Windows 10 acaba con el caos de sus particiones de recuperación

Windows 10 acaba con el caos de sus particiones de recuperación

David Onieva

La más reciente versión de Windows 10, la May 2020 Update o versión 2004, viene plagada de correcciones y novedades, como os comentamos estas semanas. Pero no todas están tan a la vista como otras, como sucede en el caso del que os vamos a hablar ahora.

Y es que por lo que ahora se está viendo, parece que finalmente Microsoft ha resuelto un problema con la partición de recuperación del sistema que encontramos en versiones anteriores. Como algunos es posible que hayáis comprobado, al actualizar Windows a la siguiente versión, en ocasiones el sistema crea una nueva partición de recuperación. Esto sucede cuando detecta que no hay suficiente espacio en la partición de recuperación original.

Pero claro, el propio Windows no puede ampliar una partición cuando el espacio no asignado no está justo a continuación de la partición del sistema. Por tanto el problema viene cuando los equipos colocan la partición WinRe o Windows Recovery, en primer lugar. Esto impide que los usuarios o el propio sistema operativo amplíen la misma. Decir que nos podemos encontrar con esta situación cuando el programa de instalación de Windows coloca la partición de recuperación en primer lugar de forma predeterminada.

Corregido el problema con la partición de recuperación en Windows

Asimismo, en algunas configuraciones esta partición de recuperación se encuentra entre las particiones MSR y de Windows. Pues bien, hay que saber que esto no es un problema hasta que una nueva actualización de características de Windows 10 requiere más espacio para esa partición de recuperación. Lo mismo sucede cuando se desea ampliar el espacio de la unidad del sistema. Así, cuando no se puede ampliar la partición de recuperación por estar al principio, se crea una nueva, lo que reduce la unidad del sistema y la de recuperación original queda obsoleta.

La lógica dice que podemos eliminar la partición de recuperación obsoleta o ampliarla para evitar la creación de una nueva. Desafortunadamente esto es actualmente imposible con la herramienta de administración de discos de Microsoft. Para realizar cualquier cambio en las posiciones de las particiones, se debe utilizar la herramienta de línea de comando diskpart.exe o una aplicación de terceros. Es por ello que, como os comentamos al principio, la versión 2004 de Windows 10 ahora corrige el fallo en la posición de las particiones.

Particiones Windows

A partir de la nueva versión de Windows 10, el programa de instalación utiliza la distribución de particiones recomendada en una instalación limpia. Antes, el programa de instalación de Windows colocaba la partición de recuperación en primer lugar de forma predeterminada, lo que va en contra de las propias directrices de Microsoft. Los de Redmond recomiendan colocar esta partición de recuperación inmediatamente después de la de Windows. Esto permite al sistema modificar y redimensionarla más tarde si es necesario al actualizar.

La partición de recuperación de Windows 10 se sitúa correctamente

Hay que saber que es posible que ya dispongamos de la distribución correcta de las particiones desde un principio antes de instalar Windows 10 2004. Sin embargo al usar el programa de instalación de Windows, la partición de recuperación aún podría posicionarse en primer lugar de manera incorrecta.

Entonces en estos momentos el programa de instalación de Windows 10 versión 2004 crea la partición de recuperación después de la propia de Windows. Así se evitan los posibles problemas que os hemos comentado. De esta manera la configuración de Windows 10 ahora usa la distribución de particiones adecuada.

Decir que el método antiguo ha sido un gran problema para algunos usuarios al crearse múltiples particiones de recuperación, desperdiciando así espacio de la principal. También se daba el caso de que esto impedía a los usuarios ampliar el espacio de la unidad del sistema, lo que no volverá a suceder.