¿Windows 11 es gratis? Así gana dinero Microsoft a tu costa

Windows 11 ya está aquí. El nuevo sistema operativo de Microsoft ha llegado a todos los usuarios con el fin de actualizar la apariencia del ya clásico Windows 10 e implementar una serie de cambios, mejoras y novedades en el nuevo SO. Esta actualización, igual que en el pasado, es totalmente gratuita para todos aquellos usuarios que ya tengan una clave válida para el nuevo sistema operativo. Sin embargo, si podemos bajar e instalar Windows gratis, ¿cómo gana dinero Microsoft?

Que no tengamos que pagar por algo (en este caso, instalar el nuevo Windows) no significa que realmente sea gratis. Y menos cuando hablamos de una gran compañía como Microsoft. Lo que significa es que el dinero llega por otras fuentes. A continuación, vamos a ver algunas de las trampas con las que Microsoft consigue hacer dinero usando su sistema operativo «gratis».

Claves OEM y para empresas

La primera fuente de ingresos del sistema operativo son las claves OEM que se venden junto a los ordenadores nuevos. Cuando compramos un PC con Windows preinstalado no tenemos que pagar a parte la licencia, esta viene incluida dentro del precio del equipo. Y ha sido el fabricante quien ha pagado previamente la clave de licencia para poder vender el equipo.

Cuando empiecen a llegar los primeros ordenadores con Windows 11 al mercado, Microsoft empezará a ingresar dinero por esta fuente. Y en este punto es muy importante destacar que este nuevo sistema operativo ha marcado un nuevo nivel de obsolescencia programada al requerir el chip TPM 2.0 e impedir su instalación en equipos con procesadores de hace más de 5 años. Todo un plan maestro para vender más ordenadores nuevos con Windows 11, y cobrar por las licencias.

Windows 11 quiere impulsar también las ventas de las Surface, las convertibles 2 en 1 de Microsoft. Y, por supuesto, con cada venta recibirá su correspondiente margen de beneficios.

Y, por último, tampoco podemos olvidarnos de otra de las vías de ingresos de la compañía: las empresas. Todas ellas, si quieren actualizar sus sistemas para empezar a usar el nuevo Windows 11, tendrán que pagar, sí o sí, para poder dar el salto y seguir usando el nuevo SO en la compañía.

Windows 11, Bing y tus datos

Atrás han quedado los tiempos donde usar Windows nos preservaba un poco la privacidad. Con el lanzamiento de Windows 8, y sobre todo con Windows 10, la compañía empezó a recopilar una gran cantidad de datos de los usuarios con fines comerciales, como mostrar publicidad personalizada. Y, por supuesto, con la llegada de Windows 11 la cosa no iba a ser menos.

Instalar Windows 11 - Paso 36

Desde el momento de la instalación tenemos la posibilidad de elegir qué datos queremos compartir con Microsoft y cuáles no. Las opciones de privacidad podemos modificarlas en cualquier momento desde el panel de Configuración en caso de cambiar de idea una vez instalado el SO. Pero hay más funciones que hacen uso de nuestros datos. Por ejemplo, el nuevo panel de Widgets de Windows 11.

Widgets Windows 11

Este nuevo panel está repleto de información personal sobre nuestros gustos e intereses. Microsoft lo usa para mostrarnos noticias e información relevante a cerca de nosotros, pero en realidad todo lo que hagamos con él se asignará a nuestro ID personal, y será utilizado con fines comerciales.

Algo parecido pasa con Edge. El nuevo navegador de Microsoft apostó por ser un Google Chrome sin Google para evitar que el gigante de Internet siguiera recopilando datos sobre nosotros, pero en realidad lo único que ha hecho ha sido cambiar a Google por Microsoft. Mismo demonio con distintos cuernos.

Y no nos olvidemos de Teams, la plataforma de mensajería de Microsoft que ahora viene instalada en forma de chat por defecto en el sistema operativo. Esta plataforma, igualmente, forma una valiosa fuente de datos para todos los usuarios.

Servicios integrados

Por último, no podemos olvidarnos de que Windows 11 cuenta con una serie de servicios integrados, los cuales los usuarios pueden pagar a raíz de usar el sistema operativo. Hablamos, entre otros, de Office 365 y Xbox Game Pass, por ejemplo. Estos servicios requieren el pago, mes a mes, para poder hacer uso de Office, OneDrive y de los juegos en la nube con el fin de poder mejorar la experiencia de los usuarios y exprimir al máximo las posibilidades que nos ofrece el SO.

5 Comentarios