Microsoft puede instalar Windows 10 21H1 sin permiso en tu PC

Tras una larga espera, la nueva actualización de Windows 10, 21H1, ya está disponible. Esta nueva versión  es una actualización pequeña, con pocos cambios relevantes, sin grandes novedades, centrada en mejorar la estabilidad general del sistema mediante la corrección de fallos y errores de todo tipo. Como siempre, esta nueva versión se trata de una actualización opcional, la cual eligen los usuarios si quieren, o no, instalarla en el PC. Sin embargo, parece que Microsoft no quiere que la fragmentación siga creciendo, y para evitarlo, ha empezado a actualizar PCs automáticamente, sin permiso.

Las actualizaciones de Windows 10 siempre han ido por oleadas. Esto quiere decir que estas actualizaciones no han llegado a todos los usuarios a la vez el día de lanzamiento, sino que lo han hecho poco a poco a lo largo de las semanas posteriores. Siempre estaba disponible la opción de actualizar el PC manualmente, pero Windows Update no mostraba la nueva versión hasta que fuera completamente compatible.

Hasta 2019, Microsoft usaba un poco el azar para averiguar qué ordenadores eran totalmente compatibles con la actualización y cuáles no. Sin embargo, desde entonces, la compañía empezó a hacer uso del Machine Learning para detectar mejor posibles equipos conflictivos y dejar en el aire la actualización hasta que estuviera totalmente lista.

Ahora, los algoritmos de Machine Learning de Microsoft están ya lo suficientemente entrenados como para ser capaces de instalar la nueva versión automáticamente, sin permiso, en los PCs.

Windows 10 21H1 Update Beta

Windows 10 21H1 se instala sin permiso en los PCs

Desde la semana pasada, concretamente desde el 2 de junio, Microsoft ha empezado a instalar automáticamente esta última versión del sistema operativo a los usuarios. Concretamente a aquellos que aún utilicen la versión 2004 del sistema operativo. Para ello, la compañía hace uso de sus sistemas de Machine Learning para poder averiguar cuáles son los ordenadores más compatibles, y los que menos problemas pueden dar, y enviarles la actualización sin que el usuario tenga que hacer nada.

De momento, tan solo se actualizarán automáticamente los ordenadores que, según sus algoritmos de Machine Learning, sean más compatibles. El resto de usuarios seguirá viendo el mensaje en Windows Update para poder actualizar manualmente cuando la actualización esté disponible. Además, la actualización también estará disponible a través de la herramienta de creación de medios, así como de WSUS.

Buscando actualizaciones en Windows 10

Microsoft continuará entrenando su sistema de Machine Learning para poder seguir reduciendo los problemas a la hora de actualizar el sistema. Y, poco a poco, estas actualizaciones irán siendo cada vez más automáticas.

La versión 2004 de Windows 10 tiene los días contados

Cada actualización de Windows 10 tiene un soporte de 18 meses. Pasado ese tiempo es obligatorio actualizar para seguir recibiendo actualizaciones y correcciones en el sistema operativo. Esto ha ocasionado una gran fragmentación entre versiones de Windows 10, teniendo un importante porcentaje de usuarios en versiones viejas y sin soporte.

La versión 2004 de Windows 10, una de las más importantes, dejará de recibir nuevas actualizaciones en diciembre de este mismo año. Por ello, el movimiento de Microsoft para forzar la actualización a los usuarios que aún utilicen esta versión del SO tiene su lógica. Es una de las pocas formas de reducir la fragmentación y asegurarse de que la mayoría de los usuarios utiliza una versión actualizada de Windows.

Salvo que nuestro PC tenga algún serio problema de compatibilidad, la nueva versión 21H1 ya debería estar disponible para todos los usuarios en todo el mundo. Y, para instalarla, simplemente debemos entrar en Windows Update, buscar nuevas actualizaciones manualmente, y hacer clic sobre el botón «Descargar e instalar» que nos aparecerá.

De momento, si nuestro PC tiene instalada la 20H2, no se bajará a la fuerza la nueva 21H1. Para actualizar el PC tendremos que hacerlo a mano en este caso.