Diferentes formas de instalar Windows 11 si tu PC no es compatible

Diferentes formas de instalar Windows 11 si tu PC no es compatible

Rubén Velasco

Windows 11 no es compatible con los mismos equipos que Windows 10, por lo que muchos son los usuarios que se plantean renovar su viejo dispositivo para seguir recibiendo actualizaciones y nuevas funciones. Aunque muchos usuarios piensen en la obsolescencia programa, realmente no es así. La última versión de Windows incluye una serie de mejoras en seguridad (chip TPM) para que Windows sea más seguro que, al final, es lo que queremos todos los usuarios.

Si la seguridad a la hora de navegar por Internet no es importante para nosotros, podemos saltarnos esta limitación e instalar Windows 11 en cualquier equipo, por antiguo que ese sea, aunque el rendimiento dejará mucho que desear. Por tanto, en el caso de que estés pensando en actualizar tu PC a Windows 11, pero tienes problemas de compatibilidad, a continuación, te explicamos cómo solucionarlos.

Unirnos al programa Insider

Durante las betas, todos los usuarios podían unirse al programa Insider, fuera o no compatible el PC, para instalar Windows 11. Sin embargo, cuando el sistema operativo llegó a su versión final, Microsoft eliminó esta posibilidad, dejando que tan solo aquellos con un PC compatible pudieran unirse al programa de desarrollo. Por suerte, hay una forma de saltarse esta limitación.

Lo que debemos hacer es unirnos al programa Insider en Windows 10, concretamente al canal Release Preview. Una vez dentro, reiniciamos el PC y abrimos el editor de registro para ir al apartado HKEY_LOCAL_MACHINE > SOFTWARE > Microsoft > WindowsSelfHost > Applicability. Dentro localizaremos una entrada llamada «BranchName». La abrimos haciendo doble clic y cambiamos su valor por «Dev».

Reiniciamos el ordenador y listo. Ya estaremos dentro del canal Insider Dev. Al buscar nuevas actualizaciones de Windows nos aparecerá el nuevo Windows 11, y podremos actualizar gratis a él.

Otra forma de la que podemos hacer esto es con la herramienta «OfflineInsiderEnroll«, gracias a la cual vamos a poder unirnos al programa Insider incluso sin una Cuenta Microsoft, y sin necesidad de editar el registro.

OfflineInsiderEnroll

Usar una memoria USB parcheada

Si no nos importa actualizar de cero el sistema operativo, lo que podemos hacer es parchear el medio de instalación para que permita instalar el SO en un PC que no cumpla los requisitos. Para ello, lo que tenemos que hacer es descargar Windows 11 en el ordenador, y usar el programa Rufus para crear nuestro USB de instalación.

Al intentar montar la imagen ISO del mencionado Windows 11 con Rufus, podremos ver en pantalla una ventana como la siguiente. Desde ella podremos eliminar los requisitos que queramos: Secure Boot, RAM e incluso el uso de una Cuenta Microsoft. De esta manera, los requisitos no serán un problema y podemos realizar la instalación como si se trata de Windows 10, sin encontrarnos ninguna barrera durante la instalación.

Una de las principales ventajas que nos ofrece esta aplicación gratuita es que la podemos configurar de manera rápida y sencilla desde una única ventana. Además, su interfaz es tan intuitiva que cualquier usuario, incluso los más noveles en estas lides, tendrán la posibilidad de crear memorias USB personalizadas auto arrancables con el sistema operativo de Microsoft.

Rufus 3.19 Beta

Tras arrancar el PC con este USB podremos instalar Windows 11 sin problema. saltándonos todos los requisitos que previamente hayamos establecido durante el proceso de creación del USB de instalación. Si utilizamos la herramienta de instalación de Windows 11, no tendremos la oportunidad de saltarnos estos requisitos.

Con el registro de Windows

También podemos probar este otro método para actualizar de Windows 10 a Windows 11 en un equipo no compatible, aunque sus resultados no siempre funcionan. Para ello accedemos al registro a través del comando regedit que por ejemplo tecleamos en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas. A continuación, nos situamos en la siguiente ruta de este apartado:

HKEY_LOCAL_MACHINE/SYSTEM/Setup/MoSetup

Una vez aquí, en el panel derecho de la ventana en la que nos encontramos abrimos el menú contextual y creamos un nuevo valor de tipo DWORD (32 bits) al que asignamos el nombre de AllowUpgradesWithUnsupportedTPMOrCPU. Para que esto sea efectivo le tenemos que asignar el valor 1 con solo hacer doble clic sobre la nueva entrada.

Reiniciamos el equipo e intentamos actualizar a Windows 11 desde la aplicación de configuración. Eso sí, debemos tener en cuenta que en ocasiones nos podemos encontrar con ciertos errores en el proceso de instalación como tal del nuevo sistema operativo. También debemos tener en consideración que este método es válido si nuestro equipo cuenta con TPM 1.2 en lugar de TPM 2.0.

Descargar una máquina virtual de Windows 11

Windows pone a disposición de cualquier persona que quiera probar Windows 11, una versión ya instalada de la versión más completa, Enterprise, en forma de imagen que tan solo debemos cargar en una aplicación de máquina virtual, ya sea VirtualBox, VMWare y Hyper (la aplicación de máquinas virtuales disponibles en la versión Pro de Windows). Esta es una de las mejores opciones si nuestro equipo no se puede instalar a Windows 11 por un hardware no compatible, pero queremos disfrutar de todas las novedades que se han introducido en la última versión de Windows.

Para poder utilizar esta aplicación, no es necesario tener una cuenta de Microsoft y podemos utilizarla en cualquier otro sistema operativo siempre haciendo uso de Virtualbox o VMWare ya que Hyper solo está disponible en Windows. La imagen para VirtualBox y WMWare la podemos descargar directamente desde los servidores de Microsoft a través del siguiente enlace. Debemos tener en cuenta que se trata un sistema operativo emulado dentro de otro sistema operativo por lo que el número de recursos necesarios para Windows 11 funcione correctamente es algo elevado no siendo recomendable realizar es proceso en equipos con 4 GB de memoria RAM.

2 Comentarios