¡Cuidado! Lo que nunca debes borrar de Windows 10 al limpiar tu SSD

La limpieza de nuestro PC con Windows es algo que debemos llevar a cabo cada cierto tiempo, más si llevamos años sin hacer una instalación limpia del sistema. Para limpiar Windows disponemos de multitud de funciones, métodos y programas que nos podrán ser de mucha ayuda.

Además todo esto es muy importante ya que os ayudará a mejorar el funcionamiento del software, del PC en general, y a liberar espacio en disco. Pero al mismo tiempo debemos tener cuidado y no dañar el propio Windows en el intento. Por tanto debemos evitar cometer ciertos errores más comunes de lo que parece y que podrían dañar nuestro equipo. A pesar de que limpiar Windows es importante, tampoco es recomendable exagerar en todo ello.

Os contamos esto porque algunos usuarios quieren ir un paso más allá en este sentido, con lo que se corre el serio riesgo de romper algo en el sistema operativo. Precisamente por todo ello a continuación veremos algunos de los peligros más habituales al ir demasiado lejos con la limpieza de Windows y que deberíamos evitar a toda costa.

Dañar el registro al limpiar Windows

Decir que el registro de Windows es una base de datos donde se guarda todo tipo de configuraciones del sistema operativo y las aplicaciones instaladas. Por regla general no deberíamos entrar en el mismo por cuenta propia, y menos si no somos expertos. Sin embargo muchos programas externos ofrecen funciones para limpiar esta sección con lo que, en teoría, podrían eliminar miles de entradas inútiles para hacer que el ordenador funcione más rápido.

Al mismo tiempo los hay que se pueden decantar por hacer esto mismo a mano, o usar un programa no del todo fiable. Por tanto, un mal uso del registro, en el afán de liberar un pequeño espacio en disco, nos puede llevar a dañar seriamente el sistema, o algún programa.

Borrar la partición de recuperación

Muchas veces, cuando instalamos Windows 10, automáticamente se crea una partición de recuperación del sistema. Esto permite restablecer o actualizar fácilmente el PC sin tener que usar un disco de instalación o una unidad USB de recuperación. Esta partición de recuperación no suele ser muy grandes, de hecho muchos fabricantes de PC suelen incluyen la suya propia en su versión personalizada de Windows.

partición de recuperación Limpiar windows

Esta la podemos ver claramente así etiquetada, por ejemplo, en el Administrador de discos de Windows. Pero para liberar espacio, también podemos echar mano de herramientas de gestión de discos como esta, para eliminar esta partición. Sin embargo esto nos puede traer más problemas que soluciones. Esto se debe a que quizá ya no podamos actualizar Windows como hasta ahora, o no podremos reinstalarlo si tenemos algún problema grave.

Borrar archivos importantes al limpiar windows

Por otro lado también debemos saber que Windows tiene muchos archivos importantes repartidos por la unidad principal. Entre ellos vemos archivos cruciales del propio sistema, además de las configuraciones de los programas y los ajustes realizados. Al intentar borrar algunos de estos para liberar espacio, Windows no los impedirá, pero no siempre. Existe el riesgo de borrar algo importante si nos ponemos demasiado profundos con la limpieza, lo que dañaría el funcionamiento general del PC.

Para que nos hagamos una idea, debemos evitar borrar archivos de cualquier directorio importante como C:Windows o de System32.

Limpieza de controladores

Otra cosa de extrema importancia en cualquier equipo con Windows, son los controladores o drivers. Estos permiten que el hardware que conectamos funcione correctamente, por lo que mantenerlos actualizados es algo clave. Para ello podemos usar programas de terceros que además nos aseguran eliminar versiones antiguas de estos o no necesarias para ahorrar espacio en disco y limpiar Windows.

Sin embargo esto nos puede aportar más problemas que soluciones, ya que en ocasiones eliminan lo que no deben, o dañan estos controladores. A partir de ahí nos encontraremos con errores en el funcionamiento de ciertos componentes hardware.