más grande. Lo mismo puede llegar a suceder en el caso de que tengamos algunos problemas de visión que no nos permiten leer determinadas páginas web de manera convencional.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que esto puede resultar una apreciación incorrecta por nuestra parte, ya que, aunque pongamos el navegador a pantalla completa, no va a afectar al tamaño del texto y se mostrará de igual forma que si lo vemos en su modo ventana.

Si queremos aumentar el tamaño del texto deberemos usar la configuración de Zoom que incorpora por defecto Chrome dentro de su apartado de configuración. Para ello, tendremos que pulsar en el icono con tres puntos de la parte superior derecha. Al abrirse el menú desplegable encontraremos el apartado de Zoom, configurado por defecto al 100%. Si pulsamos en el símbolo de más (+) o menos (-) podremos aumentar o reducir el tamaño del texto.

Chrome zoom

De manera alternativa, también podemos hacer uso de atajos de teclado para modificar el tamaño del contenido de una página. Para ello mantenemos pulsada la tecla Ctrl y presionamos la tecla más (+) o menos (-) del teclado, para acercar y alejar, respectivamente. Así pues, evitamos el falso pensamiento de que, al poner el navegador a pantalla completa, conseguimos con ello un mayor tamaño del texto. Otro método que también nos permite ampliar y reducir la vista del navegador es presionando la tecla Ctrl + desplazar la rueda hacia adelante del ratón para aumentar la vista y hacia atrás para reducirla.

También puedes utilizar la lupa de Windows

Otra opción que debemos considerar si no necesitamos ampliar toda una página web para fijarnos únicamente en una zona determinada de la pantalla es utilizar la lupa de Windows. La lupa de Windows, que podemos invocar a través del atajo Win y el signo + (sin las comillas), nos permite ampliar toda la pantalla no únicamente el texto que se muestra en las aplicaciones, por lo que es una opción para tener en cuenta para personas con problemas de vista. Para ampliar el tamaño de la pantalla tan solo tenemos que pulsar sobre el signo + y el signo – para reducirlo. Esta función, también nos permite leer el texto que previamente seleccionemos, función que nos permitirá escuchar todo el texto que se muestra en la pantalla sin necesidad de estar mirando la pantalla.

¡Sé el primero en comentar!