Ya puedes usar discos EXT4 de Linux en Windows 10 sin programas

Ya puedes usar discos EXT4 de Linux en Windows 10 sin programas

Rubén Velasco

El sistema de archivos por defecto de Windows 10 es NTFS. Este es el formato que debe tener el disco duro donde lo vamos a instalar, y además es el formato más compatible con este sistema operativo, que mejor rendimiento y estabilidad ofrece, y el recomendado para los sistemas UEFI y Secure Boot. Por ello, los usuarios que tienen configurado un sistema de arranque dual, o Dual Boot, con una distro Linux, se encuentran con una gran cantidad de problemas a la hora de intercambiar datos entre ambos sistemas operativos. Por suerte, estos problemas están a punto de acabar.

Linux puede leer y escribir sin problemas en unidades NTFS. Por lo tanto, desde este sistema operativo podemos acceder a los discos duros de Windows para acceder a cualquier archivo guardado en él, o copiar archivos a estas unidades. Sin embargo, al revés, no es posible. Windows no es compatible con los sistemas de archivos de Linux (EXT4), por lo que, para el sistema operativo de Microsoft, los discos duros de Linux no tendrán formato, y no podremos utilizarlos, a no ser que recurramos a programas de terceros que nos permiten leer discos duros de Linux en Windows.

A pesar de la dura rivalidad de hace años, hoy en día Microsoft se lleva muy bien con Linux. El sistema operativo OpenSource es un fiel aliado que le puede ayudar a ganarse la confianza de los desarrolladores, programadores y técnicos informáticos que a diario suelen trabajar con herramientas de Linux. Una muestra de ello es el lanzamiento de WSL, el subsistema de Windows para Linux, que permite cargar el Kernel de este sistema operativo por encima de Windows como si fuera un sistema nativo. Además, podemos abrir EXT4 en Windows con WSL fácilmente.

Pero a la hora de acceder a otros discos duros, los problemas continuaban. Hasta hoy.

WSL permite montar discos duros de Linux en Windows 10

El lanzamiento de la nueva build 20211 de Windows Insider ha traído consigo una importante novedad tanto para los usuarios que utilizan el subsistema de Windows como para los que tienen un Dual-Boot en su ordenador. Esta nueva versión de WSL en Windows 10 trae un nuevo comando que podemos usar para montar cualquier unidad física de nuestro PC dentro de Windows 10: wsl –mount.

Para poder hacerlo, debemos cumplir una serie de requisitos. Uno de ellos es ser usuarios Insider, de la rama Dev, y tener instalada la nueva build 20211 de Windows. Además, también debemos tener habilitado Hyper-V y activar el Subsistema de Windows para Linux, ya que este sistema de archivos depende directamente de él.

Si cumplimos con lo anterior, y tenemos un disco duro (o una partición) en EXT4, vamos a poder montarla en Windows 10. Para ello, simplemente debemos conocer el disco físico que queremos montar (con el comando de CMD wmic diskdrive list brief), y acto seguido usaremos el comando «wsl –mount», seguido del disco duro en cuestión. En caso de ser una partición, al disco duro tendremos que añadirle el parámetro –partition seguido del número de esta.

Por ejemplo, si tenemos en EXT4 la tercera partición del segundo disco duro (recordamos que las unidades empiezan a contar desde el cero) el comando sería:

wsl --mount .PHYSICALDRIVE1 --partition 3

Esta unidad aparecerá en el explorador de archivos con el icono de Linux, y podremos usarla sin problemas. Cuando nos cansemos de ella, simplemente ejecutaremos el comando «wsl –unmount«, seguido del disco y partición, para desmontarla con seguridad.

Linux desde el explorador de archivos

Recordamos que Windows tendrá acceso a esta unidad EXT4 que hayamos montado, pero también tendrá acceso a ella todas las distribuciones que ejecutemos dentro de WSL.

Montar EXT4 en Windows 10 sigue siendo complicado

La verdad es que, aunque es una gran característica, Microsoft ha encontrado la forma más complicada de hacerla funcionar. En lugar de depender de WSL, e Hyper-V, esta característica debería ser nativa de Windows. El sistema operativo debería reconocer automáticamente los discos duros formateados en EXT4, como si se tratase de un disco duro NTFS, y montarlos automáticamente.

Por desgracia, esto no es así. Y no solo eso, sino que para poder leer y escribir en unidades EXT4 debemos tener WSL habilitado y ejecutar distintos comandos en CMD que nos permitan montar y desmontar las unidades.

Esperamos que Microsoft recapacite y simplifique este proceso. Aún es pronto, ya que es una novedad introducida en la última versión Insider de Windows 10 y que tardará, por lo menos, 6 meses en llegar a todos los usuarios de Windows 10. De no ser así, entonces es mucho más práctico, rápido y sencillo usar los programas de siempre para montar unidades EXT en Windows.