Todos los fallos de KB4535996, el último parche de Windows 10

Todos los fallos de KB4535996, el último parche de Windows 10

Rubén Velasco

Los problemas con las actualizaciones de Windows 10 es un no parar. Cuando parece que Microsoft va aprendiendo de sus errores, de repente sorprende a los usuarios con un nuevo problema masivo que afecta al rendimiento y correcto funcionamiento de sus ordenadores. Y esto es lo que está ocurriendo con el último parche acumulativo de Windows 10 lanzado a finales de febrero, KB4535996, un parche que, por lo que parece, ha causado más problemas de los que realmente ha solucionado.

Microsoft lanzó KB4535996 a finales de febrero con la intención de solucionar una serie de fallos y problemas relacionados con el sistema operativo que estaban siendo reportados por los usuarios. En concreto, dos problemas que afectaban al buscador de archivos y a la función de imprimir archivos.

Al no ser una actualización relacionada con la seguridad, Microsoft la envió como opcional. Este parche no se descargaba e instalaba automáticamente a los usuarios. Sin embargo, aquellos que han decidido actualizar Windows para poner al día su sistema operativo se han encontrado con todo tipo de errores y problemas.

Parche KB4535996

Y, a medida que pasa el tiempo, los problemas van aumentando.

Problemas con la actualización KB4535996

Problemas al instalar KB4535996

Los problemas empiezan desde el minuto cero, es decir, desde el propio proceso de instalación de la actualización. Muchos usuarios están indicando que, al intentar instalar la actualización en sus ordenadores, se encuentran con que son incapaces de hacerlo. El proceso de actualización se bloquea al 6% y no hay manera de seguir adelante para completar la instalación con éxito. Finalmente el ordenador se reinicia y muestra un mensaje que indica que ha sido imposible instalar la actualización.

Si aparece este problema a la hora de instalar el nuevo parche, lo mejor que podemos hacer es olvidarnos de él. Se trata de un parche no relacionado con la seguridad, por lo que nuestro PC no va a estar en peligro.

Pantallazos azules

Otros errores muy comunes son los pantallazos azules tras instalar esta actualización. Concretamente al intentar iniciar sesión. Aunque este problema solo se ha detectado en algunos entornos empresariales, la verdad es que es bastante preocupante, ya que el departamento técnico de una de las empresas más afectadas por este fallo asegura que, al desinstalar la actualización, los ordenadores han dejado de arrancar, entrando en un boot-loop.

Seguramente se deba a alguna configuración concreta usada en empresas, pero, por ahora, es otro de los fallos más preocupantes.

Problemas al iniciar Windows

Otros usuarios aseguran que, después de completarse la actualización, esta se quedó bloqueada al 100% durante más de 10 minutos. Cuando finalmente el sistema acabó con ella, se reinició el ordenador y los usuarios se encontraron con que el proceso de boot era mucho más lento de lo normal.

Al reiniciar el ordenador, este llegaba incluso a quedarse bloqueado en el proceso de boot. Y, al forzar el reinicio, Windows 10 entraba en el modo WinRE para permitir a los usuarios intentar reparar los problemas.

La única forma de solucionar este problema es restableciendo el ordenador a su estado anterior desde WinRE, a un punto antes de la instalación del parche.

Problemas con signtool.exe

Este fallo ha afectado a prácticamente todos los programadores que utilizaban Visual Studio en Windows 10. Al intentar firmar sus programas con una firma digital, el proceso signtool.exe dejaba de funcionar, siendo imposible completar el proceso.

El error que se genera es el -1073741502 y, según han podido comprobar algunos usuarios avanzados se debe a que Microsoft eliminó la función WTLogConfigCiScriptEvent de la librería wldp.dll. Está claro que no lo comprobó lo suficiente, ya que signtool.exe dependía de ella.

Este problema puede solucionarse de dos formas diferentes. La primera es desinstalar la actualización, para que la librería wldp.dll vuelva a su estado original, o la segunda, esperar a que Microsoft actualice su herramienta Visual Studio para eliminar dicho problema con la herramienta signtool.exe.

Serios problemas de rendimiento

Otros usuarios aseguran que, después de instalar esta actualización, sus ordenadores han empezado a funcionar bastante mal. No se sabe exactamente por qué, pero Windows 10 empezó a ir mucho más lento y a experimentar todo tipo de problemas a la hora de trabajar de manera habitual con él (abrir programas, copiar archivos, etc).

Todos los fallos desaparecen al desinstalar la actualización, por lo que está claro que el culpable es el parche.  Si después de instalar KB4535996 nuestro ordenador ha empezado a ir lento, entonces debemos desinstalar cuanto antes el parche.

Problemas con la suspensión

Algunos usuarios asegura que después de instalar la última actualización de Windows 10, sus ordenadores han empezado a salir de suspensión a las dos horas. No se sabe por qué, pero algo introducido en la última actualización está reactivando los equipos que, en teoría, deberían estar en reposo.

Igualmente, la única forma de solucionar este problema es desinstalar la actualización KB4535996.

El sonido no funciona con KB4535996

Por último, algunos usuarios también se han encontrado con problemas relacionados con su hardware. Concretamente con el sonido de Windows 10. Tras instalar la actualización KB4535996 del sistema operativo, el sonido ha dejado de funcionar en muchos ordenadores.

Todo apunta a que se trata de un fallo con algunos drivers de Sound Blaster, aunque usuarios con otros chips de audio también han experimentado problemas similares.

En este caso, la única forma de solucionar los problemas es desinstalando la actualización y, una vez hecho esto, volviendo a instalar los drivers de nuestra tarjeta de sonido.

Microsoft solucionará los problemas con KB4535996

Aunque ha tardado más de una semana, Microsoft finalmente ha admitido que su último parche acumulativo está causando problemas a muchos usuarios. La compañía ya está investigando las causas de los problemas y los solucionará tan pronto como considere que el nuevo parche está listo.

Aunque no se han dado datos exactos sobre cuándo llegará esta solución, todo apunta a que llegará a finales de este mes, junto al nuevo parche acumulativo de mantenimiento. Los usuarios que ya tengan instalada la actualización KB4535996 solucionarán los problemas, y los que la hayan desinstalado, al instalar el próximo parche acumulativo recibirán automáticamente las nuevas correcciones.

Recordamos que mañana mismo Microsoft lanzará sus parches de seguridad de marzo de 2020, y estos problemas aún están en el aire. Dependiendo de la peligrosidad de las vulnerabilidades de los nuevos parches de seguridad para Windows 10, igual es mejor esperar un par de días para asegurarnos de que no se repiten estos (u otros) problemas.

Microsoft debe replantearse su sistema de actualizaciones cuanto antes. Ahora que solo está Windows 10 en el mercado (no contamos a 8.1 por su baja cuota de mercado), estos errores no son admisibles.