Si compro un ordenador nuevo, ¿puedo actualizar gratis a Windows 11?

La semana pasada, Microsoft lanzó por fin la esperada actualización de su sistema operativo, Windows 11. Este nuevo sistema viene cargado de novedades (sobre todo visuales) y busca dar un toque de aire fresco a su Windows 10 que, después de 6 años en el mercado, empieza a quedarse algo obsoleto. Como todos los sistemas operativos de la compañía, este nuevo Windows también es un sistema de pago, el cual debemos activar con su correspondiente licencia una vez instalado. Y entonces, ¿qué pasa si acabo de comprar un ordenador nuevo, o tengo pensado comprarlo pronto? ¿Tendré que pagar para actualizar a Windows 11?

Windows 11 es gratis si ya pagaste por Windows 10

Desde el lanzamiento de Windows 8, Microsoft está ofreciendo a todos los usuarios que tengan una versión anterior de su sistema operativo poder actualizar gratis, sin pagar, al último Windows. Así, aquellos que usaran Windows 7 podrían actualizar gratis a Windows 8, y los de Windows 8 a Windows 10. Eso sí, esta promoción es válida solo por tiempo limitado, es decir, durante el primer año. Pasado ese tiempo, en teoría, ya no es posible aprovecharnos de estas actualizaciones gratuitas (aunque, a día de hoy, sigue habiendo trucos para pasar de Windows 8 a Windows 10 gratis).

Con el lanzamiento de Windows 11, la cosa se mantiene igual. Durante el primer año (en teoría) es posible actualizar gratis sin problemas cualquier ordenador con una clave original de Windows 10 al nuevo Windows 11. Lo único que debemos asegurarnos es de que nuestro ordenador cumpla con los requisitos para poder llevar a cabo la actualización. Es decir:

  • Procesador Intel de octava generación (o AMD Ryzen 2000) de dos núcleos y 1 GHz de 64 bits.
  • 4 GB de memoria RAM.
  • 64 GB de espacio en el disco duro o SSD.
  • Firmware de sistema UEFI.
  • Secure Boot activado.
  • Módulo TPM 2.0 instalado en el PC.
  • Gráfica compatible con DirectX 12.

Instalar Windows 11 - Paso 49

De estos requisitos, hay tres que son aspectos clave. El primero de ello es la CPU, que debe tener menos de 4-5 años. El segundo la memoria RAM, ya que si nuestro PC no llega a los 4 GB podemos olvidarnos de este sistema. Y, el tercero, y más importante, el chip TPM 2.0. Cualquier ordenador de hace 4 años, o menos, debería ser compatible con Windows 11. Si es más antiguo, es muy probable que tengamos problemas y tengamos que hacer alguna trampa para poder actualizar.

Si cumplimos estos requisitos, podremos actualizar sin problemas, y sin pagar, al nuevo Windows 11. Ya podremos ver un aviso en Windows Update que nos informará de que nuestro ordenador cumple con los requisitos del nuevo SO, y tan solo nos queda esperar a que Microsoft lleve la nueva versión a nuestro ordenador. Una vez instalada, tendremos el nuevo Windows activado y 100% legal.

¿Qué debo mirar para comprar un ordenador nuevo?

Si estás pensando en comprar un ordenador nuevo, entonces no tienes por qué preocuparte. Cualquier PC nuevo debería ser compatible con el nuevo Windows 11, y cumplir de sobra los requisitos especificados por Microsoft. Para asegurarte de ello, lo que debes mira es que el procesador sea un Intel Core de la serie 10000, 11000 e incluso los nuevos 12000. Cualquier PC nuevo contará con al menos 4 GB de RAM, más de 64 GB de espacio en el disco duro y UEFI, Secure Boot, TPM 2.0 y demás requisitos esenciales.

Windows 11 llegará a todos los ordenadores, independientemente de la marca. Da igual que sean HP, ASUS, LENOVO, ACER o la marca que sean. Y todos podrán actualizarse gratis como hemos explicado.

También podemos esperar un poco más de tiempo a que los primeros ordenadores con Windows 11 lleguen al mercado, y así evitaremos tener que esperar a que la actualización llegue a nuestro PC e instalarla manualmente.

1 Comentario